Jerez

“La deuda de Jerez es impagable, no hay manera de que el Ayuntamiento pueda devolver el dinero por sí solo”

Yago Álvarez dirige un documental que explica la historia de la deuda jerezana, '¿Quién ha hipotecado mi Ayuntamiento?', producido por Ganemos Jerez, se estrena este viernes.

Dicen que, a menudo, los problemas que sufren las personas y las comunidades se consiguen analizar mejor desde fuera. Que una versión periférica otorga la visión completa del cuadro. Quizás por eso, como ya hiciera con Trileros del Agua, la agrupación de electores de Ganemos Jerez encargó a un especialista analizar los porqués de la mastodóntica deuda jerezana, haciendo un repaso a la realidad del consistorio desde la llegada de la democracia hasta la legislatura del ERE.

El elegido fue el benetussense (municipio de Valencia) Yago Álvarez, activista desde hace años en materia de deuda y auditoría ciudadana y redactor especialista en economía. A través de un documental dinámico, no exento de complejidad, ¿Quién ha hipotecado mi Ayuntamiento? La historia de un municipio que podría ser el tuyo, analiza la historia del desastre económico del Ayuntamiento jerezano, dando voz a 18 personas de diferentes ámbitos sociopolíticos, que depuran responsabilidades y conforman una reflexión profunda sobre la historia reciente de la ciudad. Durante el último año, este economista cabreado ha desarrollado amor por los chicharrones, ha probado los principales vinos de Jerez y se ha vuelto un experto en la deuda jerezana. Llega acelerado a la entrevista, pues debe volver a Madrid. Pero regresará a Jerez para el estreno del proyecto en el que ha estado trabajando durante el último año.

¿Por qué decidiste formar parte de este proyecto, qué te lleva a formar parte de él? 

La productora del grupo provincial de Ganemos Jerez me conocía por dos vertientes, la parte activista y la parte periodista. Llevo años siendo militante de la Plataforma de Auditoría Ciudadana de la Deuda, un movimiento social que nace a raíz del 15M, que nos hemos dedicado a intentar concienciar a la gente de cómo es la problemática de la deuda y cómo influye en nuestras vidas. Llevo como 5 o 6 años dando charlas y talleres por municipios en temas de auditoría ciudadana de la deuda, intentando enseñar a la gente cómo funciona mejor un municipio por dentro, para que sepan identificar los procesos de endeudamiento, corrupción, clientelismo, etcétera. Por otro lado, está mi vertiente periodista, yo fundé un medio de economía crítica y social en 2014, El Salmón Contracorriente. Hace cuestión de un par de años nos fusionamos con varios medios más para montar el medio cooperativista El Salto Diario. Allí soy el redactor de la sección de economía, y en Ganemos Jerez me conocían por toda mi actividad, y quizás por ello pensaron que era la persona idónea para llevar a cabo este proyecto. Además, he escrito un libro que se llama Descifra tu deuda que va precisamente sobre deudas municipalistas.

Me embarqué en él porque se trataba de un proyecto audiovisual, que creo que es la mejor manera de hacer las cosas más didácticas y de una manera que lo pueda entender la gente. Por desgracia, cada vez se lee menos y es más importante el producto audiovisual. Además, pasar de la redacción diaria a hacer una inmersión completa en un municipio y su deuda, fue muy enriquecedor para mí.

¿Cómo pudiste condensar todo los años de democracia en apenas 90 minutos?

Ha sido lo más difícil del documental. Teníamos muchísimo material, hemos entrevistado a 18 personas y contábamos con mucho archivo e información. Las etapas dignas de ser contadas en el Ayuntamiento de Jerez eran muchas, hemos tenido que dejar fuera cosas. El Speed Festival, la Ciudad del Flamenco… cosas que entraban en la investigación periodística pero que era imposible meterlas también en el documental. Hemos hecho un documental muy dinámico, va rápido y las conversaciones se entrecruzan entre ellas de manera amena, para que quede clara la información sin que emborrachen tantos datos.

Yago Álvarez, director del documental ¿Quién ha hipotecado mi Ayuntamiento?, frente a la estación de Renfe.

¿Cuáles son los males endémicos compartidos por los ayuntamientos?

Es difícil decir algo concreto y transversal, pero si tuviera que decir algunos de la época recién pasada, esos han sido el despotismo, la megalomanía, el oscurantismo y la opacidad con la que se ha podido funcionar. Los políticos se creían que nunca iban a tener que rendir cuentas, que todo valía, “que eso lo hace todo el mundo”, que es una frase que se dice muchas veces en el documental. Eso ha sido la tónica durante un par de décadas de los municipios españoles. La burbuja inmobiliaria nos hizo pensar que éramos un país que no éramos. Se inflaban las entradas de dinero y los gastos, y como se podía hacer todo con una opacidad completa, cuando estalló la crisis, llevó a la quiebra a bancos y ayuntamientos. Lo que pasa es que a los bancos se les rescató y los ayuntamientos siguen endeudadísimos.

Si tuviera que decir algunos males endémicos de la época recién pasada, esos han sido el despotismo, la megalomanía, el oscurantismo y la opacidad con la que se ha podido funcionar”

Entre ellos, el Ayuntamiento de Jerez, cuya deuda tiene algunos aspectos muy particulares.

La deuda de Jerez de la Frontera, en torno a los 1.000 millones de euros, es cinco veces el presupuesto anual. Cualquier empresa estaría en quiebra técnica, y más viendo el nivel de ingresos que tiene. Es una deuda descomunal, una de las tres deudas per cápita más grandes de España, junto a Jaén y Parla, pero en cuanto a cifras totales también está en puestos de cabeza. La deuda de Jerez es impagable, no hay manera económica de que el Ayuntamiento de Jerez pueda devolver el dinero por sí solo.

A todo esto, ¿dónde queda la autocrítica en la ciudadanía?

A mí me gusta ser autocrítico. Es cierto que mientras había más trabajo, mientras circulaba dinero, mientras se hacían obras faraónicas, todo nos ha importado bastante poco. No hemos mirado los ayuntamientos. Esta opacidad sucedía porque nosotros y nosotras no íbamos a exigir información. Hay una frase que dice que “cuando más te miro, mejor te comportas“. Eso es lo que debe hacer la ciudadanía, estar atenta a su ayuntamiento y tener los ojos puestos en él. Para esto es muy importante entender cómo funciona, que creo que para eso es fundamental el documental, para entender los procesos de clientelismo, de amiguismo, y hemos de intentar aprender para no volver a pasar por eso. No hay que bajar la guardia. Da miedo que lleguen años de bonanza y olvidemos todo esto.

¿Cómo fue el proceso de grabación, acercarte a los actores de la ciudad que iban a participar en este documental y explicarles el proyecto?

Lo primero es que la gente se extrañó mucho. Contar la historia de Jerez, desde alguien que venía de fuera del municipio, a todo el mundo le pareció raro. Además la temática en sí, yo me presentaba como alguien que quería hacer un documental sobre la deuda de Jerez, las personas entrevistadas decían: “¡Yo de economía no sé!”, y luego hacían maravillosas entrevistas donde explicaban cosas de una manera que la ciudadanía lo podía entender, que al final es lo que queríamos con este documental, que fuera didáctico. Luego hubo una parte más dura y difícil, y que es que tuvimos el no de varias personas. Por ética periodística no lo vamos a decir, la gente tiene derecho a denegar una invitación, y fue muy complicado en determinados sectores conseguir que alguien hablara. La experiencia ha estado muy bien, porque era hablar con diferentes actores, de diferentes profesiones y sectores políticos, y al final entre todos y todas enlazaran una historia, que es el documental.

¿Cuáles son los retos del futuro para los municipios?

Es una pregunta muy amplia. Pero el principal reto es hacer políticas para la gente, los ayuntamientos son la primera línea para la ciudadanía, los que más deben escuchar a la gente y quienes la conocen mejor. El primer reto de la ciudadanía es tener soberanía para hacer políticas. ¿Cómo se obtiene esa soberanía? Por un lado, teniendo una buena financiación, y luego teniendo un control total sobre sus gastos y sobre sus ingresos. Eso significa quitar de encima la Ley Montoro, quitarnos de encima el techo de gasto y quitarnos las retenciones de la PIE (Participación en los Ingresos del Estado), que hace el Ministerio de Hacienda a los municipios cuando no pagan a un banco. Un municipio debe tener soberanía para decirle a un banco: “No te pago este mes”.

Un municipio debe tener la soberanía para decirle a un banco: “No te pago este mes”

Yago Álvarez es, en twitter, Economista Cabreado.

¿Qué te parece la figura de Pedro Pacheco?

Me parece un personaje fascinante. Después de hablar con tantísima gente sobre él, y preguntar tanto sobre él, hay algo que me parece muy peculiar: es alguien capaz de levantar pasiones y odios en la misma persona. Todo el mundo es capaz de decir algo bueno y algo malo, y viceversa. Cuando te están contando algo malo, acaban con algo bueno. Nadie quería poner completamente por los suelos a Pedro Pacheco. Y más peculiar que Pacheco, el pachequismo. Ese montón de gente que le apoyaba, que podían decir que era un corrupto pero que las otras dos alcaldesas lo habían sido más. Despertaba odio y pasión, cariño y asco, es fascinante su figura, he llegado a sentir una especie de síndrome de Estocolmo, de querer conocer a Pedro Pacheco, al que no he podido conocer personalmente.

Llegué a sentir una especie de síndrome de Estocolmo, de querer conocer a Pedro Pacheco”

¿Cuál ha sido el papel de BCE, la Troika, el FMI y el Ministerio de Hacienda en la deuda que mantienen los ayuntamientos?

Su papel es fundamental en el actual estado de endeudamiento de los ayuntamientos y de los escasos servicios sociales que tienen los municipios. Esto también lo intentamos contar en el documental. Las leyes austericidas que vienen impuestas por estos organismos, con una carta del BCE al señor Zapatero, para que se modifique el artículo 135 de la Constitución en verano de 2011. Luego vino la conocida como La ley Montoro, que pone otra vez la deuda por encima de todo. Con eso someten a los municipios, poniéndoles unos grilletes para que no puedan funcionar con sus propios recursos. Así, los ayuntamientos se ven obligados a privatizar servicios y concederles competencias al sector privado, y están subyugados a una deuda bancaria. Los municipios acaban haciendo un segundo rescate a la banca.

¿Cuál es el principal motivo para que Jerez esté así de endeudado?

Es difícil, pero hay tres motivos que destacaría. Uno la legislatura de los pactos, una jugada rocambolesca, una verdadera locura visto desde fuera lo que habéis sufrido en Jerez de la Frontera. Un señor, Pedro Pacheco, que no quería dejar Urbanismo porque sabía que ahí estaba el dinero, una alcaldesa del Partido Popular que entra y convierte Jerez y Andalucía entera en la puerta de entrada de la Gürtel, y una alcaldesa socialista que acaba en la cárcel por un caso de corrupción. Todos ellos con su gente metida en el Ayuntamiento como diferentes empleados, eso es un locura. Otro motivo, con diferentes términos, varias personas entrevistadas señalan que por el Partido Popular utilizó Jerez como campo de pruebas o laboratorio de corrupción. Aún me pregunto, ¿qué hubiera sido de Jerez si Saldaña y el Partido Popular no hubieran hecho un ERE tan descaradamente arbitrario que tumbó el tribunal? Igual estaríamos viendo ERE en un montón de ayuntamientos y un montón de empleados públicos yéndose a la calle.

Y el tercer motivo, porque en el documental no solo hablamos de corrupción, es un caso sangrante que marca la historia de Jerez de la Frontera: la no reconversión de la vid. Esa dejadez absoluta por parte del Gobierno central y por parte de la Junta de Andalucía, que impidió a tantísimas personas buscarse la vida y un futuro. Jerez de la Frontera era una de mayores economías del país, uno de los mayores núcleos exportadores. Después de eso, la ciudad nunca se ha vuelto a recuperar. No es un asunto solo de corrupción, a Jerez de la Frontera se le debe aquella reconversión industrial.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Comentarios

  1. Aunque todos son culpables, cabe pensar, por lógica, que es más culpable quien más tiempo ha estado al frente de la ciudad, dejando un Ayuntamiento sobresaturado de personal y endeudado al máximo.

  2. Es decir que la culpa de los 1.000.000.000 euros de deuda en Jerez es de la ley que intenta limitar que esa deuda siga subiendo y de 4 años de pactos…para mear y no echar gota. Si en 90 minutos no es capaz de hacer responsable a Pacheco y 30 años de robo a manos llenas (de una o de otra manera), que vuelva y pregunte a otros 18 porque le han engañao… Estos son los que vienen a salvar las instituciones públicas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *