PP, IU y Cs sacan adelante una propuesta para impedir el traslado de la institución de su sede actual, y reclaman con urgencia al Gobierno andaluz que clarifique qué plan tiene para el futuro Museo Flamenco de Andalucía en plaza Belén.

El pleno de abril ha exigido a la Junta de Andalucía, con los votos a favor de PP, IU y Cs, que no ‘desahucie’ el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco (CADF) del Palacio Pemartín, sede que viene ocupando desde hace 30 años, ante la intención expresada tanto por el Gobierno andaluz como por el Ayuntamiento de trasladar la mayor reserva documental sobre arte jondo del mundo a las dependencias del Zoco de Artesanos. El gobierno municipal del PSOE, que al igual que Ganemos se ha abstenido en esta proposición, ha dejado en manos de la administración autonómica, que sigue navegando en la indefinición, tanto la suerte que correrá la referida institución cultural como el proyecto del futuro Museo del Flamenco de Andalucía, que sigue totalmente en el aire y plagado de obstáculos urbanísticos. El único argumento esgrimido por Francisco Camas, teniente de alcaldesa de Urbanismo y Dinamización Cultural, ha sido pedir paciencia a los grupos políticos en tanto en cuanto aún no se conoce el proyecto de complejo en torno al flamenco que quiere anclarse en el entorno de la plaza Belén. “Se habla de lo que no se sabe, hay que esperar a que el proyecto que sea presentado”, ha enfatizado, grave, el responsable socialista.

La propuesta, en realidad, eran cinco puntos dividida, por un lado, en una proposición de IU focalizada en Pemartín y, de otro lado, en otra petición del PP mucho más amplia y enfocada especialmente a que la Junta concrete de una vez por todas qué proyecto para el flamenco maneja para la que considera que debe ser reconocida como “la capital mundial” de este género considerado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Instalado en las llamadas a la prudencia, “las prisas no son buenas consejeras”, Camas ha defendido su labor al frente de la promoción y difusión del flamenco como elemento generador de riqueza y empleo en la ciudad. “Donde no había nada, este gobierno invierte en una plaza en el centro histórico; donde no había proyecto, ni estrategia de flamenco, este gobierno crea las infraestructuras para poner al flamenco en el lugar que le corresponde; donde no había, ahora queremos convertir todo en capitalidad, me parece extraordinario como argumento electoral pero tiene los pies muy blanditos”, la ha espetado al portavoz y candidato del PP en la ronda de intervenciones del debate conjunto de ambas propuestas.

Saldaña, que ha recordado que la reurbanización de Belén ya la dejó amarrada el gobierno anterior y que incluso ha reconocido que es “un parche”, le ha replicado con vehemencia: “Si usted ve eso como algo de futuro es que usted tiene una visión bastante mediocre de lo que es el flamenco”. Tras acusar al delegado municipal de “derrotista” por asumir que los millones de euros enterrados en el proyecto de la Ciudad del Flamenco no podrán ser “desenterrados”, ha retorcido las palabras de Camas: “Usted ha dicho incluso que yo los desenterraré cuando sea alcalde, le habrá traicionado el subconsciente, pero se lo digo ya: lo haré, porque sí creemos en un proyecto grande vinculado al flamenco en Jerez. Jerez, capital mundial del flamenco, y tiene que serlo con un proyecto de ciudad a la altura de su historia y de los jerezanos. Lo primero que hay que hacer es plantear una estrategia global para proyectar la marca de Jerez y generar actividad económica en una ciudad que sin ninguna duda es la capital del flamenco”.

Saldaña: “Jerez, capital mundial del flamenco, y tiene que serlo con un proyecto de ciudad a la altura de su historia y de los jerezanos”

Si tanto IU como Cs, por boca de dos de sus ediles, Ana Fernández y Mario Rosado, respectivamente, han secundado estos planteamientos y han exigido que no se toque lo que funciona y se concreten las actuaciones en torno al proyecto museístico, Ganemos ha optado por el perfil bajo para ponerse de canto y abstenerse en todo, salvo en la demanda a la Junta para que clarifique cuál será el alcance real de unas actuaciones presupuestadas, en principio, en algo más de 3 millones de euros con cargo a los fondos ITI. Mucho más crítica ha sido Fernández, quien ha recordado a Camas que “es delegado de Urbanismo y Cultura y tiene, por tanto, mucho que decir aquí, tiene capacidad de decisión y ejecución; pero todos los jerezanos están pudiendo ver el seguidismo que hace este gobierno de lo que marque la Junta, no tenemos autonomía municipal para decidir sobre el futuro de Jerez, sobre nuestros proyectos…”.

Camas: “Hasta que este proyecto no esté sobre la mesa, nadie tendrá un juicio elaborado sobre lo que puede acontecer en torno al flamenco y el patrimonio de Jerez”

En este punto, la concejal de la coalición de izquierdas ha mantenido: “Estamos ya bastante cansados de ocurrencias y de las buenas intenciones en proyectos faraónicos de la Junta que se quedan en nada. Responda usted con proyecto y futuro, responda a las preguntas de la oposición y la calle, no se enfade con las quejas, críticas y las preguntas, solo queremos conocer, saber y construir el futuro de Jerez. Responda y nos tendrá a su lado para que este proyecto llegue a buen puerto y el CADF tenga el mejor de los futuros”. Sobre el CADF, Rosado ha puesto un ejemplo reciente sobre lo ocurrido con los fondos de la Filmoteca de Andalucía en Córdoba, que durante un traslado han resultado afectados por un escape de gasoil: “Las ocurrencias de la Junta ya las conocemos”. Y ha añadido, aún más contundente: “Hay que acabar con la incertidumbre, habéis creado un debate que no existe porque nadie está a favor de ese traslado”. Acerca del hipotético Museo o de que el Espacio Lola Flores se hagan realidad, ha dicho que “hay que saber plazos, financiación… se lo pido como amante del flamenco que sabe que soy. Si ves un vídeo de Youtube, Lola Flores dice que quiere su museo en calle Sol, por qué desahuciar a la peña La Buena Gente…”.

Camas, con pocos más recursos, ha resumido su alocución insistiendo en su línea argumental: “Hasta que este proyecto no esté sobre la mesa y se sepa en qué va a consistir, nadie tendrá la facultad de poder ponderar y tener un juicio elaborado y fundamentado sobre lo que puede acontecer en torno al flamenco y el patrimonio de Jerez”. El problema es que nadie sabe en qué va a consistir el proyecto después de un año desde que se firmó el protocolo con la Junta, se esbozó un borrador de contenidos esperpéntico, y se creó un comité de expertos —en el que, curiosamente, no figuran ni una sola de las grandes firmas ligadas al flamenco del manifiesto público contra el traslado del CADF, encabezado por José Manuel Caballero Bonald— para darle forma a la iniciativa. Una iniciativa, por cierto, que ya prometió la Junta en Jerez hace diez años. Hasta hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *