Opinión

Rafa ‘el facha’

“Frente a toda esta gentuza que agrede a la Policía y contra los Wilys Toledos o Cayos Laras de turno, Waffen SS”.

“Un peloton de Guardias Civiles, mosqueton Mauser en ristre con su dotacion de municion reglamentaria, rodilla en tierra: ¡Fuego!”

“Que falta le hacen a España los General Mola, Yague, Sanjurjo, Muñoz Grandes… y por supuesto el Generalisimo Franco”

“La Junta de Fiscales de Cataluña será pasada por las armas en su momento oportuno. Nuestra mejor arma sera el terror”

“¿El día de la mujer trabajadora? ¿Eso no es sexista? Y el del hombre trabajador, ¿cuándo es?”

“Menuda aberración privar a un niño de nacer en el seno de una familia con un padre y una madre”.

Todos estos tuits -con sus faltas de ortografías incluidas-, podría haberlos escrito cualquier vulgar cabeza rapada, uno de esos neonazis que campan a sus anchas por cualquier ciudad española soltando exabruptos y bufidos. Sin embargo, esos tuits fascistas, sexistas, homófobos, racistas… son autoría de un brigada de la Guardia Civil destinado en el puesto de la localidad serrana de Villamartín (Cádiz). El susodicho es un tal Rafael Jarque García, más conocido por Rafa ‘el facha’. Jarque estuvo destinado como instructor durante casi veinte años, primero como cabo y más tarde como sargento, y según cuentan, se dedicó a infligir temor y pánico a los aspirantes a Guardia Civil. Fueron las promociones que pasaron por sus manos las que le pusieron el tan merecido apodo. “Cuando me llaman ‘facha’ doy las gracias”, aseguraba en otro de sus famosos tuits.

En Villamartín, este brigada se dedicaba a labores meramente burocráticas, y en sus ratos libres iba elaborando todo un manual de apología del Fascismo en mensajes de 140 caracteres. La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) empezó a investigar la cuenta de Twitter de Rafa, y ante tales mensajes, decidió denunciar estos hechos al Ministerio del Interior. Ahora, varios meses después, la AUGC critica en un comunicado que al guardia civil se le suspendiera de empleo, pero no de sueldo, y siga desde el mes de septiembre en activo, a la espera de juicio. O sea, que le dieron unas vacaciones pagadas y vuelta al trabajo, y aquí paz y después gloria. Lamentable.

Ahora pongan atención a los siguientes tuits:

“Street Fighter, edición post-ETA: Ortega Lara vs Eduardo Madina”,

“El fascismo sin complejos de Esperanza Aguirre, política del Partido Popular, me hace añorar hasta a los GRAPO”

“Franco, Serrano Súñer, Arias Navarro, Fraga, Blas Piñar… si no le das lo de Carrero Blanco la longevidad se pone siempre de su lado”.

Por estos mensajes, César Strawberry, cantante del grupo Def Con Dos, se enfrenta a una petición de hasta tres años de prisión por enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas del terrorismo.

Está claro que hay una permisividad hacia unos y una criminalización hacia otros. A unos se les da unas vacaciones hasta que ‘pase el temporal’ y a otros se les lleva a la Audiencia Nacional sin ningún tipo de titubeos. Al parecer, la dichosa Ley Mordaza no se aplica a todos por igual y a los hechos me remito, ejemplos no faltan.

En fin, si es usted de los que les gusta publicar tuits de crítica política desde una visión progresista y decide utilizar un tono provocativo, e incluso echar mano del humor negro, tenga cuidado, puede que un mal día, cuando esté tranquilamente en casa entre la Guardia Civil y se lo lleve a los calabozos de la Audiencia Nacional por enaltecimiento de terrorismo o algo parecido. Si decide en cambio tuitear alabanzas al glorioso alzamiento nacional, halagos a Franco y compañía o pedir un pelotón de fusilamiento para algún político de izquierdas, no se preocupe, seguramente no le molestarán demasiado. 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *