Andalucía

Una enciclopedia cultural contra la persecución del pueblo gitano en Europa

RomArchive, proyecto nacido en Alemania, recorre en forma de documentos escritos, sonoros y audiovisuales la historia y las contribuciones sociales y culturales de la mayor minoría étnica europea. El flamenco, de la mano del musicólogo lebrijano Gonzalo Montaño Peña, cobra un papel protagonista

Juan Peña El Lebrijano, de quien Gabriel García Márquez dijo que cuando cantaba se mojaba el agua, fue el primer cantaor en abrir las puertas del Teatro Real al cante gitano andaluz. Pero no fue solo eso. Hace algo más de cuarenta años, Persecución, un disco político y reivindicativo con poemas de Félix Grande, musicaba en los albores de la Transición siglos de historia del pueblo gitano en apenas tres cuartos de hora. Tanto tiempo después, si uno busca en Google Lebrijano Persecución verá que el álbum aparece etiquetado en la categoría de ‘jazz’. Enmendar estos errores de bulto, combatir la ola antigitanista creciente en Europa —evidenciada en los deplorables comentarios del ministro Salvini sobre la creación de un censo de esta etnia y que los que sean italianos, desgraciadamente, habrá que quedárselos”— y, sobre todo, profundizar en las contribuciones culturales que, a lo largo de los siglos, la comunidad romaní ha propiciado, son los principales objetivos del proyecto RomArchive.

La iniciativa, que nace en Alemania y arranca de la mano de dos gestoras culturales, Franziska Sauerbrey y Isabel Raabe, cuenta entre sus alrededor de 150 comisarios de una quincena de países, con Gonzalo Montaño Peña, hijo de la flamencóloga Tere Peña y sobrino de El Lebrijano. Doctorando en Flamenco por la Universidad de Sevilla con una tesis sobre los estilos de la soleá, el musicólogo se ocupa de la subárea de flamenco, asignada a las áreas de danza y música a partes iguales. Con financiación procedente de varias instituciones culturales del Gobierno alemán, como el Ministerio de Cultura y el Instituto Goethe, “más que crear un archivo, que es algo exhaustivo, la idea sobre la que se construye todo es crear una gran exposición comisariada que va enriqueciéndose en torno a nueve áreas, con un objetivo más de calidad que de cantidad”, explica Montaño Peña a lavozdelsur.es.

La idea del RomArchive, un archivo único en el mundo, tiene su origen en 2012 a partir de una investigación intensiva y en las múltiples entrevistas que las promotoras del proyecto han realizado por toda Europa con artistas, comisarios, activistas y científicos gitanos/romaníes. En ellas, explica el dossier del proyecto, surgió una clara necesidad de crear un lugar accesible internacionalmente, que mostrase las culturas e historias gitanas/romaníes para así hacer frente a las descripciones ajenas constantes y a los estereotipos con una contra-historia narrada por los propios miembros de la etnia. La gran diferencia, por tanto, es que aquí son los propios gitanos quienes hablan de sí mismos. “El objetivo del proyecto es establecerse como el primer archivo digital completo del arte de los romaníes/gitanos en Europa para dar visibilidad a nuestra participación en la cultura europea”, ha comentado sobre el proyecto Nicoleta Bitu, presidenta del consejo consultivo del RomArchive y presidenta de la Unión Demo- crática de los Roma Rumano.

El musicólogo lebrijano, por ejemplo, se ha ocupado de aportar en este tiempo escritos, archivos documentales de audio y foto, y piezas audiovisuales con los protagonistas. Diego Carrasco, Matilde Coral, Pedro Peña, Dorantes, Ricardo Pachón, Vicente Soto Sordera, Belén Maya, Manuel Morao, Fernando de la Morena… “He aportado entrevistas en vídeo donde ellos reflexionan sobre qué creen que es el flamenco gitano, cómo se acepta, cómo se transmite de generación en generación, por qué son tan importantes las familias… Son puntos claves de colaboración para aportar a este proyecto”, relata.

Según los datos de Fundación Secretariado Gitano, hay consenso generalizado de que hay unos 6-8 millones de gitanos en la Unión Europea (en los 28 Estados miembros), aunque la cifra aumenta hasta los 10-12 millones si se habla de todo el continente europeo. A pesar de ser la minoría más numerosa en la UE y de que la población gitana llegó a Europa hace siglos, “continúan marcados por una fuerte discriminación y rechazo social, y una situación de exclusión generalizada. Una buena parte de las familias gitanas se encuentran en grave situación de pobreza y marginación, muy especialmente en los países de Europa central y del Este”.

La presencia de personas gitanas/Roma configura el archivo, que verá la luz definitivamente a principios de 2019, con obras de arte de géneros tan diversos como el cine, las artes visuales, la fotografía, el teatro, la danza, la música y la literatura, pero también con aportaciones vinculadas a contenidos académicos sobre los movimientos de los derechos civiles de los sintis y los roma en Europa. En el marco de su proyecto Voices of the Victims, igualmente, la historiadora Karola Fings recolecta los testimonios personales de los sintis y roma perseguidos por el nacionalsocialismo. Markus End, a su vez, se encarga del seguimiento científico del todo el proyecto en los aspectos relacionados con el antigitanismo. Montaño Peña valora precisamente esta iniciativa internacional porque pretende mostrar “la aportación gitana en diferentes ámbitos, pero con una narrativa creada por los propios gitanos y su aportación a la cultura. Hay muchos libros sobre los gitanos, exposiciones…, pero poco hecho desde la visión de los propios gitanos”.

A partir de su lanzamiento, la gestión y mantenimiento de RomArchive quedará en manos de la organización Instituto Gitano de las Artes y la Cultura, con sede en Berlín. “La cuestión ahora mismo es tener fondos para mantener todo esto, la financiación para seguir trabajando, para poder traducirlo a más idiomas, incluido el romanés, ya que esto no tiene límites y se puede profundizar muchísimo. Poco a poco debería tender a la cantidad aparte de la calidad”, asevera el investigador lebrijano.

La Kulturstiftung des Bundes (Fundación de cultura de Alemania) es el principal partner del RomArchive con 3,75 millones de euros. De esta manera, se envía una señal clara: “Una de las fundaciones públicas más importantes de Europa pone su atención sobre la minoría más importante de Europa, reconoce la riqueza de su cultura centenaria y promueve su mejor conocimiento”. El hecho de que un organismo federal alemán acoja este proyecto tiene una gran importancia teniendo en mente el Porrajmos, el genocidio nazi de más de 500.000 sintis y roma. Sabe bien lo que supuso aquel genocidio uno de los supervivientes de este holocausto gitano, figura clave también dentro del proyecto. Romani Rose, presidente del Consejo central alemán y del Centro de documentación y cultura Sintis y Roma, cree que este archivo ofrece “la posibilidad de dar a conocer las aportaciones más importantes de nuestra minoría a la cultura e historia de sus respectivos países de origen”.

“Vivimos en una Europa democrática —añade Rose— y esto nos da la posibilidad de sacar a la luz las injusticias así como de mostrar nuestra larga historia y de renovarla”. Hay que hablar del Teatro Romen, el teatro gitano nacido en Moscú que durante la ocupación nazi se convirtió en un emblema de la lucha del pueblo soviético contra el fascismo; hay que rescatar el papel de los gitanos/romaníes húngaros en las sublevaciones en 1848 y aún más en 1956; o ensalzar el papel de esta etnia en la caída del régimen de Ceauşescu en Rumanía. Hay que derribar prejuicios arraigados, hay que revalorizar las aportaciones sociales y culturales de un pueblo largamente perseguido y arrinconado. “Lo que se pretende sobre todo es dar a conocer y demostrar que los estereotipos y clichés, y en general todas las cosas negativas, que siempre salen más que las positivas, se caen cuando se da a conocer cultural y socialmente esta comunidad. En Lebrija, Jerez o Utrera no pasa nada, se convive muy bien, pero en otros lugares de España, como en Madrid, se nota mucho la segregación, está muy marcada, pero incluso en Sevilla una vez que desapareció el barrio de Triana”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *