JerezBarriadasBarrio a barrio

Una barriada modelo

Edificada a finales de los años 70, los 2.500 vecinos de El Almendral presumen de disfrutar de todo tipo de comodidades y servicios.

Edificada a finales de los años 70, los 2.500 vecinos de El Almendral presumen de disfrutar de todo tipo de comodidades y servicios.

Según cuentan, fue un antiguo bosque de almendros el que acabó dándole nombre a finales de los 70 a la nueva urbanización de El Almendral, situada a su vez en lo que fue la finca ‘La Espléndida’, de Álvaro Domecq.

Casi 40 años después, El Almendral es hoy una de las barriadas con mayor calidad de vida de Jerez. Así al menos lo atestiguan sus vecinos. Hasta 2.500 viven en sus 15 torres, la mayoría de hasta 12 plantas, de un característico color blanco salpicadas del verde de los balcones y el naranja de sus toldos. Algunos chalés, en el entorno de la jefatura del 092 y de la piscina, completan una barriada que destaca por sus servicios. “Lo bueno de aquí es que tenemos de todo y además de calidad: pescadería, carnicería, frutería, bares, tiendas, farmacia, supermercado, estanco, peluquería, bancos, colegios, pistas deportivas…”, dice prácticamente de carrerilla y sin apenas pensárselo Daniel, de Frutería El Almendral, que afirma que el negocio le va “muy bien, no puedo quejarme. Aquí viven sobre todo jubilados a los que se les ha quedado una buena pensión”. Luisa, de la cercana pescadería Manuel Méndez, destaca también las posibilidades económicas del barrio. “Aquí hay mucho profesor, funcionarios y gente con empresas”, señala.

La artería principal del Almendral es la avenida de La Comedia, presidida por la rotonda de La Maternidad entre palmeras y naranjos. Desde aquí, tomando a la izquierda, llegamos a los bloques más antiguos, los comprendidos entre el 1 y el 7. “Se construirían hace 36 o 37 años, porque nosotros estamos aquí desde hace 35”, cuenta Matías, del bar del mismo nombre e hijo del fundador del negocio más antiguo de la barriada, también de nombre Matías, ya jubilado. Especializado en desayunos, el bar sirve cafés y tostadas a prácticamente toda la jefatura de la Policía Local, de ahí que el hostelero lamente su futura marcha al nuevo edificio construido en La Asunción. “Ya noté un pequeño bajón cuando se cerró parte de la Caja de Ahorros”, explica señalando la vecina sucursal, ahora de La Caixa, que en su día acogió a decenas de trabajadores cuando igualmente albergaba oficinas y que también eran parroquianos habituales del bar.

En la otra punta de la calle, lindando prácticamente con la jefatura, Carmen Gallego le corta el pelo a su tocaya Carmen Reina, del bloque 11. Carmen regenta su peluquería desde hace un año y aunque no es vecina de la barriada, no tiene ninguna queja. Su clienta sin embargo sí resalta dos, la falta de limpieza en las calles que lindan con la avenida María Auxiliadora y la falta de aparcamiento, algo que por otro lado destacan otros vecinos como Noelia. “El problema es que aquí hay mucha carga y descarga, tanto del supermercado como de otros negocios, pero lo que no puede ser es que te impidan salir, teniendo que llevar los niños al colegio, y encima te digan que te esperes. Yo ya lo que hago es hacer fotos a todos los coches que molestan y llegarme al 092 a denunciarlo”, explica.

Otra cosa que llama la atención del Almendral es la limpieza. A pesar de que en algunos jardines son visibles alguna que otra caca de perro, no hay tantas como en otras muchas zonas de Jerez. “Aquí varios bloques tienen contratados a chavales para que limpien y arreglen los jardines. La verdad es que a veces hacen más cosas de las que deberían y que le corresponde al Ayuntamiento”, señala Daniel, de la frutería El Almendral.

Las líneas de autobús, que acercan un poco más el centro, completan los servicios de una barriada donde la seguridad también es otra de sus puntos fuertes, a pesar de algún que otro incidente aislado. 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.