Sociedad

Jerez mantiene la tradición franquista de entregar el bastón de mando de la ciudad al Cristo de la Viga

Camas y Collado, en nombre de la alcaldesa, protagonizan un acto simbólico que se remonta a 1947 con el entonces alcalde Miguel Primo de Rivera

Los tenientes de alcaldesa, Francisco Camas y Carmen Collado, han entregado este viernes, “en nombre de la alcaldesa y de Jerez”, el bastón de mando de la ciudad al hermano mayor del Cristo de la Viga, José de la Herrán y al teniente de hermano mayor, Joaquín Segovia, en el transcurso de un acto celebrado en la sede de la hermandad jerezana. En 2017, el gobierno socialista optó por trasladar esta ofrenda de la ciudad al Ayuntamiento, tras celebrarse históricamente en la Catedral.

De este modo, según ha informado en una nota de prensa, “el Ayuntamiento ha cumplido con una tradición que se remonta a 1947, cuando la hermandad del Santísimo Cristo de la Viga nombró al alcalde, secretario y Cabildo Municipal, hermanos honorarios de la corporación. Los tenientes de alcaldesa también han deseado a la hermandad catedralicia una buena estación de penitencia el próximo Lunes Santo”.

Otro momento del acto.

La nota municipal no entra en detalles, pero la tradición de entrega del bastón de mando de la ciudad a la hermandad del Cristo de la Viga para que les acompañe en su salida procesional del Lunes Santo data de 1947 cuando la cofradía nombró al entonces alcalde, Miguel Primo de Rivera —desde 1934 fue nombrado jefe de la primera línea de Falange Española en la provincia, contando con el carné número uno de Jerez—, al secretario y al Cabildo Municipal hermanos honorarios, invitándolos a participar cada Semana Santa en esta procesión.

Ganemos Jerez y la plataforma democrática llevan prácticamente todo el mandato pidiendo la supresión de este acto por ser contrario a la Ley de Memoria Histórica. Los memorialistas aseguran que es “un acto ideado por las autoridades franquistas en Jerez en los años 40 para justificar, fortalecer y dotar de legitimidad al régimen”. “Hoy refrendamos un vínculo secular que supone un motivo de orgullo para esta ciudad, y que en este Lunes Santo nos permite darnos la mano, renovar una relación histórica, y sellar un vínculo que este Ayuntamiento conserva con mucho cariño con esta hermandad”, destacó la alcaldesa Mamen Sánchez en 2017. Esta vez, ha cedido el protagonismo a Camas y Collado, de quienes no figuran declaraciones en la nota de prensa municipal.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Comentarios

  1. ¿Esos dos no son del PSOE? ¿del partido de la memoria histórica y de la laicidad? Entonces, ¿qué hacen repitiendo un acto propio de un Estado confesional, entregando un símbolo del poder político a una organización religiosa? ¡Ah! Que están los votos del poderoso lobby cofradiero por medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *