Transbordador Challenger
Transbordador Challenger

El 22 de Enero estuvo programado el acto.

El 23 no pudo ser.

Tampoco el 24,  25, 26 ni 27, ya fuera por problemas con el clima, burocráticos, técnicos o de seguridad.

El día 28 por la mañana hacía 1ºC, peligroso para nosotros, algún ingeniero había mostrado preocupación al respecto, pero yo ya estaba con mi equipo dentro del habitáculo y todas las autoridades, incluido el vicepresidente del país, estaban presentes. Cientos de periodistas y televisiones estaban pendientes de nosotros. La emoción y la ilusión me impedían valorar el momento. No podía creer que yo, Sharon Christa, una maestra, estuviese allí con aquellos personajes. Me sentía orgullosa por mis hijos, que me contemplaban.

A las 11,38 la máquina se puso en marcha. ¡Por fin! ¡Mi sueño se cumple!

73 segundos después sólo vi una bola de fuego y el transbordador espacial Challenger se desintegró.

El Océano Atlántico nos recogió ese martes de 1986

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído