Ayuntamiento y Junta estudian trasladar el CAF al Palacio Ponce de León

Publicidad

Ayuntamiento y Junta estudian trasladar el CAF al Palacio Ponce de León

Urbanismo y Cultura ofrecen esta posibilidad para que el Gobierno andaluz asuma la rehabilitación del edificio, con más de 3.000 metros, y actual sede de El Salvador, que se 'mudaría' al antiguo asilo San José en Santiago. 

El objetivo es que el inmueble que ocupa ahora el Centro Andaluz de Documentación de Flamenco en la plaza de San Juan se convierta en un hotel con encanto en intramuros.

25-10-2015 / 22:58 h.

El Ayuntamiento, a través de la delegación de Cultura y Dinamización del Patrimonio, ha ofrecido a la Junta de Andalucía el traslado del Centro Andaluz de Documentación de Flamenco al Palacio Ponce de León, en la plaza del mismo nombre y que en la actualidad es un colegio-guarderia gestionado por las Hijas de la Caridad que además incluye el comedor de El Salvador, uno de los refugios asistenciales más importantes del municipio. La idea no es nueva. Ya en tiempos de Pedro Pacheco, junto al entonces incipiente proyecto de la fallida Ciudad del Flamenco, se barajó la posibilidad, pero es ahora cuando ha empezado a cobrar fuerza. Sobre todo, por la receptividad que ha tenido la idea en quien tendría que asumir la inversión, la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes, cuya titular en Cádiz es Remedios Palma. 

Según ha podido saber lavozdelsur.es, las conversaciones para la mudanza del antiguo CAF ya se habrían iniciado entre la responsable provincial y el teniente de alcaldesa Francisco Camas. El centro de documentación de flamenco más importante del mundo, que lleva 27 años radicado en el Palacio Pemartín de la plaza de San Juan, se trasladaría de esta manera a un inmueble palaciego con 3.253 metros cuadrados de superficie construida y que hace años que necesita ser intervenido para su adecuada conservación. El inmueble, donado al municipio en 1897 por Luis de Ysasi y Lacoste, es una joya de gran valor del patrimonio andaluz. De principios del siglo XVI, en palabras de la historiadora Julia López Campuzano "es el más antiguo vestigio de la implantación del estilo renacentista" dentro y fuera del casco urbano jerezano. 


bicjerez.blogspot.com.es/
La emblemática 'ventana esquinada' del Palacio Ponce de León en Jerez.

La operación inmobiliaria no es sencilla ni rápida. Sus protagonistas son conscientes de ello, pero en el caso del Ayuntamiento sabe que acercar de algún modo el CAF a ese entorno no solo potenciaría a la propia institución sino además revalorizaría el entorno de la deteriorada plaza Belén. Es la auténtica zona cero de intramuros y donde primero quiere intervenir el Plan Director del Centro Histórico que el gobierno local del PSOE ha presentado en días pasados.

La operación de Ponce de León reforzaría este primer gran impulso al casco antiguo de Jerez para su recuperación definitiva. Eso sí, el palacio de la emblemática ventana esquinada tiene inquilinas y su labor ahora mismo en la ciudad es decisiva para muchas familias. La idea, ha sabido este medio, es que las Hijas de la Caridad permutaran los servicios sociales que prestan en El Salvador por un nuevo emplazamiento en el antiguo Asilo de San José, en la calle Taxdirt y sin uso desde hace más de cuatro años. El PP incluso proyectó la rehabilitación de este inmueble durante la anterior legislatura, para la que destinó unos 300.000 euros.

¿Y qué pasará con el palacio dieciochesco que viene ocupando el Centro Andaluz de Flamenco desde 1988? La propuesta incluye la reconversión de este valioso inmueble en un posible hotel con encanto, próximo a Santiago, barrio flamenco por excelencia, y dentro del meollo del enésimo anuncio de recuperación del maltrecho intramuros jerezano. Evidentemente este es un plan turístico-cultural y urbanístico a medio y largo plazo, toda vez que tienen que conjugarse muchas piezas. Con el proyecto de reurbanización del solar de la Ciudad del Flamenco -con 17 millones de euros enterrados en el subsuelo por el proyecto de Herzog y De Meuron- y el impulso al Palacio de Riquelme, al Ayuntamiento también le restará decidir qué futuro le espera a la antigua comisaría del Arroyo, que quedará vacía una vez que se construyan al fin las nuevas instalaciones en La Asunción -con 2,5 millones en los PGE de 2016-.