Provincia

La Junta asegura que no había quejas ni denuncias previas sobre el centro de menores en Cádiz

La Junta abre una investigación interna tras la detención de tres trabajadoras por engañar a menores extranjeros no acompañados para enviarlos a otra provincia sin sustento

La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, ha abierto una investigación interna para analizar lo ocurrido en un centro de protección de menores de la provincia de Cádiz, después de que la directora y dos trabajadoras estén siendo investigadas por la policía por enviar engañados a menores extranjeros, que estaban a su cargo, desde Cádiz a Sevilla sin procurarles medios de subsistencia.

La Administración autonómica ha resaltado que en este asunto la prioridad es el bienestar de los menores, por lo que ha pedido responsabilidad y cautela hasta que se aclare lo sucedido. Igualmente, ha solicitado toda la información a la entidad Hogar El Molinillo, responsable de la gestión del centro. Hogar El Molinillo gestiona parte de las 1.200 plazas que la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación sacó a licitación en abril para atender la llegada de los menores extranjeros.

A través de una nota, la Junta de Andalucía ha insistido en que es la primera interesada en aclarar lo sucedido y, para ello, se pone a disposición de la administración judicial y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Además, desde la Delegación Territorial de de Cádiz se ha actuado “con diligencia” y se ha incrementado el seguimiento a este centro. “A la Delegación de Cádiz no había llegado ninguna queja o denuncia previa en relación a este centro“, han resaltado

La Junta de Andalucía ha asegurado que la asistencia a los menores extranjeros no acompañados está “más que garantizada” y en este año se ha desarrollado una racionalización de los recursos que ha permitido “una mejor atención a los menores que han llegado a las costas andaluzas”.

El número de menores extranjeros no acompañados que han pasado por el Sistema de Protección de Menores de la Junta de Andalucía en el primer semestre de 2019 se ha incrementado un 31% respecto al mismo periodo del año anterior. En concreto, hasta 4.369 niños, niñas y adolescentes han pasado por este sistema frente a los 3.335 que lo hicieron en 2018. En este primer semestre, un total de 2.029 MENAs han ingresado en algún recurso de protección de menores, un 41% más que en el mismo periodo de 2018.

Actualmente, el Sistema de Protección de Menores de la Junta de Andalucía cuenta con una red de recursos residenciales, tanto para menores extranjeros como para nacionales, de 2.359 plazas. De ellas, 1.927 están gestionadas por entidades colaboradoras y 432 directamente por la Junta. Estas plazas se distribuyen por toda la comunidad autónoma y en estos centros se desarrollan distintas modalidades de programas: residencial básico, primera acogida, discapacidad o inserción sociolaboral.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Un comentario

  1. La Junta de Andalucía miente descaradamente. El 19 de diciembre de 2018 tuvimos una reunión con Antonio Molina Facio (Jefe de Servicio de Protección de Menores), conjuntamente entre la Red Dimbali y la APDH-A, y denunciamos numerosas irregularidades sobre este centro.

    A esto se añaden vídeos – denuncia, notas de prensa, quejas ante el Defensor del Pueblo Andaluz y hasta denuncias en los Juzgados (que se están investigando) y ante el Fiscal de Menores en Cádiz. No hablamos del hecho en particular que ha motivado la detención de las trabajadoras, que desconocíamos, sino de situaciones similares de vulneración de derechos y de trato indigno. La Junta ha permitido totalmente las barbaridades que ha cometido la Directora del centro, y no ha hecho nada para evitarlo, al contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *