Sociedad

Nace una plataforma de colegios públicos en Jerez para reclamar comedores “dignos y saludables”

Una reunión de la Flampa con una docena de Ampas de centros de la ciudad, fijada previamente a la tormenta de los menús "incomibles" del Gloria Fuertes, concluye con una hoja de ruta que persigue, como objetivo a largo plazo, la autogestión de los comedores escolares

La federación que aglutina a todas las asociaciones de madres y padres de alumnas y alumnos de los centros públicos de Jerez, la Flampa, presidida por Geli Sánchez, se ha reunido este pasado viernes por la tarde en el Centro Social Blas Infante ante la alarma generada por las quejas de parte de la comunidad educativa por los menús “incomibles” que vienen sirviéndose en los diferentes colegios públicos de la ciudad por parte de la concesionaria Aramark. La voz de alerta la daba esta semana la filtración de un informe, que adelantó lavozdelsur.es, con las conclusiones de una cata semanal protagonizada por el equipo directivo del CEIP Gloria Fuertes, donde dejaba meridianamente claro que la comida que se sirve es “de mala calidad” y “mal cocinada”. A partir de esta denuncia, las Ampas se han organizado y han decidido constituir una Plataforma por unos Comedores Dignos y Saludables, orientada sobre todo a la autogestión de las cocinas en los propios centros.

La reunión ha estado protagonizada por la directiva de la Flampa Jerez y las Ampas de los colegios Luis Vives, La Unión, Torresoto, Gloria Fuertes, El Retiro, Nuestra Señora de La Paz, San José Obrero, Blas Infante, Manuel de Falla, Isabel la Católica, Ciudad de Jerez, y Las Granjas, disculpando su asistencia las Ampas de otros centros como el Antonio Machado, Pío XII, Federico Mayo, Pablo Picasso y Poeta Carlos Álvarez. En todos estos colegios sirven los menús de sus comedores escolares la concesionaria Aramark, tras resultar adjudicataria por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, responsable en última instancia de la calidad y los controles en el servicio.

Desde la Flampa, en un comunicado, han querido dejar claro, a todo esto, que “llevamos organizándonos por este tema durante un mes. Han sido muchas las quejas recibidas por parte de la comunidad educativa, si bien el caso ha estallado a raíz de la publicación de un informe que se hizo viral. Tal ha sido la tormenta desatada que el popular chef Alberto Chicote acudió al CEIP San José Obrero a grabar su programa ¿Te lo vas a comer? y hasta la propia alcaldesa, Mamen Sánchez, comió esta semana en uno de los comedores escolares de la ciudad.

En el transcurso de la reunión cada asociación expuso la situación en que se encuentra su comedor, coincidiendo en la mayoría de todos ellos las mismas quejas ante la “deficiencia de la calidad/cantidad de la comida”. “En todo momento se ha resaltado la gran labor que lleva a cabo el personal de los comedores, y hemos querido dejar claro que ese personal no es responsable de las deficiencias encontradas. De hecho, sabemos que los monitores y monitoras son insuficientes, y con condiciones laborales precarias“.

En el centro de la imagen, Geli Sánchez, presidenta de la Flampa. FOTO: MANU GARCÍA

En este contexto, la plataforma, a la que están invitados todos los centros que lo deseen, tiene como objetivos a largo plazo: “Conseguir que se permita que los centros que lo soliciten gestionen por sí mismos los comedores, en lugar de prestarse el servicio a través de empresas de catering. El error parte de haberse ido externalizando este servicio, privatizándose, dándose, cada vez, una mayor concentración del sector. Las contrataciones se realizan a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación; los contratos se dividen en varios lotes en los que se incluyen diversos colegios; se permite que una empresa opte a varios lotes, lo que facilita la entrada de grandes empresas y multinacionales del catering”. Por ello, han reclamado, “queremos cocina en los colegios”. No obstante, y mientras esto no se consigue, “queremos que se adopten medidas en las licitaciones para que asociaciones cooperativas y otras empresas de economía social y local puedan acceder a prestar el servicio”.

A partir de lo anterior, a corto y medio plazo, se persigue: “Solicitar a la empresa certificadora como catering ecológico el procedimiento detallado de control y certificación efectuado a la empresa; solicitar a la empresa certificadora como catering ecológico que realice visitas inopinadas y aleatorias a la empresa para asegurar el correcto funcionamiento de la misma; trabajar en el pliego de prescripciones técnicas del próximo concurso a fin de que se prime de forma preponderante la calidad global  de ingredientes y elaboraciones; exigir que hayan mecanismos de control en los comedores; estudiaremos la posibilidad de realizar una auditoria externa del servicio; vamos a iniciar una recogida de firmas para recabar apoyos de la ciudadanía; solicitaremos reunión con el Defensor del Pueblo andaluz; elevaremos una queja; solicitaremos reunión con la Delegación de Educación y la Agencia Publica (responsables de la marcha óptima de los comedores); y una reunión con responsables de Aramark”.

Del mismo modo, han anunciado, “nos coordinaremos con otras plataformas que existen a nivel andaluz con los mismos objetivos”. “Empezamos una hoja de ruta, un trabajo que nos ilusiona, porque queremos otros comedores diferentes“, han zanjado en el comunicado remitido a los medios tras la reunión, que se ha prolongado durante varias horas.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *