Opinión

Tres chicos africanos en la calle, después de ser considerados arbitrariamente “mayores de edad”

En la noche del 21 de Febrero tres chicos africanos (uno de Liberia, otro de Costa de Marfil y otro senegalés) fueron “invitados” a salir del Centro de Protección de Menores de Emergencia ANIDE 9 (sito en la calle Ávila, Jerez), hacia las 22 horas de la noche. Los chicos pidieron amparo a la Red de Acogida de Inmigrantes de Jerez, que los ha alojado provisionalmente en la biblioteca del sindicato CNT.

En el día anterior, 20 de Febrero, se personaron agentes de Policía Nacional en el centro de la calle Ávila, para llevarse a los tres chicos a Comisaría. Una vez allí, se les entregó una notificación de Fiscalía donde se les declaraba mayores de edad (después de haberles hecho pruebas oseométricas hace unas semanas), y se les retuvo varias horas en los calabozos. Se les entregó un Acuerdo de inicio de procedimiento de Expulsión, que firmaron sin entender lo que firmaban, y sin que hubiese llegado aún la traductora. La forma de proceder de la Policía Nacional para comunicar un decreto de Fiscalía acerca de mayoría de edad es totalmente irregular e inédita.

Los tres chicos africanos.

Tras volver al centro de ANIDE, la directora (al día siguiente) les apremió a marcharse, siguiendo órdenes de la Junta, sin asegurarse previamente si podían alojarse en algún lugar. Uno de los chicos, de Liberia (procedente del Open Arms) es solicitante de Asilo.
Queremos denunciar que las pruebas de determinación de edad, oseométricas, ordenadas por la Junta de Andalucía, están muy cuestionadas por su amplio margen de error, pues instituciones como el Defensor del Menor en Andalucía las considera poco rigurosas.

Lamentamos que nuevamente nos veamos obligados/as a denunciar las malas prácticas y el trato indigno y poco cuidadoso que la Junta de Andalucía da a sus menores tutelados, lo que nos lleva a concluir que se está dando una situación de maltrato institucional a los menores extranjeros

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *