Hace 83 años ocurrió en Casas Viejas

Hace 83 años ocurrió en Casas Viejas

06-01-2016 / 18:31 h.

Casas Viejas se vuelve a encontrar con su historia. Son ya 83 los años desde que se produjeron los acontecimientos que son hoy punto de referencia de la historia contemporánea española. Entre los diversos actos que se van a desarrollar caben citar la lectura pública del libro de Jerome Mintz, Los anarquistas de Casas Viejas, y el paseo por el pueblo por los lugares de los sucesos ilustrados con fotografías.

No está mal recordar que ha pasado un año desde que se inauguró el Espacio Conmemorativo. Un hecho que supuso un salto cualitativo. Ahí está y pienso que, tras estos doce meses de funcionamiento, es hora de pensar de dar un nuevo paso. Me refiero a que, junto a la Fundación Casas Viejas 1933, se transforme en el instrumento para convertir ambos entes en herramientas de conocimiento, reflexión y divulgación de los sucesos y de todo lo que a partir de ellos podamos inferir. Que no es poco.


'Jornadas contra el olvido', celebradas hace años en Benalup.

El Espacio Conmemorativo no puede ser sólo un lugar de visita. Es importante que sea así, pero debe ser una referencia que abra paso a actuaciones de mayor profundidad. Quizás menos mediáticas pero también, de más calado. Ahí es donde la Fundación tiene su papel. Para empezar debe de dejar de ser un ente vacío, cuya directiva se reúne cuando es estrictamente necesario o como un mero acto formal para conocer lo que se ha decidido fuera de ella. Tienen que darse los pasos para que comience a funcionar como centro de estudios, que era para lo que se pensó en su momento. Aunque, de momento, no estaría de más que actualizara su página web, muerta desde hace años. He leído que ahora, de acuerdo con los nuevos tiempos partidarios, corporación del PSOE, que soplan en la Diputación Provincial, se van a recuperar otras épocas. Se podría aprovechar que todo vuelve a casa.

Sin embargo hay una cuestión mucho más de fondo que debería dar un giro de 360 grados. Me refiero a la conexión de las instituciones con el conjunto de la sociedad. En primer lugar con la benalupense y después, más allá aun. No puede ser que cuando la sociedad está cambiando a marchas forzadas, cuando modelos caducos son puestos en cuestión, la mayoría de las actuaciones referidas a los sucesos mantengan líneas paralelas. Un ejemplo. El escaso funcionamiento de la Fundación es coto privado del equipo municipal. Una corta mirada sobre lo que debe ser la actuación pública y la capacidad de intervención social en estos asuntos. Lo ha sido en años anteriores y lo sigue siendo hoy. Una actitud que da pena porque –¡ojalá en otros muchos sitios tuvieran esa suerte!– en Casas Viejas existe una activa sociedad civil. Tanta que cuando unos grupos han bajado el pistón del activismo, otros han tomado el relevo. Este año, por primera vez, aparecen los actos organizados por Iniciativas Benalup-Casas Viejas.

Para terminar un recordatorio. Lo siento, porque alguna vez ha molestado a algunos, pero es un asunto de la suficiente importancia para dejarlo en el olvido. En efecto, me refiero a la declaración de BIC del conjunto de los lugares de los sucesos, además de otros materiales, fotografías, películas y periódicos, que daban a su aprobación un interés especial. Todo está donde hace años. Quedó a las puertas de su aprobación y ahí permanece a pesar de los rumores que surgieron meses pasados. Pero tan a la puerta quedó que, incluso el panel informativo colocado a la entrada del casarón de Seisdedos en la calle Nueva, lo da por aprobado. No es así. O por lo menos a día de hoy.

 
 
Publicidad