"He envejecido muchísimo en estos tres años"

Publicidad

"He envejecido muchísimo en estos tres años"

Santiago Sánchez, portavoz de Ganemos Jerez, repasa su experiencia política e institucional. Con la mente en la confluencia en 2019, afirma: "No es imposible que nos juntemos con un proyecto ilusionante que dé un giro a la ciudad".

14-04-2018 / 10:38 h.

Santiago Sánchez Muñoz no es un político al uso. De apariencia introvertida, de tono calmado y con un desbordante sentido del humor, rápidamente uno comprueba que su vida ha estado curtida en una barriada obrera y que ha crecido con un fuerte compromiso con la justicia social. Nacido en el barrio de La Granja en 1979, lleva desde los 17 años involucrado en el activismo (plataforma pro-campus universitario, movimiento vecinal, movimiento estudiantil, movilidad sostenible, Asamblea Anti-saqueo, 15M, cooperativa ecológica La Reverde, secretario general de Podemos Jerez…). 

Licenciado en Filosofía, máster —demostrable— en Educación Secundaría, auxiliar administrativo y animador socio-cultural, sueña con jubilarse como profesor universitario o de instituto. Ha sido coordinador de un equipo de intervención social de viviendas públicas, educador en el colectivo Buenaespina, en programas de prevención de abstensimo escolar... pero también en un lavadero de coches, en la azucarera y hasta encuadernando agendas escolares. Sí, Santiago Sánchez no es un político típico. Como tampoco lo es personalmente. No en vano, asegura sentirse especial porque ama la pizza con piña y anchoas, aunque no tanto como a los perros, el canicross, las motos y los helados de Soler.

Después de casi tres años de mandato, con diferentes tensiones internas y externas vividas con el proyecto Ganemos Jerez, una agrupación municipalista de electores que surgió de la nada, en el caldo de cultivo del 15M y Podemos, y que logró cinco concejales en las pasadas elecciones locales de 2015, Sánchez fue la cabeza de cartel de la iniciativa ciudadana. Eso sí, dejando claro que huye de personalismos, de liderazgos unívocos, y con la tesis irrefutable de que la izquierda, unida, es más fuerte. 

Dígame un día que ha sido feliz en política, uno que sintiera que esto había merecido la pena.

Hace poco, parece una tontería pero no lo es, es algo histórico, por primera vez en la historia del Ayuntamiento de Jerez vamos a saber en qué se gastan el dinero los partidos políticos. Eso se aprobó el otro día en la comisión de auditoría y transparencia. Es verdad que salí de ahí bastante contento. Como otro día en el que también me sentí así, lo que pasa que el PSOE se encargó de chafarlo, que fue cuando aprobamos en pleno que se iba a reincorporar la gente del ERE municipal, pero después Mamen Sánchez y el resultado final estropeó ese día.

¿Y el que le dio más asco de todo esto?

Ha habido días que me han dado mucho asco, sobre todo, en relación con los comentarios machistas de Antonio Saldaña o aquel en el que de forma gratuita me llamó chorizo y sin vergüenza.  A mí me encantaría que le pusieran un micro abierto todo el tiempo a la bancada del PP porque esto es por desgracia muy común: los insultos, los comentarios machistas… me encantaría que supieran cómo son en realidad, ya que con el micro abierto se maquillan, pero luego son machistas y mal educados, muy faltones.

Las encuestas dicen que a mayor edad, más preocupan las mierdas de perro en las calles. ¿Usted qué piensa cuando las esquiva al caminar o en bicicleta? ¿Es sintomático en relación con el estado de una sociedad?

Yo tengo dos perras, las paseo por Jerez y lo que hacen lo recojo, y claro que me llama la atención y me duele que la gente deje las mierdas de perro en la calle. Eso estigmatiza la relación que tenemos con los animales cuando realmente solo es un síntoma de que hay gente guarra y hay dejadez por parte de la administración. Es muy diferente que un perro se cague en la calle Larga, esa mierda va a durar muy poco, a que se cague en el parque de la Hoyanca o en el Polígono, donde se puede tirar meses y meses sin recoger.  Aparte de la actitud incívica de la persona, está la violencia estructural del Ayuntamiento donde hay zonas que se limpian y otras que están abandonadas. Como este tema se puede ver cómo se apuesta por una zona sí y por otras no.

¿Tienen que ver, en parte, los gobernantes que hayamos podido padecer en esta ciudad con esas actitud incívicas o, directamente, con la mala educación?

Ese incivismo y esa mala educación la vivimos nosotros en el pleno. La gente que es incívica dejando la mierda de perros en las calles tiene su reflejo y sus representantes en la bancada del PP, con sus insultos gratuitos, su mala educación, falta de respeto… María José García Pelayo, cuando venía, claro, ha intervenido muchísimo en los plenos, pero a micro cerrado, y siempre era para insultar y mal meter, así que claro que hay ahí un reflejo.

 "A mí me encantaría que le pusieran un micro abierto todo el tiempo a la bancada del PP porque esto es por desgracia muy común: los insultos, los comentarios machistas…"

Si uno analiza un poco su cuenta de Twitter ve que usted es de poco tuitear. Le pido que me resuma en un tuit qué balance hace de estos años y qué perspectiva electoral tiene personalmente para 2019.

Es cierto que Twitter no lo utilizo mucho y cuando escribo en Facebook, mis estados son muy sintéticos. Si fuera un tuit, el balance sería: en el Ayuntamiento de Jerez hay un caballo de Troya que todavía tiene que abrir sus puertas o por fin la calle está en las instituciones pero todavía tiene que desarrollar su trabajo, tiene que tener la representación en el Ayuntamiento que le permita desarrollarlo.  Y de cara al futuro, el tuit sería: gracias a la confluencia, por fin la calle va a gobernar en el Ayuntamiento de Jerez. 

'Es muy buena gente, pero para estar en política'… ¿le suena esta frase? ¿se le ha retorcido a usted el colmillo en estos años?

Sí, vamos de hecho me lo han dicho de otra manera… como abuelo tiene que ser muy buen abuelo, pero como político no sirve… Yo me he tirado muchas horas en La Granja viviendo la calle y aquí no te picardeas más, pero aprendes a gestionar el malestar que te crea gente que dice una cosa y hace lo opuesto, o que de lo que se preocupa es de su imagen, no del bien común… Hay ambientes, como el de la comisión de auditoría y transparencia, donde se puede trabajar, creo que es donde hay mejor ambiente con todos los grupos, la gente propone algo razonable, se tiene en cuenta y se hace, pero luego de cara a la calle se intenta insultar gratuitamente al otro para sacar rédito político, no para mejorar la ciudad.

Entonces, la gente de Ganemos Jerez estamos aquí para cambiar la ciudad, no para hacer carrera política, eso lo tenemos muy claro. Hay que aprender a gestionar esas actitudes porque es verdad que crean malestar, pero yo me he dado cuenta, por ejemplo con Antonio Saldaña, que es algo que le desmonta, y eso lo decía Aristoteles, y es el humor. Es una persona que se alimenta del miedo de los demás, entonces cuando tú no le muestras miedo, él se descoloca y pierde los papeles, conmigo le ha pasado un par de veces porque no le he mostrado miedo, todo lo contrario, lo he tratado como lo que es: un representante del grupo político más corrupto de España. Entonces, él evita mucho la confrontación conmigo porque sabe que no le tengo miedo. 


Manu García
Un momento de la entrevista con lavozdelsur.es, en el Bar La Callejuela.

"Hoy María José García Pelayo (PP) no se ha presentado al pleno, otra vez. Pero ya sabemos que para el PP un "No Presentado" equivale a un 7’5”, puso en su muro de Facebook a propósito del máster de Cifuentes. ¿Falta sentido del humor entre la clase política, más imaginación en la crítica?

Claro, claro que sí, el humor es una herramienta espectacular para hacer política, como actitud frente a la vida, y es un síntoma de inteligencia que por desgracia no se ve mucho en política. Eso es una dinámica que hay que cambiar porque se ve más ego que inteligencia. Muchas veces se me ocurren muchas cosas pero me corto porque no sé si son las mejores formas o no, pero por mi mente pasan un montón de comentarios durante los plenos, como que Mamen Sánchez es como la mujer del reverendo Lovejoy de los Simpson, que cuando quiere argumentar algo siempre salen los niños por medio… es como si estuviéramos en contra de los niños y no, estamos en contra de lo que dices sobre este tema; eso se da en primero de sofismo, son manipulaciones en plan burdas…

¿Quién es el político más cuñado del pleno?

Hay un nivel de cuñadismo importante. Por un lado, Ciudadanos, que es el partido cuñado (risas), y por otro el PP, entre Antonio Saldaña y Javier Durá: Venezuela, Corea del Norte… Puedes estar hablando de una acera rota y la culpa la tiene Venezuela. Cuando no hay argumentos se recurre a los clichés y estereotipos. 

¿Cuál es su muletilla?

Hace poco me dijeron algo esta gente que yo decía mucho. Tenía muletillas como ¿sabes?, pero creo que me la quité. Sí tengo que tener otras y hace poco me lo dijo Kika, pero no me acuerdo.

En la izquierda jerezana, como cantaban Los Piratas, ¿el equilibrio es imposible?

Hay una frase de Pablo Carbonell que dice que lo que no es imposible siempre puede suceder. Entonces, no es imposible que nos juntemos y que tengamos un proyecto bonito e ilusionante que dé un giro a la ciudad. Y como no es imposible, puede suceder, y yo para eso soy muy optimista.

Cuñadismo plenario: "Puedes estar hablando de una acera rota y la culpa la tiene Venezuela. Cuando no hay argumentos se recurre a los clichés"

¿Ganemos será en confluencia o no será o se precipitan quienes lo dan por muerto en caso de no confluir con Podemos e IU?

Claro que se precipitan. Nosotros estamos apostando por la confluencia, Ganemos nace como espacio de confluencia, y estamos empujando para que eso se dé. No hay nada ahora mismo que diga que es imposible que eso se dé. Puede suceder y creemos que se va a dar. Y si no se diera, Ganemos seguiría porque es un proyecto maduro que está dando respuesta a necesidades que hay en la ciudad, y sería una pena perder este proyecto.

Hace casi un año, tras dimitir, el ex concejal de Ganemos Ángel Cardiel dijo en una entrevista en este medio: "Hay personas de Ganemos que han minusvalorado el capital político aportado por Podemos". ¿Se les rompió el amor de tanta asamblea?

Eso se lo tienes que preguntar a Ángel, que él lo explique. Yo, de hecho, sigo siendo de Podemos y no me siento infravalorado en Ganemos. En las últimas elecciones generales, Ganemos hizo campaña a favor de Unidos Podemos. O sea, es algo que está ahí y sobre lo que dices lo tendría que explicar Ángel porque yo no lo he vivido así y no lo puedo explicar de esa manera. Los sentimientos de cada uno son de cada uno.

Ganemos: "El tema ego está muy trabajado, no somos perfectos, pero tenemos un ambiente de trabajo estupendo"

¿Pero hubo mal rollito con Podemos, no?

Hubo, con alguna gente de Podemos, discrepancias. De hecho, con el tema de entrar en gobierno con el PSOE había gente en Podemos que no quería explorar esa opción, pero nuestra asamblea dijo que sí, entonces esto no es lo que yo opine o deje de opinar, sino lo que nos manda la asamblea, y ahí sí hubo gente que estaba en contra, aunque otra gente de Podemos sí estaba a favor de explorar esa opción.

Y en Ganemos, ¿hay mucho fuego amigo?

El ambiente de trabajo que tenemos es una de las cosas de las que me siento súper contento. Es un ambiente donde nos cuidamos, nos escuchamos unos a otros, donde cuando hay un problema se pone encima de la mesa con ánimo de arreglarlo, no de hundir ni machacar a nadie… Somos muy muy asertivos, venimos mucho de gente que está acostumbrada a trabajar de forma colectiva, y el tema de los egos es algo que la gente que estamos en Ganemos lo tenemos trabajado. Me acuerdo en la campaña que me preguntaban cuál es tu proyecto para la ciudad y yo decía: no, no, es el proyecto de Ganemos. Este, a diferencia de otras partidos, que tienen el proyecto de María José García-Pelayo o el de Mamen Sánchez, aquí no hay un proyecto unipersonal, sino que es un trabajo colectivo; y el tema ego está muy trabajado, no somos perfectos, pero tenemos un ambiente de trabajo estupendo. Llego por la mañana al grupo municipal y, a veces, estoy de bajón por temas personales, y de ahí salgo con las pilas puestas. Te animan y nos cuidamos mucho, y eso da gusto.


Manu García
Sánchez, sentado en la bancada de Ganemos, su espacio habitual en los plenos.

Piense en eso de Nietzsche: "Es sencillo hacer que las cosas sean complicadas, pero difícil hacer que sean sencillas". ¿Al final en la izquierda, aunque parezca fácil, también mandan los intereses partidistas, las filias y fobias, y el amarrar un sueldecito público?

Hay dos temas que si se trabajan y si se afrontan ayudarían mucho a que nos entendiéramos. Para plantearme las cosas soy mucho de Guillermo de Ockham, la explicación más sencilla suele ser la correcta. Y por qué echarle muchas florituras a algo que es muy sencillo. Aquí, respecto al tema de la confluencia, la cosa es tan simple como que si vamos juntos, todo va a ir mejor. Hay que trabajar el amor a las siglas, a la identidad de partido, que al fin y al cabo es una herramienta, no un fin en sí, y eso hay que dejar de verlo como tal, porque el objetivo no es que el partido crezca, sino que tengamos una herramienta para transformar la ciudad; y el otro tema que hay que trabajar son los egos personales. Si se solucionan estas dos cosas tenemos mucho avanzado. 

Pero se producirán fricciones en cosas como decidir quién es el candidato...

Si esas cosas no se dan, ayudaría muchísimo…

Pero se darán...

No lo sé, no lo sé…

 "Si yo soy un problema para que un proyecto en condiciones tire para adelante, yo doy un paso al lado, atrás o a donde mejor esté"

Ya se están dando...

Espero y confío en que no. La explicación es simple: juntos es mejor que separado. Eso hay que interiorizarlo y ponerlo en práctica, dejando de lado el amor a los egos y a las siglas.

¿Y usted renunciaría a encabezar esa candidatura, pese a que ya fue candidato en 2015 por Ganemos?

Claro, sí, sí, sí. No tendría ningún problema. Si yo soy un problema para que un proyecto en condiciones tire para adelante, yo doy un paso al lado, atrás o a donde mejor esté. Ya sé que no es lo habitual pero es que Ganemos no ha venido a Jerez para hacer lo mismo que hacen los demás. Yo lo tengo clarísimo y creo que hay gente incluso más interesante que yo para que encabece esa lista. No tengo ningún problema en decirlo, es más todo lo contrario. Yo no me quiero jubilar en la política, quiero vivir y jubilarme como profesor de instituto o universitario, eso me haría ilusión. Me veo dentro de unos años metido en la docencia y colaborando en el proyecto político que más me ilusione. 

¿Dejar la política es más difícil que salir de Ikea? ¿Usted se ve otros cuatro años más en esto?

(Risas) Yo llevo desde los 17 años… pero el sitio donde esté lo elegirá la gente y lo elegiré yo. Trabajando y cobrando de la política, como mucho, cuatro años más, más no. Por salud del proyecto y por salud mental de uno, claro. Yo he envejecido muchísimo en estos tres años, demasiado, tengo un montón más de canas, he cogido peso, tengo más arrugas… me tenía que haber metido en Ciudadanos, cobraría lo mismo y estaría menos estropeado (risas)…