Cádiz

¿Cómo saber si tienes a un pequeño ‘superdotado’ en casa?

El programa Talentum celebra una Jornada de Altas Capacidades Intelectuales destinada a madres, padres y docentes interesados. Un diagnóstico precoz es fundamental para conseguir un correcto desarrollo de estos niños y niñas.

“La primera vez que escuché a alguien decir de mí que tenía altas capacidades (o que era superdotado, como se decía entonces) fue hace 21 años. Con 6 años acababan de adelantarme un curso, de preescolar a 2º de Primaria”, cuenta Manuel Domínguez, docente del programa Talentum. Según su testimonio, son muchas las dificultades de adaptación con las que se encuentra un niño con altas capacidades. “El primer día de clase la maestra, al pasar lista, se detuvo al leer en voz alta mi nombre: Manuel Antonio Domínguez, ah, tú eres el superdotado, ¿no? Te esperaba gordito y con gafas. Toda la clase se rió, y en ese momento supe que adaptarme al cambio iba a ser difícil”, comenta. 

Hasta no hace mucho, la única opción que daban los centros para este tipo de alumnos era adelantarlos un curso, sin tener en cuenta lo que eso supone para el niño que no sólo es separado de su entorno, sino que además tiene que integrarse en uno nuevo con la etiqueta de “el superdotado”. “Para un chaval de 6 años, dominar las habilidades sociales necesarias para afrontar cambios y situaciones adversas es algo casi inverosímil, por lo que opté por ocultar y callarme la mayor parte de mis comentarios en clase, así como las preguntas y respuestas; si la maestra hacía una pregunta y nadie respondía, ella me señalaba diciendo venga, responde, que tú eres superdotado, tienes que saberlo“, explica Domínguez. 

Según las estadísticas internacionales, entre un 2% y un 4% de la población escolar puede tener sobredotación intelectual. En Andalucía existen entre 80.000 y 100.000 niños con altas capacidades intelectuales, de los que solo se han detectado 9.000 niños en toda Andalucía. Un diagnóstico precoz es fundamental para conseguir un correcto desarrollo de la persona. El colegio y el entorno familiar es clave. Casi el 75% de los alumnos con altas capacidades sufre fracaso escolar y cerca del 40% presenta bajo rendimiento.

“Si la maestra hacía una pregunta y nadie respondía, ella me señalaba diciendo ‘venga, responde, que tú eres superdotado, tienes que saberlo’

Y es que muchas veces el problema viene dado por la forma en la que es tratado. Es decir, por el desconocimiento por parte de padres y profesores a la hora de trabajar con estos niños. Por ello, desde Talentum impartirán una Jornada de Altas Capacidades Intelectuales el jueves 5 de julio en la Escuela Superior de Ingeniería del Campus Puerto Real de la Universidad de Cádiz. En ella participarán varios ponentes que hablarán sobre el tema para disipar dudas. En primer lugar lo hará Maribel Hernández, presidenta de la Asociación Altas Capacidades de Murcia, quién contará desde su propia experiencia cómo trabajan y qué procedimientos siguen. Le seguirá Arturo Morgado, coordinador de STIMEY, un proyecto europeo financiado por Horizonte 2020, el programa marco para Investigación e Innovación, desarrollado por 5 universidades europeas y diferentes empresas. Finalmente intervendrá Daniel Escobar, de AJEDUCA, un proyecto de ajedrez adaptado para la enseñanza infantil y primaria con recursos didácticos para profesores. La jornada está ideada para que asistan padres, madres y docentes interesados en la materia.  

Por otra parte, Talentum impartirá del 2 al 6 de julio un curso de verano -también en la Escuela Superior de Ingeniería de la UCA- a más de 40 niños con altas capacidades y alto rendimiento de toda la provincia de Cádiz de 8 a 16 años. En este curso se impartirán talleres de ciencia divertida, astronomía, realidad virtual o repostería creativa, entre otras actividades. Además, durante el curso escolar también tiene una amplia oferta de actividades que pueden consultarse en su página web. Con este programa se asegura el enriquecimiento intelectual y personal de los niños y niñas con AACCII, ya que cuenta con un equipo de docentes que entienden las características y necesidades de los pequeños.  

Como es el caso de Manuel Domínguez, quien piensa que “una persona que se dedica a la enseñanza tiene que tener pasión por su materia y por enseñar, por motivar y, sobre todo, tener siempre en cuenta que se trabaja con personitas en formación en todos los aspectos, y todo lo que hagas y digas se tendrá en cuenta en el aula y les marcará para bien o para mal. Pero si además el alumnado es de altas capacidades, esa sensación de responsabilidad se multiplica”. “En mis clases con altas capacidades, intento dejar claro que el protagonismo lo tienen ellos y ellas, y que el verdadero aprendizaje, el significativo, pasa a través de la diversión y la motivación”, concluye.  

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *