Cultura

Boleros, tangos y versiones con toques flamencos de Rozalén y Serrat para violín, viola y chelo

El cuarteto de cuerda Costellas Quartet, que viene de versionar a Bjork, estrena su nueva etapa, junto a la cantaora Paqui Benítez, este domingo en el ciclo Carabé del Teatro Villamarta

Cinco mujeres, un solo destino. El cuarteto de cuerdas asentado en Jerez Costellas Quartet —que debe su nombre al gran Elvis Costello— estrena su nueva etapa este próximo domingo en la sesión Carabé del Teatro Villamarta. Acompañadas esta vez por la voz flamenca de la cantaora Paqui Benítez, las cuatro instrumentistas inauguran un periplo que deja atrás sus versiones de Bjork junto a la cantante Merche Corisco.

Es mediodía y el reconocido quinteto femenino está ensayando en la unifamiliar de una de sus integrantes, que abre la puerta a este medio. Suena Ojos Verdes. Verdes como la albahaca / verdes como el trigo verde / y el verde, verde limón. Las componentes saludan y no paran. Es la cuenta atrás para la puesta en escena del próximo domingo, de la que aseguran están muy ilusionadas. “Cuando nos ofrecieron este concierto tan bonito en la cafetería del Teatro Villamarta nos pusimos las pilas”, se sincera a lavozdelsur.es Paquí Benítez, la gran protagonista del quinteto, que da un giro de 180 grados para mirar hacía las raíces.

“Queríamos hacer un programa más de aquí”, dice Sandra Raña, violinista del grupo junto a Belén Lucena. “¿Por qué no este estilo? ¿Pero por qué no, también, Bjork, algo de zambomba u otra cosa más clásica?”, añade sobre la capacidad de adaptación de la banda musical, que ahora camina en busca de habaneras, boleros cubanos, tangos o incluso canciones más contemporáneas, de artistas como Rozalén, Javier Ruibal o Joan Manuel Serrat.

“Hemos tenido diferentes cantantes y hemos pasado del repertorio del cuarteto Brodksy de Elvis Costello que da nombre a nuestro grupo —Costellas— a esto”, recuerda entre risas Marta Pisonero, viola de la agrupación. En aquel momento acompañaba a la voz Pepa Niebla, sucesora de Ángela Solís, la primera vocalista del a banda en 2011. El grupo, que pese a conservar su tradicional cuarteto de cuerdas y sus componentes —todas ellas mujeres—, ha vivido una profunda transformación, caracterizada siempre por el éxito. “Todas somos profesoras de conservatorio y eso influye”, dice Sandra.

“Los arreglos son de los componentes de ese cuarteto, todos están hecho por nosotras”, recalca. Por su parte, Paquí Benítez, que suele actuar en tablaos y espectáculos flamencos, destaca la proyección de esta nueva aventura, de la que se siente orgullosa de formar parte. “Nunca había cantado con cuerda, siempre había acompañado a guitarra. Para mí es nuevo, porque no estoy acostumbrada y creía que iba a ser más complicado, pero estas niñas me lo ponen muy fácil”, ríe. Aun así, se sincera: “Soy más flamenca”.

En exclusiva para lavozdelsur.es, Paqui Benítez y Costellas Quartet deciden ofrecer una de las joyitas que estrenarán este domingo en el coliseo jerezano, la versión más flamenca y más de cuerda de Mi Niña Lola. El violonchelo de Rocío Gómez ameniza esta adaptación, que adopta unos tintes originales en manos del quinteto. “Se nos han ido las cantantes pero Paqui se va a quedar”, bromea Marta, en un ambiente de calidez que va más allá de la propia música. “Paquí es perfecta”, dice tirándole el guante a la cantaora, que se siente como un pez en el agua. “Estamos encantadas”.

Un ensayo previo al concierto del domingo. FOTO: MANU GARCÍA

Paquí Benítez y Costellas Quartet actuarán este próximo domingo en el ciclo Carabé del Teatro Villamarta a las 19:00 horas. Las entradas, ya disponibles, se pueden comprar en las taquillas del coliseo. Para más información, puede consultar la información a través de este enlace.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *