Editorial

Sobre Jerez y la Cultura

Solo el Festival de Jerez coloca fugazmente a la ciudad en el 'Ránking de ciudades y comunidades autónomas según la calidad e innovación de su programación cultural en 2018'

En el programa electoral del PSOE de Jerez —para las pasadas elecciones municipales del 26 de mayo— se ha lanzado el programa Jerez Capital Europea de la Cultura 2031, obviando –o quizás desconociendo— que la ciudad de Granada ya lanzó su  candidatura en 2015, y que Sevilla renunció en 2017 a presentar su propia candidatura para así apoyar la opción de Granada. Y obviando también que el Parlamento de Andalucía aprobó en 2015 un Proposición no de ley para apoyar la candidatura de Granada como Capital Europea de la Cultura 2031.

La Fundación Contemporánea publica cada año un informe titulado Ránking de ciudades y comunidades autónomas según la calidad e innovación de su programación cultural en 2018Incluye lo mejor de la cultura en 2018 en España y en cada comunidad autónoma, así como una valoración de los distintos campos de la cultura en 2018, y la evolución de los presupuestos anuales dedicados a cultura.

Al recorrer el ránking principal de 32 ciudades, fruto de múltiples indicadores objetivos, se puede comprobar que Jerez no figura en él. Sin embargo, sí están las ciudades de Málaga –puesto 5—; Sevilla —puesto 6—; y Granada —puesto 17—. Y figuran igualmente dos ciudades como Cáceres –puesto 20— y Burgos –puesto 25—, que también aspiran a presentar candidatura para 2031, Capital Europea de la Cultura.

Al recorrer el resto del amplio informe, Jerez no aparece en ninguno de los rankings nacionales. Sólo al llegar a los ránkings por comunidades, y en la sección de eventos, encontramos el Festival de Jerez, en el puesto 9.

Es bueno que así sea, y justo: el Festival de Jerez crece cada año en calidad e impacto, pero aún no alcanza a entrar en el principal ránking nacional de eventos culturales. Su calidad está fuera de duda, pero el Festival por sí solo es magro bagaje para presentar ante las autoridades europeas como argumento para la candidatura de Jerez como Capital Europea de la Cultura.

Jerez no debiera perder la conexión con cuál es su realidad cultural, y hacer todo lo posible por mejorarla a corto, medio y largo plazo. Así, probablemente dejaría como ciudad de patinar –al menos en el contexto andaluz— al plantear este tema: no habría que perder tiempo, esfuerzo y recursos en generar ilusiones vanas, como si la supuesta venta —por enésima vez— de nuestras quintaesencias del flamenco, el vino y el caballo fueran un bálsamo mágico para conseguir esa distinción europea. Mejor sería, como ciudad, mostrarse solidaria con la candidatura de Granada, como ya han expresado otras grandes ciudades andaluzas, y seguir abundando en pequeños y grandes proyectos que revitalicen y hagan posible otra percepción exterior de la Cultura que oferta anualmente nuestro territorio. Si el nuevo mandato comienza con nuevos cantos de sirena y espejismos absurdos, mal empezaremos.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Un comentario

  1. Totalmente de acuerdo. Y a ver si los políticos se ponen a trabajar para crear las condiciones que atraigan la inversión generadora de puestos de trabajo y la enseñanza de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *