Jerez

La Junta autorizó la “chapuza” de Torremelgarejo porque es “provisional”

El teniente de alcaldesa de Urbanismo del Ayuntamiento de Jerez, Francisco Camas, afirma que "es una intervención de emergencia llevada a cabo por la propiedad hasta que no se elabore un proyecto de rehabilitación"

El teniente de alcaldesa de Urbanismo, Dinamización Cultural, Patrimonio y Seguridad, Francisco Camas, ha explicado que la actuación realizada en el Castillo de Torremelgarejo es una intervención “de emergencia”. La instalación de una estructura de acero galvanizado, sobre la que se ha hecho eco en exclusiva lavozdelsur.es, fue instalada con autorización de la Junta de Andalucía y ha sido llevada a cabo por la propietaria de la finca, con objeto de “frenar el deterioro de las zonas afectadas y el daño producido, que cuenta con autorización de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, que es la administración competente al tratarse de un BIC”, según señala Camas.

La propuesta fue presentada a la Junta de Andalucía, que informó de forma favorable las actuaciones previstas, en virtud del artículo 24 de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, que permite a usar los medios necesarios siempre que sean de carácter reversible y para garantizar la seguridad del patrimonio y de las personas, según informa el Ayuntamiento de Jerez, que ya ha iniciado el informe sobre el mal estado de la finca. Según ha informado el teniente de alcaldesa, “al tener conocimiento del desplome ocurrido, la propiedad encargó a un arquitecto la valoración de daños y una actuación de emergencia que incluyese las medidas preventivas necesarias hasta que no se elabore el proyecto necesario para la rehabilitación de la edificación”.

El Castillo de Torremelgarejo con la actuación provisional. FOTO: MANU GARCÍA.

El Ayuntamiento informa que entre las medidas llevadas a cabo figuran “el cerramiento de huecos, la instalación de una cubierta provisional de acero galvanizado para evitar filtraciones, y el apuntalamiento de zonas de bóveda del inmueble donde se había producido el desplome”. Todas estas medidas fueron aceptadas por la Junta de Andalucía puesto que “no alteran la edificación, son medidas cautelares y reversibles”, aseguran desde fuentes municipales.

Doce años de abandono de un BIC

El deterioro del monumento que da nombre a esta barriada rural de medio millar de habitantes situada junto al Circuito de Jerez, provocó que hace meses se desprendiera su esquina poniente. Un hecho que motivó que tanto en los plenos de la Diputación de Cádiz como del Ayuntamiento se acordara por unanimidad exigir a la Junta de Andalucía a que requiera a la propiedad del Castillo de Melgarejo a que actúe de urgencia.

El recinto, tras más de doce años abandonado, sigue cerrado al público pese a que la catalogación como Bien de Interés Cultural, el mayor grado de protección patrimonial, exige un tiempo mínimo y una periodicidad de visitas. La edificación, que es originaria del siglo XIII o XIV, se sitúa en un enclave idóneo en época bajomedieval. Su ubicación estratégica permitía el control de la campiña, en plena frontera entre cristianos y andalusíes.

La intervención ha sido vista por algunos vecinos de la barriada rural jerezana como una “chapuza” y temen que lo que puede ser un parche provisional se convierta en algo casi permanente. “El castillo morirá así”, dijo uno de ellos en declaraciones a este medio.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *