Tres funcionarios heridos en Puerto III tras recibir puñetazos, patadas y un mordisco de un interno

El preso se abalanzó sobre los trabajadores cuando era trasladado a la enfermería

Interior suspende los permisos en las cárceles.
Interior suspende los permisos en las cárceles.

Este martes, 13 de julio, tres funcionarios de prisiones de la cárcel de Puerto III han sido agredidos por un interno. Sobre las 22:00 horas, trabajadores del módulo 6 fueron alertados por el intérfono de que un preso, de unos 25 años y complexión delgada pero muy fibroso, se encontraba mal. Cuando se personaron en la celda, encontraron al recluso tirado en el suelo, siendo auxiliado por el compañero de celda, por lo que se avisa a los servicios médicos y se procede a su traslado a la enfermería.

Durante el trayecto, el interno, de forma sorpresiva, se abalanza sobre los tres funcionarios que lo custodiaban, dando puñetazos, patadas y un mordisco a uno de ellos en la mano. Al parecer, el preso simuló estar enfermo o atravesó por un estado de intoxicación por sustancias estupefacientes que le llevó a ponerse tan agresivo. En el suceso es necesario la ayuda de más funcionarios de otros departamentos para reducir al interno y conducirlo por orden del jefe de servicios al módulo de aislamiento.

Un funcionario, tras el incidente, ha sido dado de baja por diversos golpes, con un esguince de primer grado en el tobillo y las gafas rotas. Otro de los trabajadores recibió golpes y magulladuras al caer al suelo, y el tercero recibió un mordisco y algún golpe en el cuerpo, aunque no ha querido coger la baja médica, pero deberá someterse al protocolo de enfermedades infectocontagiosas.

"No sabemos cuales eran sus verdaderas intenciones, pero una vez más los funcionarios de prisiones nos vemos expuestos a agresiones y situaciones de enorme riesgo para nuestra integridad, sin la formacion adecuada, porque para el ministro Fernando Grande-Marlaska y la secretaría general los débiles son los internos", apuntan desde la asociación Tu Abandono Me Puede Matar. "La carencia de medios como el uso de una táser habría reducido el incidente y las consecuencias, el falso buenismo nos conduce hacia una desgracia irreparable lamentablemente", se queja.

"Todo ello con el colaboracionismo de los Sindicatos CSIF y UGT (dónde está integrada la extinta Acaip). En este centro los sindicalistas de estas formaciones consiguieron expulsar de una importante reunión del comité de Salud y Seguridad a un delegado de Junta Personal de nuestra asociación porque seguían las indicaciones de sus cúpulas sindicales, y les importa más mantener sus privilegios y su puesto en el sindicato que defender a los trabajadores y escuchar las propuestas de TAMPM, organización mayoritaria en el Centro Penitenciario de Puerto 3", agrega.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído