Provincia

La fosa de Benamahoma ‘recupera’ la mitad de los cuerpos de los 50 fusilados por falangistas en 1936

La Diputación de Cádiz consigue localizar y exhumar las fosas de la pedanía de Grazalema, donde se han encontrado esqueletos con fracturas en huesos y cráneos horadados por tiros de gracia

El equipo científico contratado por la Diputación de Cádiz para localizar y exhumar las fosas de Benamahoma, en el municipio de Grazalema, ha recuperado hasta el momento 23 esqueletos con fracturas en huesos y cráneos horadados por tiros de gracia, que revelan que fueron asesinados. La intervención comenzó a finales de octubre en el enclave denominado Parque de la Memoria donde, soterradas, se hallaban las fosas. Así, de noviembre a enero se pudieron recuperar los restos óseos de 20 personas.

El invierno de intensas lluvias y la subida del nivel freático aconsejaron parar una intervención que se ha reanudado ahora, en verano. Así, las nuevas excavaciones han permitido extraer otras tres osamentas, siendo hasta el momento 23 las personas recuperadas distribuidas en cinco fosas. Jesús Román, arqueólogo e historiador que coordina el equipo, asegura los trabajos en Benamahoma pueden prolongarse hasta octubre.

Posteriormente, tras esta intervención incluida en el calendario diseñado por la dirección general de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, aguardan nuevas búsquedas de fosas en el Parque del Mayeto, en Rota, y en la finca Monte Abajo, de nuevo en Grazalema. Iniciativas que promueve Diputación a través de su servicio de Memoria Histórica y Democrática.

En las fosas de Benamahoma, además de los síntomas apreciados en los huesos se han encontrado balas e incluso un casquillo que induce a pensar que alguna de las víctimas sepultadas fue rematada a pie de fosa. Entre las personas recuperadas hay dos mujeres, una veintena de hombres y otro esqueleto aún por determinar. La mayoría de los ejecutados tienen menos de 30 años y hay alguno por debajo de los 20.

El equipo de arqueólogos, en la fosa.

Diputación señala las fosas abiertas son de pequeñas dimensiones, presentan restos de cal en su interior y son opuestas a lo que significó el hallazgo de la de Puerto Real, donde se apelmazaban más de 100 víctimas. Las estimaciones para Benamahoma apuntan a que entre 40 y 60 personas fueron fusiladas en la entonces aldea célebre por sus huertas, a medio camino entre El Bosque y Grazalema.

La cifra de, al menos, 50 ejecuciones fue publicada por primera vez por el historiador Francisco Espinosa en su obra La justicia de Queipo. En dicha investigación se incorpora el procedimiento sumarísimo 1098, del año 1940, incoado al cabo Juan Vadillo quien fuera responsable del puesto de la Guardia Civil en Benamahoma. En dicha instrucción se concluye que, efectivamente, entre 50 y 60 personas —civiles— fueron ejecutadas por los sublevados en esta población del término de Grazalema.

El más de medio centenar de víctimas sepultadas en Benamahoma no eran únicamente vecinos de dicha población. El Bosque, Villamartín, Prado del Rey son algunas de las procedencias de estos represaliados según ha indicado Jesús Román, que ha hecho un llamamiento a las familias que desconozcan el paradero de sus deudos por si quieren participar en las labores de identificación que se emprenderán cuando la excavación concluya.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.