Publicidad

A boca llena

Publicidad
Publicidad

Una visita a 'Mi sueño', un modesto bar, pero con una carta más que interesante, en el entorno de Hipercor.

Me pedía el cuerpo un desayuno contundente y eso en Jerez tiene nombre propio desde hace décadas.

En verano, ir a Valdepepe y pedir el gazpacho semigranizado es poco menos que obligado. Ahora, en pleno invierno, acepté gustoso la sugerencia de la crema caliente de patata y trufas.

La Navidad sería menos Navidad sin esta ave presidiendo muchas mesas.

Santa Rita, el paraíso navideño de los mazapanes y los polvorones de canela.

En los últimos años, la gastronomía ha experimentado un salto cualitativo espectacular en “Jerez de las modas”. El 'Bar Juanito' sigue siendo una fuente de la que podemos seguir bebiendo, y comiendo. 

Los fines de semana o un puente largo como en el que nos encontramos, me gusta sentarme al sol en una terraza y romper el ayuno con una buena tostada (a ser posible mollete) y un café.

Lo mío con los callos con morro ha sido amor a primera vista.

Con el mosto ya en su punto de temperatura, recuperar la comida tradicional de las gañanías de otros tiempos es un clásico cuando el otoño “invernea”.

Reabre el mítico restaurante de la calle Arboledilla de la mano de Fermín Anguita, 'rey Midas' de la hostelería local que triunfa con El Bichero y con la renovación del Bodosky.

Además de una carta variada que va cambiando por temporada, Cuchara de palo es un homenaje permanente al plato hondo y al guiso tradicional, condimentando con las más variadas especies.

El cuerpo me pide referirme en primer lugar a la sencillísima, pero deliciosa, sopa de tomate de La Casona Bar Tapas Copas.

Sal, sol y sabor sanluqueño en el I Evento Gastronómico Turístico 'Come, bebe, siente Cádiz en la Isla'.