Denuncian el "clericalismo segregador" de la Universidad de Cádiz al crear el Aula de Fe y Caridad

Publicidad

Denuncian el "clericalismo segregador" de la Universidad de Cádiz al crear el Aula de Fe y Caridad

La plataforma laicista de Jerez que el "faro de racionalidad" que debe ser esta institución pública se convierta en un medio de "catequización social".

La UCA justifica el convenio con el Obispado en que "está abierta a la colaboración académica y científica con todos los actores socioeconómicos y cultures de su entorno".

23-02-2017 / 09:13 h.
Publicidad

Si hace unas semanas la Universidad de Cádiz se veía envuelta en una enorme polémica por ceder instalaciones públicas para una conferencia del doctor Jokin de Irala, que asegura que la homosexualidad se puede curar, para luego rectificar ante la presión de una masiva de recogida de firmas, ahora la plataforma laicista de Jerez ha denunciado el "clericalismo segregador" de la UCA tras la creación del Aula de la Fe y la Caridad, así como una sección de Cáritas. Conformada por los sindicatos CGT y Ustea, por las organización políticas IU y Podemos, además de por el Centro de Estudios Históricos de Andalucía, Europa Laica-Cádiz y particulares, la plataforma ha asegurado en un comunicado que tanto el rector de la universidad, Eduardo González Mazo, como el Obispado de la Diócesis de Asidonia-Jerez han firmado un convenio que "viola la aconfesionalidad y la separación Iglesia-Estado, alejándose, radicalmente, del espíritu crítico y del escepticismo que son intrínsecos a la ciencia y al pensamiento racional, burlando los propios estatutos de la UCA".

Los estatutos, en su artículo segundo, sostienen: "Son fines esenciales de la Universidad... La creación, desarrollo, transmisión y crítica de la ciencia, la técnica y la cultura. Acoger, defender y promover los valores sociales e individuales que le son propios, tales como la libertad, el pluralismo, el respeto de las ideas y el espíritu crítico, así como la búsqueda de la verdad". Desde la plataforma aseguran que "el espíritu crítico, el pluralismo y la ciencia están en las antípodas de la fe, dogmas y creencias supuestamente revelados hace cientos o miles de años a diversos profetas y que se aceptan sin discusión". Pero además mantienen que "no es un caso aislado", ya que "se han firmado distintos convenios de promoción católica entre la UCA y estamentos confesionales". Un acuerdo de cooperación con los obispados de Cádiz-Ceuta y de Asidonia-Jerez, creando un servicio de asistencia religiosa católica, por el que la UCA se compromete a proporcionar instalaciones y mobiliario; y otro convenio de colaboración con la Hermandad del Santísimo Sacramento y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de los Afligidos y María Santísima de la Amargura por el que se instituye un premio a las tesis doctorales y trabajos académicamente dirigidos que traten, entre otros, sobre la religiosidad popular o el derecho canónico.

Por último, afirman que hay otro acuerdo de colaboración con la Real, Ilustre, Antigua y Venerable Hermandad de la Santa Vera-Cruz de Jerez, en la que, además de instaurar un Aula Permanente de Estudios Cofradieros, compromete a la Coral Universitaria a participar en "actos de culto" y la presencia universitaria en la procesión de Jueves Santo, donde "a través de una representación suficiente formará parte del cortejo procesional, para lo cual se confeccionará un estandarte universitario que en su diseño, ejecución y nobleza sea digno de la alta representación que ha de ostentar". "Lamentamos que el faro de racionalidad que debe ser la Universidad Pública acabe convirtiéndose en un medio de catequización social para dar amparo a los deseos evangelizadores de distintos lobbies religiosos", zanjan en el comunicado.

Según ha informado la propia UCA, el Aula Universitaria de Fe y Caridad, que se ubicará físicamente en dependencias de la Universidad de Cádiz dentro de la Facultad de Derecho del Campus de Jerez, será el espacio propicio para la organización de conferencias, jornadas, mesas redondas, seminarios y de actividades sociales, culturales y de voluntariado (en conexión con la labor que desarrolla Cáritas). Contará con una financiación anual por parte de la Diócesis de 1.000 euros. La UCA es una "institución universitaria pública abierta a la colaboración académica y científica con todos los actores socioeconómicos y cultures de su entorno. En este contexto, se inscribe el presente protocolo general de colaboración", ha explicado González Mazo. 

 
 
Publicidad
Publicidad