Letras puras

La derecha no es tonta, el antihéroe De Lezo y la humilde maestría del relato en Villoro

Tres platos literarios para degustar la semana que viene: un ensayo de Corey Robin sobre 'La mente reaccionaria', una novela histórica sobre el controvertido almirante guipuzcoano, y dos relatos del mexicano en el reestreno de Menoscuarto

‘La mente reaccionaria. El conservadurismo desde Edmund Burke hasta Donald Trump’. Corey Robin (CapitánSwing, 2019). 21 euros.

Los conservadores no son idiotas. El que crea que Donald Trump lo es, probablemente se equivoca de plano. Bajo esa premisa inicial, un golpe bajo para muchas creencias esterotipadas o propias de eso que llaman la superioridad moral-intelectual de la izquierda, Corey Robin aborda en tres partes un tratado del conservadurismo desde los viejos regímenes europeos hasta la realidad norteamericana, país de origen de este profesor de Ciencias Políticas en el Brooklyn College y en el CUNY Graduate Center.

En la primera versión de La mente reaccionaria, The New Yorker lo calificó como “el libro que predijo a Trump”. Como Hilton, que construyó su emporio hotelero asegurando que “la riqueza heredada destruye el verdadero carácter y motivación”, piensa en una especie de marco socioeconómico donde manda el más fuerte y el que mejor se adapta. Un darwinismo antisocial que es pura competición sin frenos.

Corey Robin, expone la reseña editorial, analiza el asunto desde sus raíces, en la reacción contra la Revolución francesa. “Argumenta que el derecho fue inspirado, y todavía está unido, por su hostilidad para emancipar las órdenes inferiores. Algunos conservadores avalan el libre mercado, otros se oponen a ello. Algunos critican al Estado, otros lo celebran”.

“Detrás de estas diferencias está el impulso de defender el poder y el privilegio contra movimientos que exigen libertad e igualdad, al mismo tiempo que hacen llamamientos populistas a las masas”. A pesar de su oposición a estos movimientos, la derecha “favorece una concepción dinámica de la política y la sociedad, que involucra a menudo la autotransformación, la violencia y la guerra”.

‘El héroe del Caribe. La última batalla de Blas de Lezo’. Juan Pérez-Foncea (Almuzara, 2019). 19 euros.

La controvertida figura de Blas de Lezo protagoniza en foros sociales de internet aguerridas discusiones sobre el valor real de las hazañas del almirante guipuzcoano manco, tuerto y cojo por la patria, un anticipo del caricaturesco Millán Astray que muestra Mientras dure la guerrala equilibrada y poco maniquea obra de Amenábar.

Pero antes que perderse en debates poco edificantes que juzgan sumariamente el pasado bajo el contexto y los clichés de la época, bajo las sempiternas trincheras y los bandos, mejor adentrarse en el personaje de la mano de Juan Pérez-Foncea, un abogado y escritor donostiarra que se mueve como pez en el agua en la narración histórica y que ahora centra el foco sobre las andanzas del marino.

“Pese a ser la suya la victoria militar más importante en los cuatro siglos de presencia española en América, Blas de Lezo fue menospreciado por la Corte, y sólo muy recientemente comienza a reivindicarse su memoria a nivel popular”, recoge la sinopsis de una novela que muestra la batalla final de De Lezo en la que, con solo seis navíos a su disposición (tres mil hombres contra treinta mil), lograría salvar a su país del mayor desembarco conocido hasta entonces, solo superado por el de Normandía, doscientos años después.

‘Dos amores perdidos’. Juan Villoro. (Menoscuarto, 2019). 14,9 euros.

Una de las voces más destacadas de la literatura latinoamericana contemporánea, el escritor y periodista mexicano Juan Villoro acaba de publicar en Menoscuarto, que abre una nueva etapa con una colección única de narrativa, Dos amores perdidos. Dice Villoro, que considera que el periodismo es “literatura bajo presión”, en el prólogo que ha “reunido en este libro dos historias sobre la forma en que el afecto y la memoria recuperan amores que ya no pueden suceder en el mundo de los hechos y encuentran una supervivencia en las palabras”.

Galardonado con el Herralde de novela en 2004 y con el Liber 2019 por su obra como cuentista, cronista, dramaturgo y poeta, Villoro fue galardonado en julio pasado por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) por su capacidad para abarcar “diferentes géneros”, como la novela, el cuento, el ensayo, el teatro o el artículo periodístico, y su “dignificación del uso del lenguaje en la prensa”. Aquí dos muestras breves pero contundentes de la humilde maestría panhispánica del mexicano.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *