Provincia

“¿Cómo es posible que el Ayuntamiento de Cádiz se adhiera a unos fanáticos religiosos?”

La vista oral por la demanda de Europa Laica contra la concesión de la medalla de oro de la ciudad de Cádiz a la Virgen del Rosario ha terminado con una trifulca en la que el presidente de esta asociación ha tenido que ser escoltado.

“Yo he salido escoltado por la Guardia Civil porque me estaban abucheando unas cien personas, y el Ayuntamiento de Cádiz se parapeta en estos fanáticos religiosos”. Son las declaraciones de Antonio Gómez, presidente de la asociación Europa Laica, a este medio tras la vista oral del juicio por la concesión de la madalla de oro de la ciudad de Cádiz a la patrona de la ciudad, la Virgen del Rosario. La asociación, que defiende el laicismo y la separación de la Iglesia de las instituciones públicas, interpuso una demanda alegando que los motivos por los que se concedió esta medalla por parte del Ayuntamiento de Cádiz no son válidos y que se refieren a hechos no probables como la intervención de la patrona para interceder por los gaditanos durante las epidemias de peste, la fiebre amarilla o durante el famoso terremoto de 1755.

“Somos una organización de la izquierda social y no llegamos a entender cómo luchar por la laicidad de las instituciones y los derechos humanos universales así como la libertad de conciencia, sea contestado por una entidad civil apoyándose en fanáticos de una cofradía”, sostiene Gómez, que no da crédito ante lo que ha sucedido tanto en el juicio, donde no se le ha dejado por parte de la defensa como después de este.  “Yo lo comparo como cuando en la España negra no se le podía dejar a una mujer llevar una falda corta y se le decía que tenía que llevar una falda larga”, ha añadido.

Por su parte, la defensa ha asegurado que la acusación no presenta pruebas de que la virgen no haya sido la que intercediera y al mismo tiempo que “existe una falta de legitimación activa de la demandante, al tratarse la concesión de la medalla de un acto discrecional, sobre el que la asociación que lo impugna carece de un interés legitimo”. Asimismo ha señalado que “el objeto de la controversia es un acto propio, exclusivo y excluyente del pueblo de Cádiz, que con cerca de 6.000 firmas de sus ciudadanos y otras tantas de sus organizaciones públicas y privadas lo promueven ante su Ayuntamiento, y este lo concede”.

A las puertas del juzgado de instrucción número 2 de Cádiz se han concentrado decenas de gaditanos en apoyo a la patrona de la ciudad, cantando ‘salves’ y entonando gritos de ‘vivas’ hacia la virgen y hacia España. Al término de la vista oral, ha habido una trifulca contra los miembros de Europa Laica que han tenido que salir escoltados por la Guardia Civil. Pensábamos que esto era una oportunidad del gobierno de Podemos en Cádiz, en teoría uno de los ayuntamientos del cambio, para impulsar el laicismo institucional. Sin embargo, todos los argumentos del abogado de la parte contraria eran de la orden religiosa, como la existencia histórica de la virgen en el pasado”, afirma.

El juez ha admitido que la defensa presente pruebas en un plazo de días, a lo que la acusación, Europa Laica, tendrá diez días más para presentar documentación contra estas nuevas pruebas. A partir de entonces el juicio quedará para sentencia.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *