Vida

La ‘playita’ de Zahara, un oasis en mitad de la Sierra

El Área Recreativa de Arroyomolinos acoge a miles de visitantes desde que, a principios de los 90, abrió esta piscina artificial con agua del Guadalete en pleno Parque Natural de la Sierra de Grazalema

Una estrecha carretera, concretamente la CA-2300, que bordea el embalse de Zahara, conduce hasta uno de los aparcamientos que rodean un espacio de más de 60.000 metros cuadrados, una especie de oasis en mitad de la Sierra de Cádiz, en pleno Parque Natural de la Sierra de Grazalema. Se llama oficialmente Área Recreativa de Arroyomolinos, pero se conoce coloquialmente como la ‘playita’ de Zahara. Nadie sabe a ciencia cierta —o mejor dicho, nadie se acuerda— de quien fue la idea de crear una piscina artificial, con agua procedente del Arromolinos, cercano al embalse de Zahara-El Gastor y rodeado de montañas y paisajes repletos de olivares. Pero acertó de lleno. Desde mediados de los años 90 del siglo pasado, cuando se creó, no ha parado de aumentar en número de visitantes.

La estampa, para quien la ve por primera vez, es sorprendente. Cuesta imaginar que, en mitad de la Sierra, exista un lugar para el baño y disfrute más propio de las poblaciones de la costa. La ‘playita’ propiamente dicha está dividida en varias zonas, delimitadas con boyas, para indicar la profundidad del agua, que suele estar fría, ya que procede de un recodo del río y se va rellenando periódicamente. No da tiempo a que se caliente, pero tampoco importa mucho a los miles de visitantes que se desplazan hasta las inmediaciones de Zahara para disfrutar de estas instalaciones. La cifra roza las 100.000 personas en un verano “fuerte”. Cuando sopla el Levante en la costa, por ejemplo, se convierte en opción prioritaria para espantar el calor.

Vista aérea de la ‘playita’ de Zahara. FOTO: JUAN CARLOS TORO

Almudena es la primera vez que visita la ‘playita’. Su pareja, Alberto, la conocía gracias a unos amigos suyos que ya han estado en otras ocasiones, y han decidido probar. A sus padres también les pareció buena idea y, los cuatro, llenaron la nevera de comida —“tortilla y picadillo, cositas sanas”— y bebida en dirección a Zahara desde Jerez. “Teníamos ganas de venir”, confiesa Almudena, que destaca que aquí “se respira naturaleza”. El agua, dice, “está fresquita”, pero “para la circulación va muy bien”, añade entre risas.

Rafael también es la primera vez que viene. Fue su hijo quien le recomendó que visitara la ‘playita’ y, junto a su mujer y unos amigos, se terminó decidiendo, ya que están pasando unos días de vacaciones en una población cercana. “Es muy tranquilo”, comenta, al tiempo que agrega que “no me esperaba encontrarme este recodo de agua en la Sierra”. Su mujer, Isabel, más conocida como Beli, comenta que han pagado la novatada y no han traído comida, por lo que almorzarán en el restaurante que hay en las instalaciones. “Nos han faltado la tortilla de patatas, los pimientos fritos y los filetes empanados”. “Pero repetiremos… y ya vendremos preparados”, señala.

La ‘playita’ de Zahara, además, genera empleo en el municipio, ya que gracias a ella se contratan socorristas y camareras para el restaurante y el chiringuito que alberga en su interior. Juan Pedro Garrido, vecino del pueblo, tiene 23 años y es el primer verano que trabaja aquí como socorrista. “En junio empezaron cuatro personas y ahora somos diez”, relata, ya que la ‘playita’ abre a mediados de junio pero el mes con más visitas es agosto. A él, que estudia, le sirve para ingresar un dinero extra que le permite costearse la universidad.

Unos bañistas se dan un chapuzón en la ‘playita’ de Zahara. FOTO: JUAN CARLOS TORO

En total, genera una veintena de empleos de los que se benefician vecinos de Zahara. Por eso su alcalde, Santiago Galván, no duda en calificar a las instalaciones como “el pulmón económico” del municipio. “Es el paraíso perfecto para venir a remojarse”, señala Galván, quien apunta que desde el Ayuntamiento se está trabajando para conseguir la Q de Calidad Turística. “Puede ser una de las primeras playas de interior de España que tenga esta certificación, por lo que será un plus añadido”.

La ‘playita’, mientras tanto, sigue recibiendo a miles de personas —superando el millar algunos fines de semana—, que se dan un baño, pasan el día entre familia o amigos, o aprovechan para lanzarse por la tirolina que sobrevuela la zona de ‘playita o para cruzar el bosque suspendido que hay en las instalaciones. Además, también es el escenario de un festival, el Sierra Sur Ecofestival, al que le puede salir un hermano próximamente, ya que la intención del Ayuntamiento de Zahara es aumentar la oferta lúdica en esta área recreativa con otro festival que, previsiblemente, se celebrará en los meses de primavera.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *