Sociedad

Cádiz tiene 113 símbolos franquistas en sus calles pendientes de ser retirados

El 'Catálogo para la retirada de simbología franquista de la ciudad de Cádiz' recoge más de un centenar de placas, pinturas y esculturas repartidas por la ciudad, que guardan relación con la dictadura

La Comisión de Memoria Democrática ha trabajado durante 14 meses para crear el Catálogo para la retirada de simbología franquista de la ciudad de Cádiz, una guía en la que se han aunado los conocimientos de técnicos municipales y representantes de la sociedad civil gaditana. “Hace cuatro años, cuando iniciamos el anterior mandato, adquirimos un compromiso inequívoco, ineludible e infranqueable con la memoria, la verdad, la justicia y la reparación. Y en el inicio de este mandato tenemos la cosecha del trabajo realizado”, ha apuntado el concejal de Memoria Democrática, Martín Vila, durante la presentación de la publicación realizada en el marco del 83 aniversario del golpe de Estado de 1936, que se cumple este próximo jueves, 18 de julio.

Este catálogo recoge los 113 símbolos franquistas que todavía pueden verse en la ciudad, así como numerosas propuestas para se efectúe su retirada o traslado a otros lugares diferentes a su ubicación actual.

Vila ha explicado que esta publicación se inició el pasado año a través de una Comisión y de una dirección colegiada, y en cuya elaboración no sólo han intervenido técnicos municipales y sociedad civil gaditana, también instituciones como la Universidad de Cádiz a través de un representante, la Federación de Asociaciones de Vecinos, la Plataforma de Memoria Histórica, el Colegio de Arqueólogos, el Colegio de Arquitecto, etcétera. “En definitiva, todos aquellos y aquellas de la sociedad civil gaditana que tenían que opinar en el proceso iniciado por el Ayuntamiento de Cádiz, después de 40 años de la llegada de la democracia y de 83 del golpe de Estado, para la retirada de toda la simbología franquista de la ciudad”.

Antonio Chico, de la Plataforma para la Recuperación de la Memoria Histórica de la Provincia de Cádiz, ha mostrado su satisfacción por la presentación del catálogo pese a que considera que llega “40 años tarde”. También ha lamentado “los 20 años de retraso que hemos tenido con el Gobierno del PP, ya que nos ha resultado imposible a las asociaciones memorialista desarrollar esa labor de retirada de simbología”. Entre los elementos que ya han sido eliminados ha destacado los que lucían en las fachadas de los colegios Campo del Sur y Santa Teresa. “Esperamos que en un breve plazo de tiempo no siga habiendo simbología franquista en la ciudad”, ha concluido.

Por su parte, López Eliso, representante del Colegio de licenciados en Filosofía y Letras, ha resaltado que esta publicación “no es sólo una mera exposición de la simbología franquista, sino que tiene una base científica que puede servir de herramienta a historiadores e investigadores de la época franquista y del posfranquismo”. Ademán, ha declarado que “creemos que ésta es una primera herramienta bastante fundamental para lo que es la Memoria Democrática en la ciudad de Cádiz y que se va a complementar muy bien con los trabajos que el Ayuntamiento está realizando de exhumación de personas fusiladas que se encuentran en las fosas comunes del cementerio de San José”. Para finalizar ha recalcado que “poco a poco iremos conformando todo un corpora que nos explique qué ocurrió a partir de ese fatídico 18 de julio de 1936, y no sólo en esta ciudad, sino en gran parte de la provincia”.

Presentación del catálogo con Antonio Chico, el concejal Martín Vila y José Manuel López Eliso. FOTO: AYTO CÁDIZ

Así, el Catálogo para la retirada de simbología franquista de la ciudad de Cádiz incluye 113 elementos entre placas, pinturas, esculturas, cartelas y una pieza arquitectónica como es el Chalé de Varela, que según recoge la publicación fue construido por “suscripción popular” para regalarle una residencia de verano al militar, aunque realmente fue una recaudación obligatoria, similar a la del Pazo de Meirás.

Con respecto a este inmueble, la propuesta que ha realizado la Comisión para la Retirada de Simbología Franquista es que cuando revierta al municipio se convierta en la Casa de la Memoria, según lo acordado en el punto 2 por la Comisión el 12 de marzo de 2019. “El Catálogo recoge que el Chalé de Varela pueda ser, en un futuro, la pieza de la ciudad que albergue toda la documentación y todo el patrimonio vinculado con la Memoria Histórica, de ahí que se proponga que se destine como Casa de la Memoria”, ha explicado el edil.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *