Sociedad

El policía gaditano ‘cum laude’ cuya técnica para reducir lesiones en detenciones da la vuelta al mundo

José Carlos Vera se doctora en Ingeniería Biomédica y Telemedicina por la Universidad de Cádiz con un método pionero para minimizar las heridas producidas en intervenciones policiales conflictivas

Con apenas doce años, José Carlos Vera (Cádiz, 1970) empezó a practicar artes marciales. Su tío fue campeón de España de halterofilia y tenía un gimnasio, en el que el pequeño José Carlos pasaba las tardes, aumentando su pasión por el deporte, en general, y por disciplinas marciales, en particular. Y luego empezó a competir a nivel profesional: llegó a ser campeón nacional de kick boxing y ahora es cinturón negro 7º dan, cinturón negro 5º dan de defensa personal policial y cinturón negro 4º dan de defensa personal.

A los 24 años entró en la Policía Local y empezó a combinar su profesión con las artes marciales, impartiendo formaciones a compañeros y desarrollando, sin saberlo, un método para realizar detenciones minimizando los riesgos para los agentes de la autoridad y los daños para los detenidos. “Ha sido la necesidad de una convicción”, expresa José Carlos Vera en declaraciones a lavozdelsur.es, explicando que “cuando empiezo a trabajar me choca que a la hora de reducir a una persona se trabaje en la calle como si estuviéramos en un gimnasio o en una competición deportiva”. Por eso, gracias a la ayuda de un médico forense, se informa sobre las lesiones más frecuentes que se producen durante las intervenciones policiales.

“Empiezo a verlo desde dos perspectivas: la prevención de riesgos laborales, porque el policía necesita un calentamiento previo cuando hace deporte y en la calle está en frío; y desde la judicial, porque el uso desproporcionado de la fuerza hace que un juez pueda enjuiciarlo”, explica Vera, doctorado recientemente en Ingeniería Biomédica y Telemedicina por la Universidad de Cádiz con la calificación de sobresaliente cum laude gracias a la exposición de su tesis doctoral titulada Estudio de las técnicas físicas idóneas para la intervención que minimicen el riesgo de lesiones en una detención policial. Sistemas monitorizados, donde fusionó las ramas del conocimiento científico, jurídico, social, salud, deporte y la ingeniería biomédica.

“Mi intención es hacer mas fácil el trabajo de la Policía, estableciendo protocolos claros y minimizando el riesgo de lesiones en la ciudadanía”, explica José Carlos Vera, creador de la Operativa Táctica Policial (OTP), la base del sistema de técnicas físicas de intervención que ha desarrollado y que, en su opinión, más se adapta a la realidad policial del siglo XXI. La OTP ya se está impartiendo a profesionales de la seguridad pública y privada de diferentes cuerpos policiales y militares de España y de países latinoamericanos como Argentina, México, Ecuador, Chile, Colombia o República Dominicana.

José Carlos Vera, impartiendo una clase sobre la OTP en Sudamérica.

José Carlos Vera trabaja como Policía Local en Cádiz, donde fue gerente de la Fundación Municipal de la Mujer, y donde lleva años impartiendo formación en la Escuela de Seguridad Publica del Ayuntamiento de Cádiz. La evolución académica de Vera es meteórica. “He pasado de tener el graduado escolar en 2007 a tener un doctorado en 2019”, cuenta él mismo. Vera es graduado en Criminología y Seguridad por la Universidad de Cádiz, tiene un máster en Prevención de Riesgos Laborales de la UCA, un máster en Gestión de Proyectos de Educación Social, otro en Integración Social e Igualdad de Oportunidades, un Experto Universitario en Criminalidad y Seguridad Pública y además es técnico deportivo superior de Kick Boxing, entre otras muchas cosas.

“Cuando terminé Criminología enfoqué mi trabajo fin de grado a la intervención policial y a la prevención de riesgos laborales”, relata Vera, “analizaba las intervenciones e iba cambiando y perfeccionando los procedimientos, pero había que demostrarlo científicamente”, un proceso que ha completado con su doctorado. El policía gaditano relata que durante su formación ha ido analizando bibliografía científica de todo el mundo que hablara sobre el uso de la fuerza policial. “He tenido que estudiar los antecedentes sobre el uso de fuerza a nivel internacional, sobre lesiones en el uso de la fuerza y sobre los tipos de formación que se realizan en academias a nivel internacional”, relata.

La OTP quiere “evitar el golpe en zonas vitales”

El programa denominado Operativa Táctica Policial (OTP), que José Carlos Vera lleva años impulsando y perfeccionando, introduce un conjunto innovador de técnicas físicas policiales dirigido a “evitar la manipulación, presión o golpeo en zonas establecidas como vitales, en un nuevo mapa de grados de lesividad, para conseguir la minimización de las lesiones que se provocan en la ciudadanía durante las detenciones conflictivas”.

La OTP también pretende “tener evidencias claras sobre los niveles de fuerzas necesarios utilizados en la resolución de detenciones o intervenciones físicas conflictivas; establecer unos criterios básicos sobre la proporcionalidad, congruencia y oportunidad que protocolaricen las intervenciones físicas policiales para reducir la subjetividad que se pueda plantear desde los órganos judiciales, forenses y fiscales, durante la resolución de los casos que lleguen a ser procesados”.

Así, este conjunto de técnicas también persigue el objetivo de “controlar con mayor eficiencia los riesgos laborales de los y las policías en el desempeño especifico de sus funciones a pie de calle; minimizar las bajas por lesión y accidentes en las detenciones conflictivas; intervenir con garantías en cuanto a la imagen de la policía a vista de la sociedad actual; y aplicar las evaluaciones de riesgos con el fin de reducirlos garantizando la seguridad laboral a los y las policías”.

José Carlos Vera, aplicando la Operativa Táctica Policial.

Con la OTP, explica Vera a lavozdelsur.es, “se van a reducir los costes por indemnizaciones y bajas laborales”. El policía gaditano sostiene que “no va a ser la solución definitiva ni es la panacea, pero sí un principio desde el que seguir investigando y cambiando procedimientos”. Tras el sobresaliente cum laude obtenido con su tesis, vera expresaba que “la UCA ha sido el referente de sabiduría que ha culminado en una trayectoria que marca un punto de inflexión, tan necesario a nivel internacional, como es la prevención de lesiones y daños físicos tanto en la ciudadanía como de la propia policía que deben hacer uso de la fuerza para garantizar la seguridad y los derechos de las personas”.

La tesis estuvo dirigida por Francisco Fernández Zacarías, doctor en Ingeniería Civil de la UCA, y José Antonio Lorente Acosta, doctor en Medicina Legal y Forense de la Universidad de Granada, investigador, asesor del FBI y actualmente director de Genyo (Instituto de investigación de Genética y Oncología, de la UGR), aunque contó con contribuciones como la de Jesús Ayuso Vilacides, doctor en Química Física de la UCA. Además, fue avalada por dos artículos científicos publicados en revistas especializadas de relevancia internacional, como son BMC Public Health e Internacional journal of occupational medicine and environmental health.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *