Empresas y Trabajo

El método Aptis o cómo superar la prueba de inglés en una academia con el 100% de aprobados

Marco Bresci dirige Be-Lingual, el centro que implantó en exclusividad el examen del British Council, válido para certificar titulaciones universitarias y oposiciones en sus academias de Jerez, El Puerto, San José del Valle y Algeciras: "Es un examen donde todo puntúa y nada resta"

Más de 2.500 alumnos ya saben lo que es superar el inglés con el método Aptis en las academias de inglés de Be-Lingual. Marco Bresci, que dirige el centro junto a su mujer Verónica, ya tiene cuatro academias distribuidas por diferentes puntos de la provincia: Jerez, El Puerto, San José del Valle y Algeciras. Unos centros donde prepara a los estudiantes para conseguir superar una prueba de inglés que para muchos se torna como imposible.

“Los alumnos que vienen a clase y hacen la tarea no tienen problema”, confiesa Marco, que tras tres años ofreciendo en exclusividad el examen de Aptis en Jerez puede decir sin pelos en la lengua que ha conseguido casi un pleno al 15: prácticamente el 100% de sus alumnos ha aprobado el examen y ha conseguido su acreditación de inglés. A diferencia de otros exámenes, como el de Trinity o el de Cambridge, en el Aptis, reconocido tanto en el ámbito público como en el privado, no hay un mínimo, ni hay un nivel predeterminado al que presentarse. “Cada parte tiene su puntuación, es un examen donde todo puntúa y nada resta, no es como en otros exámenes que piden una nota media”, explica.

Los grupos de la academia Be-Lingual son dinámicos y reducidos, centrándose en el contenido para superar el examen de Aptis. FOTO: MANU GARCÍA.

Opositores, trabajadores de empresas privadas como Navantia, Correos, la Base Naval de Rota o estudiantes universitarios y alumnos de la educación secundaria y Bachillerato se cuentan entre los habituales de esta academia, la única reconocida dentro del Aptis Network y directamente con el British Council, un organismo que tiene su paralelismo en el mundo británico con el Instituto Cervantes. Es precisamente esta circunstancia una de las causas por las que el examen se centre en medir el nivel real de inglés del candidato, no siendo una prueba de carácter estrictamente académica. “Hoy en día se necesita el título para superar una carrera y el Aptis está más que reconocido para esas opciones”, cuenta Marco, que recuerda la gratuidad para los estudiantes de las universidades públicas andaluzas hasta 300 euros si aún no han superado sus competencias de inglés dentro del marco europeo exigido para el B1.

El más económico de todos los exámenes oficiales

“Practicar este tipo de exámenes es vital, de ahí la importancia de que nuestros alumnos puedan acceder a pruebas reales como las que ofrecemos en el mismo sitio donde harán su examen oficial“, recalca Marco. El examen, que cuenta con cinco partes, incluye un apartado de comprensión lectora (reading), otro escrito (writing), una parte de escucha (listening), gramática y vocabulario. Para los más nerviosos, además está la tranquilidad de saber que es de forma telemática y que el alumno que se va a examinar lo hará a ordenador y con auriculares, garantizando mejor sonido que en otro tipo de exámenes.

Marco Bresci abrió Be-Lingual junto a Verónica en 2016. FOTO: MANU GARCÍA.

“Hay estudiantes que se ponen nerviosos cuando tienen que interactuar con otros, en el Aptis sólo estás tú con el examen, habiendo practicado las pruebas antes”, explica Marco, que ofrece una plataforma digital especialmente preparada para este fin. Las clases, de lunes a viernes, incluyen un día, el lunes, con dedicación exclusiva a estas pruebas en las sedes de la academia, con decenas de ordenadores adaptados para ello.

“El Aptis es muy diferente porque certifica el nivel de inglés hasta el C1 con el Aptis General y un C2 con el Aptis Advance, por lo cual no tienes que presentarte a un nivel, sino que la prueba es general”, dice el gestor de esta academia, por la que tienen que pasar todos los que se examinen, aunque lo deriven desde otros centros o que se presentan solos, sin haber dado clase, a esta prueba. “Los candidatos que van por libre no tienen los conocimientos de la plataforma igual que nuestros alumnos y además somos nosotros los que gestionamos todo, por eso la tasa del examen está incluida en nuestros cursos”:

Una profesora dando clase en este centro de inglés asociado al British Council. FOTO: MANU GARCÍA.

“Contamos con un curso presencial intensivo de 4 semanas, con dos horas diarias de lunes a viernes, y también la posibilidad de presentarse solo al examen tras haber realizado cuatro pruebas previas”, explica sobre una de las opciones más elegidas. Algo que no recomienda, pues el precio de los cursos es bastante económico y permite ir con seguridad a una prueba que puede certificar un nivel de inglés intermedio-alto sin ningún tipo de problemas.

“Un curso de dos semanas cuesta tan sólo 167 euros con la tasa de examen incluida, mientras que el de cuatro semanas tiene un precio de 257; en otras pruebas la prueba casi cuesta lo mismo”, dice recordando además que en el Aptis todo tiene el mismo precio, al ser una prueba única, a diferencia de Cambridge o Trinity, donde aspirar a un C1 es más caro que un B2, y un B2 más que un B1. “Ofrecemos una continuidad; al estudiante que haya sacado un B1 queremos seguir preparándole para un B2, y al del B2 para un C1; lo ideal es que cuanto antes tengan su nivel de inglés, porque es fundamental acreditarlo”, reconoce, poniendo el acento en los títulos universitarios, los másteres y los organismos públicos, que muy pronto exigirán competencias hasta del C1.

El sueño de un italiano y una jerezana que se conocieron en Londres

“Nosotros con el Aptis empezamos en 2016, contactamos con el British Council en un momento en el que prácticamente no se conocía”, explica Marco. “Empezamos a formar a los profesores. Dimos la primera convocatoria en el grupo Interforma con 25 alumnos y ahora estamos haciendo convocatorias cada dos semanas con casi 200 alumnos”, cuenta ilusionado sobre la evolución del proyecto.

Marco, italiano nacido en Etiopía, vivió durante quince años en Londres, donde trabajó en el ámbito de la aviación como jefe de un departamento de quejas. “Allí conocí a Verónica, que es de aquí de Jerez (ríe); al principio estuvimos trabajando en hoteles, touroperadores o dando clases de inglés en el ámbito de la empresa, y en bodegas como Gonzalez-Byass”, recuerda. Fue entonces cuando decidió con Verónica, que también daba clases de inglés a niños, montar una academia. “Siempre hemos visto que faltaba algo en la metodología, el aprendizaje tiene que ser una carrera a largo plazo“, explica.

La Academia de Be-Lingual en Jerez. FOTO: MANU GARCÍA.

Es por eso que también desarrollan un programa para niños, desde los 5 años, en los que utilizan la metodología de la escuela británica donde el juego es la vía para ir introduciendo la gramática y no al revés. Para ello utilizan pizarras digitales, con objeto de visualizar el aprendizaje y hacerlo más ameno. “Se trata de un método interactivo en el que lo niños participen”, recalca Marco, que no para de buscar innovación para el progreso del aprendizaje y expandir nuevos horizontes. Un sueño que hace posible con Verónica desde hace ya tres años.

En esa fase de expansión, la academia Be-Lingual ya se está preparando para acoger la prueba del IETLS, el examen más utilizado a nivel internacional para acreditar el inglés, especialmente en la educación superior. “La ventaja que tiene el IETLS, que la gente cree que es muy difícil y no es así, es que puede utilizarse para convalidar cualquier título en un país anglófono”, comenta. “Un higienista bucodental, por ejemplo, puede trabajar al día siguiente de sacarse la matriculación en Reino Unido o Canadá sin problemas”, explica. En esa línea la academia trabaja para que a finales de año esta posibilidad también sea una realidad en la provincia de Cádiz.

Be-Lingual Language Academy es el único centro acreditado del Aptis Network en la provincia de Cádiz, está vinculado al British Council. Se puede contactar con la academia a través de su teléfono 956 92 47 20, de su correo electrónico ([email protected]), de su página web o de su página de Facebook.

 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *