Cultura

Mala Rodríguez: “Sin los gitanos, Andalucía no sería lo que es”

La rapera jerezana, que estará en el Primavera Trompetera el próximo 13 de abril, habla sobre su próximo álbum 'Poderío', feminismo radical o la apropiación cultural de Rosalía con la comunidad gitana

“Hermosa mujer, sin dinero no tienes nada que hacer. No ves la reina que cuida de ti. No tiene sentido que sigas así”, canta María Rodríguez (Jerez, 1979), conocida internacionalmente como ‘La Mala Rodríguez‘, en Gitanasel único tema que ha adelantado del que será su sexto álbum. Poderío, así lo ha bautizado. Un disco donde la sororidad está más que presente y del que la jerezana no ha querido revelar mucho más que su nombre, algo que hasta ahora era toda una incógnita.

La Mala Rodríguez, que volverá a los escenarios del Primavera Trompetera el próximo sábado 13 de abril, habla con lavozdelsur.es sobre feminismo radical, la comunidad gitana y su arraigo en Andalucía, y sobre la apropiación cultural tras las polémicas declaraciones que dio sobre la cantante Rosalía. “Hostia, ahora para la gente el flamenco es lo más, y hay auténticas leyendas vivas del flamenco que están ahí olvidadas”, fue la reflexión que quiso hacer la rapera jerezana.

¿En qué barrio de Sevilla se crió? ¿Recuerda sus primeras batallas de gallos en la capital andaluza, qué joven entonces se animaba a enfrentarse a una adolescente?

Crecí en La Macarena. Y lo primero que me llamó la atención fueron las peleas que había de breack dance. Fue ahí donde empecé a ver a los raperos de mi barrio. Y luego empecé a hacer batallas de gallos, a hacer free style, en Triana. Era muy guay, la verdad. También había mucha gente del Polígono de San Pablo, toda aquella gente también me influyó muchísimo. 

Nunca se sintió intimidada por ser mujer en esos espacios.

Qué va. Yo era súper presumida, me encantaba ir con mi ropa muy femenina. No he tenido vergüenza para eso. Me parecía algo divertidísimo y algo especial. Y las chicas que he conocido dentro de toda la escena para mí siempre han sido unas tías increíbles. La Eli, la Soraya…, un montón de mujeres increíbles con muchísima personalidad y rompedoras totales. 

El próximo 8 de abril es el Día del Pueblo Gitano, dijo en una entrevista que “este país le debe mucho al pueblo gitano. Andalucía lo sabe”. ¿Por qué?

A mí me ha criado mi mamá, que no es gitana. Pero yo le tengo muchísimo respeto y mucha admiración al pueblo gitano: todos mis amigos gitanos, todos los profesionales que conozco… Y yo, como andaluza, entiendo que gran parte de la riqueza de Andalucía es debido a toda la aportación que ha hecho toda la comunidad gitana. Lo veo clarísimo. Y mantener este respeto y sentir esa apreciación, es algo que todos deberíamos hacer. Porque es que sin los gitanos Andalucía no sería lo que es. 

¿Cómo ha tratado el resto de España a la Andalucía gitana?

Yo puedo hablar por lo que he vivido. Y a mí me parece que en Andalucía somos bastante abiertos y tolerantes, eso es con lo que yo me quedo. Siento que en Andalucía la gente abraza. Conozco a mucha gente que me dice que tiene un abuelo o una abuela gitana… Siento que, en general, Andalucía es un pueblo que estamos mezclados, y eso se nota. Es como cuando vas a Tenerife y también hay gente de todas partes. Eso se nota, se nota en la gente. 

“¿Quién me protege?”, repite su tema ‘Gitanas’. ¿De qué manera están desprotegidas las mujeres gitanas en España?

Siento que, la mujer, sea gitana o no, está desprotegida por la ley en España. Ya lo hemos podido ver, ¿no? Nos toca a todas. Por eso siento que cuando hablamos de feminismo, debemos hablar de un feminismo que comprende a todas las mujeres. 

¿Qué le enseñaron las mujeres gitanas de su familia, de su entorno, en la música? 

Me han enseñado, como cualquier otra mujer, a seguir palante, tener respeto por ellas mismas, a sentir orgullo por uno mismo. A no dejarse pisar. A mí mis tías, todas mis primas… siento que sin ellas me falta un cachito. Mi infancia ha estado plagada de momentos en los que he estado con todas mis primas, mis tías… Y si no fuera por ellas, yo no sería lo que yo soy. Y siento que eso lo tiene el pueblo andaluz, que tiene también el formar parte de una comunidad de gente que hacen piña. Se ven a menudo, contamos los unos con los otros, y la verdad es que yo, que he sido la que más se ha alejado, que he sido como la más rara porque he querido buscarme, alejarme, que he querido estar sola una Nochebuena, ¿entiendes? A lo mejor eso yo luego lo he entendido, lo que es, el valor de tener a una familia como la que yo tengo. Siempre están a todas, en todo momento, siempre. Y eso es lo más bonito. Yo quiero muchísimo a todas mis primas y a mis tías por eso mismo. Porque me han enseñado el valor de la comunidad, de la familia. De querernos siempre. Yo no sé si eso ocurre en otros lugares, pero yo creo que en Andalucía la familia es algo muy importante. 

Nadie puede contar tu historia. La historia tuya la cuentas tú

Hay una frase en el tema ‘Gitanas’ que me parece fundamental para el movimiento feminista: “Hermosa mujer, sin dinero no tiene nada que hacer”. ¿Cómo entiende La Mala Rodríguez el feminismo? ¿Con perspectiva de clase siempre?

Yo creo en un feminismo radical. Veo que tiene que cambiar todo desde abajo para que tienda el cambio hacia arriba. Yo sí creo en un feminismo radical. Yo soy una ‘feminazi’. Si te pones a pensar y pensar, con muchas amigas y muchas chicas con las que he hablado del tema, siempre llegamos al mismo planteamiento. Los temas tienes tantos matices o planteamientos, como por ejemplo la abolición. Cuanto más escarbo más veo que hay que llegar a la raíz. Me encanta hablar del feminismo con otras mujeres, con chicos también, eh. Lo lindo, de verdad, es que hayamos empezado a hablar. No por el afán de solo escucharnos, o de hablar por hablar o por tener la razón; sino por llegar a conclusiones distintas. Porque queremos entender qué estamos haciendo mal, para hacer las cosas bien. 

Es una ‘lideresa’, como muchos la llaman, que ha conquistado la música partiendo de más de tres discriminaciones. Dígame, ¿qué situaciones de sexismo, clasismo o racismo no habría vivido de ser un hombre madrileño y payo cantando rap?

(Suspira). No sé, no me he dado cuenta. Yo siempre he estado en mis letras; a mí lo que me gustaba era escribir desde pequeña. Si sentía esa necesidad a pulso de escribir, pues yo me centraba en eso, en escribir y en expresarme. Cuando las primeras letras, con una de las personas más importantes para mí, ‘El Cuervo’, cuando yo empecé a rapear allí en Sevilla, yo sólo quería rapear, expresar lo que llevo dentro, y era tan divertido —y sigue siéndolo—, que no había más, no me ponía a pensar si era chica, si tal o cual. Yo simplemente quería cantar, quería contar mis cosas. Y ya con el tiempo es cuando me he dado cuenta de que lo que cuento no tiene nada que ver con lo que cuenta este u otro chico. Porque es que nadie puede contar tu historia. La historia tuya la cuentas tú.

Y se ha visto con la oportunidad de poder contar su historia a través de sus canciones.

La oportunidad me la ha dado la gente. Si no hubiera sido por toda la gente de Sevilla que me apoyó en los primeros conciertos, o la gente de Córdoba cuando iba a un festival, que yo pedía la oportunidad de cantar una canción mía y me la han dado. Todo es gracias a la gente que me ha dado el espacio y la oportunidad y me ha escuchado. Porque si no fuera de ahí, poquito a poco, no hubiera llegado más lejos. Entonces siempre pienso en la gente de Andalucía, de Madrid…, hasta que por fin grabé el primer álbum, ‘Lujo Ibérico’. Fueron muchas, muchas cosas, y fue precioso, porque creo que todo el mundo lo puede lograr; si tú tienes un gran impulso en ti, una gran necesidad terrible de contar, yo creo que nada te puede frenar.

La Mala Rodríguez en una imagen promocional. FOTO: CEDIDA.

Dice que “la apropiación cultural existe”, como cuando tacharon a Elvis de robar el blues a las comunidades negras. Sus declaraciones sobre Rosalía abrieron aún más el debate en la actualidad. Una tuitera dijo: “La Mala Rodríguez diciendo que lo de Rosalía es apropiación cultural, no como ella, la rapera gaditana. El primer rapero fue un gitano de Jerez, luego ya vino Tupac”. Pero, igual que El Capullo o José Mercé han dicho que lo de Rosalía no es flamenco, ¿usted se refería a la apropiación de símbolos andaluces y gitanos, y no una apropiación musical? 

A ver, a mí lo que me ha parecido rarísimo es que hiciera como una interpretación… Es difícil decirlo sin que suene a crítica, pero me da lo mismo, que cada uno haga lo que quiera. ¿Que te vas a la playa y te haces las trencitas? Pues muy bien. Pero la movida es que me chocaba mucho porque estaba fingiendo un acento, fingiendo toda una estética, fingiendo todo un montón de cosas, y eso a mí, que soy de aquí, me sonaba a una caricatura. Pero esa fue mi percepción, para mí, que soy andaluza, y lo entiendo a lo mejor de otra manera. A un tío de Noruega le puede flipar, o incluso a una de Sevilla, pero a mí me pareció muy raro, pero es eso solamente. Pero tampoco quiero ahondar en eso, porque sé que todo el mundo tiene su juicio ya hecho, pero yo también tengo mi opinión, y me suena raro, forzado, extraño. Y me encantó que de repente hubiera gente que sí quería hablar del tema: un chico madrileño que hablaba también de la apropiación cultural, gente en PlayGround… Y me parece interesante, porque nadie se para a pensar en esas cosas; solamente consumimos y consumimos, pero no te paras a pensar de qué está hecha esta historia. Un ejemplo bueno es la banda Ojos de Brujo, que triunfó a saco, y la chica es de Valencia, también hablaba raro y se ponía sus trajes de faralaes… Rosalía no es la primera que lo ha hecho. Es algo que se lleva haciendo mucho tiempo, de coger el estilo romántico del andaluz y convertirlo en algo nuevo. A mí Rosalía me recuerda a Ojos de Brujo.

Sobre Rosalía: “Me chocaba mucho porque estaba fingiendo un acento, fingiendo toda una estética, fingiendo todo un montón de cosas, y eso a mí, que soy de aquí, me sonaba a una caricatura”

Quizá lo que enfadó a la comunidad gitana fue que Rosalía volviera a incidir en los estereotipos del pueblo gitano, de corales…

Sí, cosas que la gente miran raro a los gitanos, y ahora que lo lleva una chica blanca, “bien, todo tranquilo”. A mí me da igual, pero es lo que es. El racismo existe, eso no lo puede negar la gente. A mí me producía una reflexión que me decía: “Hostia, ahora para la gente el flamenco es lo más, y hay auténticas leyendas vivas del flamenco que están ahí olvidadas”.

En una entrevista dijo que Lole Montoya es su ídola, ¿de chica estaba todo el día escuchando a Lole y Manuel? 

Me encantaba, y te voy a decir por qué: yo no he visto una cosa más elegante en mi vida. Mi mamá no es gitana, y ver a Lole, no sé, yo sentía una admiración profunda, y la siento. A mí se me hacía como algo super especial. Cuando yo he ido a algún festival de flamenco por Cádiz, y yo he visto a las cantaoras, siempre he sentido como una atracción terrible, como una magia… ¡Qué especial! Siempre he sentido una absoluta y completa admiración por eso. 

Y dice que en su sexto álbum ‘Poderío’ tendrá una colaboración con su niña, Alba Molina. ¿Habrá mucho flamenco fusión en su disco? 

El disco va a venir con un montón de temas súper potentes. Yo quería que de algún modo estuviera Alba, yo la quiero mucho, y siento que ella también ha vivido un montón de cosas que me encantaría plasmar en el disco. Tengo mucho respeto por ella, ha hecho cosas increíbles, y sin embargo creo que ella ha tomado un rol más revolucionario, y significaba para mí mucho que estuviera en la canción de ‘Gitanas’ para la edición de ‘Poderío’. Pero no te puedo contar más nada. Ya veremos con qué sorprendo.

Con su sexto álbum, ¿está volviendo La Mala a sus orígenes, a la pureza, a la esencia de la tierra andaluza? ¿O nunca se ha ido?

Yo creo que no; siempre estoy dando vueltas, y siempre está presente que quiero mezclarme, quiero buscar, aprender. A mí me parece muy bonito lo que dicen de los cantes de ida y vuelta. Creo que yo soy un cante de ida y vuelta.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *