Sociedad

“El sector de la construcción naval crece a base de precariedad absoluta”

La Confluencia Sindical de la Bahía de Cádiz da a conocer el resultado de la investigación de Inspección de Trabajo durante la reparación del buque Carnival Triumph: "Trabajamos doce horas sin descanso"

El 12 de marzo llegó al astillero de Navantia Cádiz el buque Carnival Triumph, que tras 40 días de trabajo intenso y remodelaciones fue rebautizado como Carnival Sunrise, después de una inversión de 180 millones de euros. La empresa Blue Parrot, encargada de los trabajos de reparación, contrató entre 600 y 700 trabajadores de la provincia, que realizaron jornadas maratonianas de 12 horas, sin apenas descanso, durante siete días a la semana y por un sueldo inferior al establecido por el convenio del metal, algo que denunciaron los sindicatos en su momento, llegando a organizar movilizaciones.

“El sector de la construcción naval crece a base de precariedad absoluta, es vergonzoso, todas las Administraciones se preocupan de propiciar el desarrollo económico de estas actividades pero miran para otro lado a la hora de garantizar que se desarrollen con respeto a los derechos de los trabajadores”, expresa Pepe Martínez, de Autonomía Obrera, una de las organizaciones que componen la Confluencia Sindical de la Bahía de Cádiz, durante una rueda de prensa ofrecida en la Asociación de la Prensa de Cádiz.

Una denuncia interpuesta por la Coordinadora del Metal ante la Inspección de Trabajo confirma, según los trabajadores, “que Blue Parrot mintió” cuando decía que las críticas vertidas contra la empresa eran “falsas“. “La Inspección de Trabajo constata que existieron una importante cantidad de deficiencias”, señalan desde la Confluencia Sindical de la Bahía de Cádiz. Unos 50 empleados, a título personal, también han denunciado a la empresa y le han reclamado cantidades que oscilan entre los 2.000 y los 4.000 euros, sumando un total que ronda los 150.000 euros.

El organismo dependiente del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social “califica como grave la transgresión de las normas y límites legales o pactados en materia de jornada, de trabajo por turnos, horas extraordinarias, horas complementarias, descansos, vacaciones, permisos, registro de la jornada y en general el tiempo de trabajo”, apuntan desde la Confluencia Sindical. Durante los 40 días que el Carnival Triumph estuvo atracado en Cádiz, los trabajadores del Metal sufrieron condiciones inhumanas: “Trabajábamos doce horas sin descanso, siete días a la semana, con escasa seguridad…”, recuerda Pepe Martínez.

Durante ese periodo “hubo incendios en el buque y la asistencia de trabajadores accidentados al Hospital Puerta del Mar era prácticamente constante”, señala el representante de Autonomía Obrera. “Lo denunciamos en su momento la respuesta de Blue Parrot fue que era mentira, que era una campaña de difamación”. El director general de la compañía, Juan Sancho Ovejero, señaló en declaraciones a Viva Cádiz que las críticas buscaban “desprestigiar” a la empresa y que estaba “tranquilo porque todo es mentira, como ya desmontaré una vez que termine el trabajo”.

La Inspección de Trabajo no tiene competencias para subir a buques con bandera extranjera, por lo que la Confluencia Sindical de la Bahía requirió a Capitanía Marítima de Cádiz que ejerciera su derecho e inspeccionara el buque. “Nos contestaron que el concepto de trabajador del mar no abarca a los trabajadores que estaban faenando en el Carnival Triumph”, explica Martínez, quien asegura que el “convenio de 2006 sobre trabajadores del mar recoge que se aplica a cualquier persona que esté empleada en cualquier puerto”. En su opinión, “es perfectamente aplicable a todos los trabajadores que se encuentran a bordo del Carnival”.

“En la Bahía de Cádiz se están generando centros de trabajo donde no existe ninguna autoridad, ni administrativa, ni portuaria, que pueda garantizar el cumplimiento de las normas. Nadie que garantice que el trabajo se realiza en condiciones de seguridad suficientes para garantizar la salud y la vida de los trabajadores”, apunta Pepe Martínez, algo que para estas organizaciones sindicales “es muy grave”.

En la zona hay “miles de trabajadores currando en condiciones lamentables y ninguna autoridad lo supervisa, miles de trabajadores que se juegan la vida sin que nadie mueva ni un solo dedo”, censura Martínez. La Confluencia Sindical de la Bahía de Cádiz, ante esta situación, ha convocado una movilización para el próximo 26 de octubre, a partir de las 11:00 horas, en la plaza del Palillero de Cádiz.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *