Publicidad
Publicidad
Publicidad

El concepto de odio, ligado principalmente al de “hostilidad”, es, ante todo, aversión al desconocido, al diferente, al forastero.

El jardinero puede permitir tranquilamente que su jardín crezca independiente; bastará con que promueva y garantice una sólida gestión del medio ambiente.

Los membrillos ya están casi maduros. Muy pronto, con los calores del veranillo, a partir de San Miguel, comenzará su recolección.

Si queremos estar y sentirnos verdaderamente seguros, allí donde coloquemos barreras, pongamos también inversión en educación para combatir la ignorancia. 

En septiembre aun podemos disfrutar del jardín o del balcón en los ratos libres al caer la noche y por la mañana muy temprano.

El jazmín común, llamado también jazmín oficinal, tan característico de los patios jerezanos, procede de Oriente: de Arabia, Afganistán y Paquistán principalmente.

Es extraño que hayamos construido una sociedad en la que nos concedamos tan poco tiempo de pausa y donde la mayoría debamos respirar a la vez, en el mes de agosto.

En el tiempo que va desde la cosecha de brevas, por San Juan, a la de higos, por San Miguel, transcurre el verano entero.

Robotizados por el consumismo, hemos olvidado el placer infantil del tacto de la arena y las delicias de los espacios silvestres.

He salido al jardín esta mañana con la única intención de contemplar mis hibiscos.

No se habló de lo que tenemos, ni de lo que hemos hecho, sino de lo que somos y de lo que aún podemos ser.

Pasa entre las plantas como entre los humanos, que unas pocas familias lo copan prácticamente todo.

En la escuela nos enseñan que el fototropismo es la respuesta de las plantas al estímulo de la luz.

En un jardín andaluz se puede reconocer la cuenca entera del Mediterráneo, pero a escala diminuta.

Aunque cada espacio verde tiene su particularidad, todos ellos, desde los balcones floridos, los jardines de barrio y las alamedas hasta los grandes parques periurbanos, constituyen un patrimonio verde de gran importancia ecológica, cultural y social.

Pensaba en esto ayer por la tarde mientras recogía del suelo una montaña de flores caídas, para convencerme de que mi granado no estaba viviendo por encima de sus posibilidades.

No cabe duda de que las flores son las protagonistas del jardín andaluz en primavera, pero pienso mucho en la importancia del verdor de las hojas que quedan en segundo plano.

Ayer por la tarde, el centro de Jerez bullía y no era por el espectáculo de la Patrulla del Águila ni por el de la caravana motera.

Los árboles y jardines de Jerez sufren por la negligencia y el abandono por parte de los responsables municipales, tanto como por la violencia infligida por ciudadanos desaprensivos.

Después de dos jornadas de vendaval, la muerte y la corrupción se han extendido por todas partes en el jardín.