Rosario Jiménez y su hija María José Perea, frente al histórico establecimiento.

Rosario Jiménez, viuda desde el 78 con seis hijos y 'jubilada' a los 88 años por la crisis: "Echo de menos atender"

La confitería Hermanos Perea de la calle Barranco, en el jerezano barrio de San Mateo, cerró sus puertas el día del estado de alarma, uno de los últimos negocios del barrio. Cuando la droga azotó la zona, "nos llevábamos con ellos y nos respetaban. No teníamos miedo", dice María José, hija mayor y alma junto a su madre del negocio toda la vida

Lo más leído