El Museo Flamenco de Andalucía en Jerez, otro castillo en el aire

Publicidad

El Museo Flamenco de Andalucía en Jerez, otro castillo en el aire

La comisión de Cultura del Parlamento aprueba por unanimidad, a propuesta del PP, "definir y hacer público el alcance real de las actuaciones previstas", casi un año después de suscribirse un protocolo entre Junta y Ayuntamiento que sigue siendo papel mojado.

16-03-2018 / 11:02 h.

La Junta de Andalucía solo tiene claro a día de hoy que Jerez debe ser la sede del futuro Museo Flamenco de Andalucía. No es poco, aunque tampoco es mucho si se tiene en cuenta que es algo que viene prometiendo desde hace más de una década. A día de hoy no hay certezas de cómo será y cómo arrancará el proyecto, y ni mucho menos, de cuándo será una realidad. Así lo ha reconocido el Gobierno de Susana Díaz esta semana, implícitamente, en la comisión de Cultura del Parlamento andaluz, en la que se ha aprobado por unanimidad una proposición no de ley (PNL) registrada por el PP —en septiembre del año pasado— para “definir y hacer público el alcance real de las actuaciones previstas y proyectadas” para dicho contenedor cultural en el entorno de la plaza Belén, “evitando generalidades y concretando el presupuesto total, así como las instalaciones y el contenido previsto”.

En paralelo, en la misma comisión también se ha instado a la Consejería de Cultura a que recule ante su decisión de vaciar el Palacio de Pemartín como sede del Centro Andaluz de Documentación del Flamenco (CADF) para trasladar el mayor fondo documental sobre este arte, declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, al Zoco de Artesanos. Un edificio, como es sabido, que formaría parte de los inmuebles que compondrían el futuro Museo Flamenco de Andalucía, junto a la Nave del Aceite y otras ocho fincas mitad públicas, mitad privadas —requieren de expropiación forzosa—.

En mayo del año pasado, Junta y Ayuntamiento suscribieron un protocolo de actuación; posteriormente, en julio, crearon un comité de expertos para abordar el contenido del museo —con un borrador previo que era un auténtico dislate—; y se reservaron 575.000 euros de un presupuesto total de 2,5 millones con cargo a la ITI para redactar el proyecto museístico. Por ahora, no solo no se ha hecho nada, sino que todo sigue en el aire. “Existe ahora un protocolo general de colaboración, pero no consta un convenio específico que desarrolle medidas concretas de este protocolo, es lo primero que habría que hacer; hay que tener un proyecto mucho más sólido, serio y que haga justicia a la realidad del flamenco en nuestra tierra y a su peso en nuestra historia”, ha resaltado la parlamentaria andaluza de Podemos, Lucía Ayala, en la referida comisión de Cultura. Aparte de ese primer punto de la PNL cursada por el PP, también se ha aprobado por unanimidad otro punto, el referido a la necesidad de dar participación a los profesionales del flamenco y a los agentes sociales del flamenco en Jerez “para definir el alcance de esta importante actuación”.

Antonio Saldaña, en su condición de parlamentario andaluz y ponente de la propuesta, ha emplazado a los presentes en la comisión a que conozcan el Zoco de Artesanos para que vean que “puede estar muy bien como un anexo, pero no como un espacio emblemático para el flamenco, ni para trasladar el CADF; directamente es que todos sus fondos allí no caben”. Del mismo modo, ha pedido que no se desaloje a la peña La Buena Gente de la Nave del Aceite, donde “están haciendo mucho por el flamenco”, para montar allí el Espacio Lola Flores, “que tiene sitio en San Miguel, en su barrio”, y ha recordado que de los 45 millones consignados para la fallida Ciudad del Flamenco, hoy enterrada en un proyecto de reordenación urbanística del solar que iba a ocupar, se ha pasado a un presupuesto de 2,5 millones para un museo, apenas un 5% de lo que iba a representar el gran proyecto flamenco de las administraciones públicas en la ciudad.

De 45 millones de inversión en la Ciudad del Flamenco, la ciudad recibirá apenas 2,5 para un futuro contenedor cultural por definir

En todo caso, Saldaña, alcaldable del PP en Jerez en 2019, ha querido lanzar un mensaje conciliador para acercar posturas y desatascar al fin esta iniciativa pública: "Lo importante es que se hable del flamenco, que se hable de este proyecto, y que se hable de Jerez; y que todo el mundo esté de acuerdo en que, de una manera o de otra, hay que hacer algo grande en Jerez vinculado con el flamenco porque el flamenco y Jerez se lo merecen y eso generará riqueza y empleo y ayudará a que nuestra cultura siga traspasando fronteras”.

Por su parte, la encargada de defender la postura del Gobierno de la Junta ha sido la parlamentaria gaditana por el PSOE Araceli Maese, quien ha advertido que “la planificación presupuestaria futura dependerá de la licitación del proyecto y de la obra. Nos vamos a posicionar a favor de este punto porque ya se está haciendo público el alcance de cada actuación prevista y entendemos que se irán concretando a medida que se vaya avanzado en los pasos a dar”. “Ahora queda la cesión por parte del Ayuntamiento del solar a la Junta y la licitación del proyecto y luego de la obra, en un cálculo de seis meses, y su realización”, ha añadido, dejando claro, a la vista de los informes de Urbanismo y del bloqueo que sufre el proyecto, que nadie tiene muy bien claro cómo y cuándo se va a poner en marcha.

Fuentes municipales consultadas por lavozdelsur.es entienden que la Junta de Andalucía no está explicando bien este proyecto en la ciudad y, ni mucho menos, las motivaciones que les ha llevado a decidir de forma uniltateral desahuciar al CADF del Palacio de Pemartín con el objetivo de trasladarlo a un equipamiento municipal mucho más pequeño, mucho menos vistoso y que, a día de hoy, tiene humedades y termitas. En contraposición, ha lamentado Saldaña, como un nuevo "agravio comparativo" a Jerez, el pasado 12 de septiembre el Consejo de Gobierno de la Junta aprobó "autorizar a la Consejería de Cultura la concesión de una subvención excepcional instrumentada mediante convenio de colaboración, al Ayuntamiento de San Fernando, para la creación del Centro de Interpretación Camarón de la Isla por un importe de 3,5 millones de euros". Esto choca con la "indefinición y falta de compromiso presupuestario con el anunciado Museo Flamenco de Andalucía, donde se rebajan las pretensiones de Jerez en relación a las infraestructuras previamente proyectadas para impulsar el flamenco en la cuna del mismo".