Andalucía

El Papa “franquista” que se fue denunciando “un montaje” y que vuelve para robar en su antiguo templo

Jesús Hernández y Nieves Triviño, que salieron de la Iglesia de El Palmar de Troya en 2016, son detenidos por cometer supuestos delitos de homicidio en grado de tentativa y de robo con violencia e intimidación

El 22 de abril de 2016 salió de la basílica de El Palmar de Troya como Gregorio XVIII, después de mandar una carta en la que reconocía su crisis de fe. El pasado 10 de junio volvió al templo como Ginés Jesús Hernández, su nombre real, aunque con peores intenciones. Encapuchado, armado con un cuchillo y con herramientas pensadas para abrir cerraduras —e incluso bridas para inmovilizar a quien se cruzara a su paso—, y acompañado por Nieves Triviño, quien fuera monja de la congregación y luego su esposa, entraron en la basílica dispuestos a hacerse con un buen botín.

Un cura los vio entrar y salió a su paso, por lo que fue atacado, y los tres resultaron heridos tras un largo forcejeo. Ginés sufrió una puñalada en el pecho, lo que le causó un neumotórax, y está ingresado en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, aunque su vida no corre peligro. Su mujer sigue detenida este martes. A ambos se les imputan posibles delitos de homicidio en grado de tentativa y otro de robo con violencia e intimidación.

Pero, ¿qué ha pasado en esos dos años que van desde su salida como Papa hasta su vuelta como presunto delincuente? Ginés, enamorado de Nieves, dejó el pontificado cuando ella le propuso que se casaran. “Acepté, aunque días después fui yo el que echó la rodilla al suelo para ponerle el anillo”, rememora en una entrevista en El Español. Fue entonces cuando se fueron a vivir al municipio granadino de Monachil, de donde ella es originaria.

A Ginés, según cuenta en diversos medios de comunicación desde que deja el pontificado, se le cayó la venda de los ojos después de realizar muchas investigaciones, tras las que concluye que todo era “un montaje económico”. “Ha habido apariciones en el Palmar, sí, pero todo derivó en una opulencia de los mandamases de allí”, explica en El Español.

La vida de Ginés y Nieves cambió radicalmente cuando decidieron escapar de El Palmar e iniciar una nueva vida en común a los pies de Sierra Nevada, donde ella trabaja como funcionaria en el Ayuntamiento del municipio, y a él se le conoce actividad en la vida política de Monachil, donde se ha afiliado al Partido Popular, según publica ABC, que relata que él hasta se plantea dar el salto a la política municipal —“se dice que quiere llevar asuntos económicos”—, donde han sido muy críticos con la elección de la nueva presidente del PP local.

El oscurantismo que rodea a la Iglesia Cristiana Palmariana de los Carmelitas de la Santa Faz, que es el nombre completo de esta escisión de la Iglesia católica, se vio amenazado cuando Ginés dejó de ser Gregorio XVIII, ya que habló sin pudor de sus vivencias dentro de la congregación. “Hay muchos rumores de que estábamos financiados por la mafia, que durante las procesiones había francotiradores apostados… me han llegado a acusar de que allí había un arsenal”, dice en El Español. En este mismo medio asegura que retiraron la estatua de Franco que tanta polémica ocasionó —“teníamos un permiso de obras para la fachada y teníamos muchas presiones de Izquierda Unida. Decidimos quitarla para poder seguir con las obras”, asegura— y niega que pontificaran a Hitler como San Adolfo. “Eso es falso. Son los rumores que corren”.

Sin embargo, sí se considera abiertamente franquista, “por la tradición que tengo y por mis creencias”. Y agrega: “Yo soy, aunque sea apolítico, franquista. Pero por la herencia de toda mi familia. Mi abuelo fue Camisa Vieja de la Falange. Aunque yo no santifiqué a Franco. Eso sí, lo prefiero a él antes que a todos los que están ahora”. En la basílica deja once caballos de pura raza y dos perros, Yasper y Canela, “que echo mucho de menos”, dice, así como a sus padres, que están allí enterrados. Lo que sí se llevó fue el BMW X6 conocido como el papamóvil. “Ese coche me lo curré yo y es para mí”, señala.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *