Sociedad

Sangre fría para desabrochar cinturones y salvar la vida de sus hijos: “Gracias a Dios estamos bien”

La furgoneta de Pedro Peña salió ardiendo con su esposa y sus tres hijos dentro la tarde de este martes en la avenida Puerta del Sur de Jerez: "En momentos así no puedes quedarte quieto, tienes que reaccionar... no me quiero imaginar si les hubiera pasado algo"

El jerezano Pedro Peña sigue conmocionado. Aún no han pasado 24 horas del que es probablemente el mayor susto de su vida. “Afortunadamente no nos ha sucedido nada, y todos los daños son materiales”, declara a lavozdelsur.es poco después de haber acudido a comprobar las condiciones de su seguro. La tarde de este martes su furgoneta Mercedes Vito salía repentinamente ardiendo cuando él la conducía acompañado de su esposa y sus tres hijos. “El vehículo tiene todos los papeles en regla y pasó la ITV sin problemas, es inexplicable”.

Pedro se dirigía junto a su familia a hacer unas compras en el conocido supermercado Hiper Chino de la zona sur de Jerez cuando escuchó un ruido fuerte, como si se tratara de un estruendo. Al bajar del coche y abrir su capó, una chispa y una gran columna de fuego le precipitó prácticamente hacia atrás. En cuestión de segundos, todo se llenó de “blanco”. “Mi mujer se bajó del coche como pudo, aunque estaba totalmente en estado de shock“, reconoce. Él inmediatamente corrió hacia la parte trasera del vehículo para desalojar a sus hijos: una niña de 8 años, un niño de 6 y un pequeño de un año y medio. “Desabroché los cinturones de los asientos lo más rápido que pude; el del pequeño, con la sillita, era muy difícil y no podía… su zapatito se quedó dentro”, explica a este medio.

Para ello, Pedro no dudó un momento en que esa era su responsabilidad y que para ello tenía que reaccionar en el mínimo tiempo posible con la máxima eficiencia: “En esos momentos hay que tener sangre fría, yo la tuve y la he tenido en otras situaciones similares, no puedes quedarte quieto… tienes que reaccionar”, dice a lavozdelsur.es emocionado. “No me quiero imaginar si les hubiera pasado algo a ellos… gracias a Dios estamos todos bien“, añade.

El coche de Pedro Peña y su familia, tras el incendio fortuito.

El padre de familia que pese al susto reconoce estar algo más tranquilo que ayer, hoy ha recibido una buena noticia: el seguro de coche le proporcionará un vehículo de sustitución tras el incidente que ha dejado totalmente calcinado su furgoneta. “Nos costó mucho trabajo hacernos con ella”, dice sobre ella, lamentando su situación económica actual, que no le va a permitir probablemente encontrar otro coche a menos que el seguro finalmente se encargue de reponerlo o de compensarle económicamente. “Tanto mi mujer como yo estamos en paro”, cuenta.

Pedro reconoce que no fue fácil reaccionar al incidente, ya que marcó en varias ocasiones el 092 y el 091, sin poder encontrar nadie al otro lado. Fruto de los nervios, no hizo lo propio con el número de emergencias, el 112, y se precipitó a buscar ayuda, parando y solicitándosela al conductor de una grúa en las inmediaciones del lugar del suceso. Este consiguió llamar a los bomberos del Parque de Jerez, que acudieron en unos minutos a sofocar las llamas.

Detalle de la furgoneta tras el incidente.

Sobre las causas del incendio, aún desconocidas, lo único que sospecha Pedro es que pueda haber sido por un “inyector”, según le han comentado en el propio seguro, desde donde ya trabaja un perito para establecer las causas y cuantificar los daños. El incidente escandalizó a los que lo presenciaron en el día de ayer, que no explicaban cómo había sucedido algo así. Aun con ello, lo más importante, el hecho de estar sanos y salvo, se ha conseguido gracias a la gesta de Pedro, que no le tembló el pulso a la hora de salvar a sus pequeños.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *