Opinión

Con ‘pin parental’, yo me habría suicidado a los 16 años

No le deseo a nadie esa sensación de frío en agosto ni sentir que no eres digno de ser amado

Crecí en una familia que no era muy católica ni de derechas, aunque era profundamente conservadora en asuntos morales como se era conservador en la Extremadura que nací en 1982, donde ser homosexual era peor que ser drogadicto. Lo sé porque de pequeño escuché muchas veces a mis padres afirmar esa comparación entre la orientación sexual y la adicción a las drogas. Mi padre se ponía hecho un energúmeno cuando en televisión salía Bibi Andersen, Miguel Bosé o Jesús Vázquez, que en mi adolescencia eran los únicos referentes LGTB que salían en televisión.

“Vaya maricón de mierda”, le lanzó mi padre a Jesús Vázquez cuando yo tenía entre 15 y 16 años. En verdad, se lo dijo a la televisión. Yo sabía que era homosexual desde que tuve uso de razón, pero ni siquiera sabía ponerle nombre a aquello que me pasaba. En mi casa nadie había dicho que estaba prohibido ser homosexual, pero una serie de correctivos y reprimendas, a gestos considerados poco masculinos, desde pequeño me hicieron adivinar que no era normal y que lo peor que le podía pasar a mi familia no era tener un hijo drogadicto, sino uno maricón. El afortunado fui yo, imaginad la alegría.

Con 15 años dejé de salir de casa. Es decir, dejé de tener amigos, de quedar los fines de semana y de desarrollar una vida social normalizada como un adolescente de esa edad. Iba a todos sitios solo porque tenía miedo a que cualquiera descubriera mi secreto, se chivara a mis padres y éstos me echaran de casa con lo puesto y una paliza de regalo. Me acostaba por las noches y rezaba mucho para amanecer heterosexual o simplemente no amanecer. Me masturbaba pensando en chicas de manera infructuosa, porque era incapaz de sentir deseo sexual por mujeres. Cada vez que lo intentaba, el agobio interior y las ganas de quitarme del medio aumentaban.

Con 16 años, la mayoría de compañeros del instituto ya se habían echado sus primeras novietas, pero yo nada. Me convertí en una persona asexuada porque tenía pavor a mostrarme. Me daba asco, me duchaba y frotaba con rabia después de cada masturbación con pensamientos masculinos y me imaginaba un futuro desarraigado, expulsado del hogar, sin amigos, sin familia y convertido en un apestado. En la adolescencia, justo en el momento en el que los seres humanos conformamos nuestra personalidad, yo me di cuenta de que, si me mostraba como era, no iba a quererme nadie.

Ahora que escribo esto me entra un escalofrío que me retrotrae a hace 20 o 25 años y no se lo deseo a nadie, ni siquiera a Santiago Abascal o a Pablo Casado, que estos días con su pin parental me han hecho volver a mi adolescencia llena de dolor, soledad y abandono por un entorno educado en el odio al maricón.

Paradójicamente, la primera persona que me hizo sentir que tenía derecho a ser feliz, que era normal y que la vida también me pertenecía, fue un cura, el sacerdote que me daba clases de Religión en el instituto. A la pregunta de una compañera sobre la homosexualidad, Manolo, así se llamaba el sacerdote, afirmó que la homosexualidad formaba parte de la diversidad humana y que los homosexuales éramos tan hijos De Dios como el resto.

Gracias a aquel cura, mucho más humano y cristiano que esta ultraderecha y ultraextremaderecha que nombran a Dios sólo para odiar, tuve la primera opinión positiva sobre lo que era ser homosexual. Aquel cura me salvó la vida. Literalmente. Después de aquella clase, que le agradeceré de por vida, empecé a ponerme delante de un espejo, cuando me quedaba solo en casa, y repetía sin parar la palabra gay. “Soy gay, soy gay, soy gay y tengo derecho a ser feliz”, me decía, como si de una letanía se tratase.

Tenía 16 años cuando Manolo, el cura de mi instituto que daba la optativa de Religión, me dijo que tenía derecho a ser feliz, que la vida me pertenecía y que nadie poseía la autoridad moral para hacerme daño por mi orientación sexual. Mis padres no cambiaron su opinión de la homosexualidad, pero yo sí y al cabo de los años fui capaz de que mis padres me vieran como normal, de que nunca más confundieran la orientación sexual con un problema de adicciones y hasta de que se sintieran orgullosos de tener un hijo como yo.

El pin parental no es libertad, sino negar que los hijos de padres conservadores tengan derecho a encontrar en el instituto a un profesor como Manolo que les haga entender que la vida también les pertenece, que nadie merece sentirse sucio por su orientación sexual y que no hay doctrina moral ni Dios que valga más que la felicidad de un niño de 16 años que ha pensado que quitarse la vida sea quizás la mejor forma de ponerle fin a tanta incomprensión y sufrimiento.

Manolo no me libró de sufrir por ser gay, pero me dio fuerzas para construir un futuro sin sufrimiento. Me fui de mi casa con 21 años, a 1.000 kilómetros, para poder salir del armario sin miedo a que me echaran de casa y a las miradas inquisitoriales de mi entorno, pero sin Manolo yo hoy no estaría vivo porque me hubiese tomado una caja de pastillas, como más de una vez pensé, para evitar tener que afrontar la que se me venía encima.

No le deseo a nadie esa sensación de frío en agosto ni sentir con 16 años que no eres digno de ser amado, por eso estos días me revuelvo cada vez que escucho la palabra libertad en boca de quienes defienden un modelo de sociedad en el que yo me habría quitado la vida. Lo que significa el pin parental es negarle a los niños LGTB que encuentren espacios de amor y comprensión en el colegio o en el instituto.

O lo que es lo mismo, poner a niños y niñas en el disparadero del suicidio para escapar de la presión social de la heterosexualidad obligatoria. Que nadie más sienta frío en agosto solamente de pensar las palizas, humillaciones y soledades que están por venir, por favor.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Comentarios

  1. El apartado 3 del artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (que en España tiene rango constitucional) dice que “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”. El apartado 3 del artículo 27 de la Constitución española dice que “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”. El artículo 154 del Código Civil, en su apartado 2º, establece entre otras funciones de la patria potestad y como deberes y potestades de los padres para con sus hijos “Velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral”; también prescribe ese artículo que “Los progenitores podrán, en el ejercicio de su función, recabar el auxilio de la autoridad”. ¿Qué parte de esos preceptos constitucionales y legales no entiende usted?

    1. No hay que sacar la Constitución para excusar la derecha a cada rato, es bastante ridiculo. No importan, nada de eso importa, se trata de Morales que te hacen mejor persona y convivencia en la sociedad, de empatía y de amor, la Constitución no tiene nada que ver ni la ley, si para criar a nuestros hijos tenemos que tirar del manifiesto fascista de la Constitución algo mal estamos haciendo, mejor no ser padres.

      1. Manifiesto fascista de la constitución?. Está usted en su sano juicio?. Fascista qué es? El comodín del público?….
        Cuando pueda contestar a todas esas preguntas, diga algo coherente.
        LOS PADRES SON Y DEBEN SER LOS QUE DECIDAN SOBRE LAS IDEAS QUE SE LE METEN EN LA CABEZA A SUS HIJOS. PUNTO.
        Y no he nombrado la constitución para nada, sino el puro sentido común.

        Váyase con sus delirios fasciatas a otra parte.

      2. Manifiesto fascista? Usted debe primero volver al colegio creo yo además los únicos que an cambiado alguna vez la constitución han sido los amigos socialistas pero seguro usted no lee eso solo las polémicas de derecha vuelvo a repetir vuelva al colegio usted después cuando aprenda podrá debatir pero no sin uso de razón y mucho menos poniendo la carta magna firmada hace mucho ya en nombre de fascistas eso del ce muchísimo de usted como español y como persona y se lo dice un socialista……. Que triste que a día de hoy la gente quiera hablar de cosas de las que no tiene ni idea buen día a todos

    2. Los apartado segundo del artículo de la DUDH dice que “la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz”, en relación al primer punto donde dice que “toda persona tiene derecho a la educación”. En la constitución, en el mismo sentido (aunque como señala, la DUDH tiene rango constitucional).

      Y es aquí el núcleo del derecho. Que reside en el derecho a la persona a recibir una educación. Por completo. Los padres tendrán un derecho preferente a escoger el tipo de educación… ¡pero no único, absoluto y total! Porque los niños no son del estado, pero tampoco son de los padres. Son sujetos de derechos propios. Y el estado debe de garantizarlos. Concretamente debe de garantizar, como dice el apartado dos antes citado, ¡aunque los padres no quieran! Y sobre esos derechos se constituye el marco del currículo escolar, integral, que intenta garantizar que los menores, esas personas, tengan garantizados sus derechos.

      Si cualquier padre – o ciudadano, u organización – considera que algún aspecto del currículo escolar va en contra de los aspectos citados, tiene el ambito jurisdiccional para hacer valer los derechos de sus hijos. Pero no al revés.

      Primero los derechos del niño a recibir una educación integral en la amplitud que dice el apartado 2, y solamente después los derechos de los padres a tener preferencia a la hora de elegir la educación de sus hijos.

      1. Si claro decides tú lo que se les ens la a mis hijos y yo me callo la boca resumiendo lo que citas…… No te lo crees ni tu. Si no fácil solución escuela privada para que pase lo que pasó con algunos profesores en Cataluña……….. Prefiero….

    3. El apartado segundo del artículo 26 de la DUDH dice que “la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz”, en relación al primer punto donde dice que “toda persona tiene derecho a la educación”. En la constitución, en el mismo sentido (aunque como señala, la DUDH tiene rango constitucional).

      Y es aquí el núcleo del derecho. Que reside en el derecho a la persona a recibir una educación. Por completo. Los padres tendrán un derecho preferente a escoger el tipo de educación… ¡pero no único, absoluto y total! Porque los niños no son del estado, pero tampoco son de los padres. Son sujetos de derechos propios. Y el estado debe de garantizarlos. Concretamente debe de garantizar, como dice el apartado dos antes citado, ¡aunque los padres no quieran! Y sobre esos derechos se constituye el marco del currículo escolar, integral, que intenta garantizar que los menores, esas personas, tengan garantizados sus derechos.

      Si cualquier padre – o ciudadano, u organización – considera que algún aspecto del currículo escolar va en contra de los aspectos citados, tiene el ambito jurisdiccional para hacer valer los derechos de sus hijos. Pero no al revés.

      Primero los derechos del niño a recibir una educación integral en la amplitud que dice el apartado 2, y solamente después los derechos de los padres a tener preferencia a la hora de elegir la educación de sus hijos.

    4. El apartado segundo del artículo 26 de la DUDH dice que “la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz”, en relación al primer punto donde dice que “toda persona tiene derecho a la educación”. En la constitución, en el mismo sentido (aunque como señala, la DUDH tiene rango constitucional).

      Y es aquí el núcleo del derecho. Que reside en el derecho a la persona a recibir una educación. Por completo. Los padres tendrán un derecho preferente a escoger el tipo de educación… ¡pero no único, absoluto y total! Porque los niños no son del estado, pero tampoco son de los padres. Son sujetos de derechos propios. Y el estado debe de garantizarlos. Concretamente debe de garantizar, como dice el apartado dos antes citado, ¡aunque los padres no quieran! Y sobre esos derechos se constituye el marco del currículo escolar, integral, que intenta garantizar que los menores, esas personas, tengan garantizados sus derechos.

      Si cualquier padre – o ciudadano, u organización – considera que algún aspecto del currículo escolar va en contra de los aspectos citados, tiene el ambito jurisdiccional para hacer valer los derechos de sus hijos. Pero no al revés.

      Primero los derechos del niño a recibir una educación integral en la amplitud que dice el apartado 2, y solamente después los derechos de los padres a tener preferencia a la hora de elegir la educación de sus hijos.

    5. Elegir la sexualidad o forma de amar de un/a hijo/a no es una opción, César. Este es el precepto constitucional que no existe. En ninguna parte de su texto pone que nada que justifique el #PinParental

    6. Si después de leer esta columna esa es tu única aportación, no has entendido nada.

      La realidad es que la mayoría de padres no son capaces de procurar esa educación y formación integral (aparece en el texto que citas) que sea respetuosa con la diversidad. Solo tienes que ver los comentarios de los padres del autor de este artículo. Es prácticamente imposible que dos personas (o una, en el caso de familias monoparentales) tengan la experiencia vital como para que solo con su conocimiento/experiencia saber tratar diferentes temas de forma respetuosa. Probablemente ni un único profesor te pueda dar esa visión porque cada persona tiene su propia experiencia vital con sus particularidades (y comunicará información sobre unos temas y no sobre otros o de diferente forma). Esta perspectiva se adquiere a través de numerosas personas. El autor de esta columna tuvo acceso a una visión respetuosa y de aceptación de la homosexualidad gracias a que un cura pudo tratar este tema de forma abierta en el aula. Con el PIN parental no podría haber tenido esta visión, al menos no en ese momento. Si tenemos un mínimo de empatía, es fácil ver que esta información o mensaje, era necesario para el autor, porque estaba frenando su desarrollo como persona y deteriorando muchos aspectos de su vida. El que un padre diga “no quiero que a mi hijo le hablen de eso” no debería estar por encima.

      Con el PIN parental no se habría respetado la libertad del autor de la columna a acceder a información acorde con el consenso científico respecto a la homosexualidad.

      Por otro lado, si el autor hubiese ido al médico, este le habría dicho probablemente que la homosexualidad es natural. ¿Tiene sentido ocultar a niños y adolescentes una información que le daría su médico de cabecera? ¿También vais a pedir un PIN parental para las consultas en el sistema sanitario?

      En mi época (tengo la misma edad más o menos que el autor de este artículo), cuando mis padres no estaban de acuerdo con algún mensaje de la escuela o de la iglesia simplemente decían que no escucharas, te daban su versión o te decían que les parecía una chorrada. No se les ocurría poner un PIN parental. Es como si los padres no fuesen capaces de lidiar con que los hijos accedan a diferentes ideas y quizá no estén de acuerdo con lo que dicen los padres. El PIN parental en realidad es un candado mental que para nada asegura el bienestar y desarrollo de los hijos.

      1. A tu hijo le explicas verazmente que es el ratoncito Pérez o papá Noel?? Depende de la edad verdad? Pues esto es igual por qué le hablan de sexo a un niño pongamos no se 6 años de sexo si sus padres no lo creen conveniente a partir de los 9 por ejemplo….. Usted no es nadie para tomar ese tipo de decisiones ya sea obligatorio moral o otro tipo de ética por la que se rija

      1. Con la educacion y los menores hay que tener mucho cuidado. Porque yo creo que se debe normalizar esos casos. E integrarlos en la sociedad pero no confundir a los que no sean asi fomentando esos casos como lo habitual y por lo tanto los padres tienen la obligacion de educar a sus hijos en los valores que crean mejores para sus hijos por supuesto respetandi siempre los derechos de sus hijos

      2. Sí; tengo hijos. Y sólo tiene que acompañarme en mi sentimiento de alegría, porque recibieron una educación excelente y sin ningún tipo de adoctrinamiento religioso ni político ni ideológico, tanto en casa como en el colegio. Hoy son adultos maduros, responsables e independientes desde hace bastantes años, que piensan con criterio por sí mismos y que saben sostener sus propios puntos de vista y tomar sus propias decisiones vitales. Preocúpese mejor por sus propios hijos, si los tiene, y no por los de los demás.

    7. El derecho a una educación integral corresponde a los educandos y no a sus padres. Los padres como Vd ya adoctrinan de sobra a sus hijos en su casa y en sus irracionales sectas. La educación en los valores constitucionales (para tratar de que aprendan a pensar por sí mismos y sean ciudadanos que puedan convivir en paz y libertad) es misión ineludible del Estado y los padres intervienen, por medio de sus asociaciones, en la aprobación de las actividades complementarias (esas que ustedes pretenden sean “a la carta”) que se programan al principio de curso. Son aprobadas por el Consejo Escolar (en el que están representadas las familias) y por el profesorado en el Claustro y figuran en un documento que se llama Programación General Anual, documento de acceso público custodiado en el centro. Mayor transparencia, imposible.

      Qué más hubiéramos querido los padres de los años 70 que haber disfrutado de algo parecido, cuando ni siquiera había colegios dignos de tal nombre y un sólo Instituto en la capital de la provincia. La enseñanza en manos privadas y nacional-católicas fue la herencia que dejaron sus admirados franquistas. Entonces sí que no pintábamos nada los padres. Pagar y callar, eran nuestros “derechos”.

      Pero usted no leerá esto, porque ustedes no tratan de razonar. El tema es otro. El tema es amedrentar a los maestros. Ustedes no tienen bastante con haber conseguido que la historia de la España de la II República, el golpe fascista y la dictadura criminal (de la que no terminamos de salir) no se expliquen actualmente en gran parte del Estado, ustedes quieren más y lo han dicho abiertamente. Ustedes aspiran a “la Reconquista”.

      Sus antepasados fascistas asesinaron y represaliaron, con crueldad especial, a los maestros. Ustedes quieren asustarles… por ahora. Ustedes quieren volver a los tiempos donde los padres solventaban las discrepancias con sus hijos (y sus mujeres) a hostias.

      1. Como ve, sí he leído su comentario. Eso de que en lo años 70´s no había buenos colegios no se lo cree ni usted; la educación de entonces tenía un nivel muy superior a la actual.
        Al margen de que su insulto soez a mis antepasados, cuya vida (como la mía) usted desconoce sólo le retrata como un intolerante doctrinario faltón incapaz de responder a mi primer comentario con coherencia, yo sí le respondo razonadamente en otros dos comentarios que formulo posteriormente.

        1. El que no responde con coherencia es Vd. Puede que hubiera algún, a su juicio, “buen colegio”, pero sería PRIVADO y ni estaban al alcance de la clase obrera, ni, por descontado, en nuestros barrios.
          A mí no puede usted negarme lo que sufrí (y lo mucho que trabajé, de forma altruista, por la creación de centros dignos y Asociaciones de Padres, a partir de la Transición), pero si no me cree, baste decirle que en toda Andalucía había, en 1970, sólo 2 Universidades, 49 Institutos (repito que EN TODA ANDALUCÍA, datos oficiales) y 4.350 centros de Primaria, eso sí, 1.153 ERAN PRIVADOS. Sus privilegios de antaño no volverán y eso es lo que les duele.
          En cuanto a la Constitución, que ustedes desconocen totalmente en sus aspectos sociales, creo que otros ya le han contestado suficientemente, pero le citaré el art. 27, que en el punto 2, que usted intencionadamente olvida, dice SOBRE EL OBJETO DE LA EDUCACIÓN:
          “La Educación tendrá por objeto el PLENO DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD HUMANA, EN EL RESPETO A LOS PRINCIPIOS DEMOCRÁTICOS DE CONVIVENCIA Y A LOS DERECHOS Y LIBERTADES FUNDAMENTALES.
          Repito: ustedes están creando a base de bulos y exageraciones un problema de convivencia (que nadie veía, porque no existe) con el único fin de amedrentar al Magisterio y de confundir a sus incautos votantes neo-franquistas. Y además, proponen un “remedio” TOTALMENTE INCONSTITUCIONAL. Le recomiendo la lectura del artículo “LOS HIJOS NO FORMAN PARTE DEL MOBILIARIO DOMÉSTICO” del Magistrado Martín Pallín y también “EL PIN PARENTAL ES INCONSTITUCIONAL”, por Ana Valero, en el blog “Al revés y al Derecho.

          Celebro que le parezca “soez” el adjetivo “fascista”, pero esa y no otra es la ideología que usted demuestra. Y, naturalmente, en una discusión política, “antepasados” son los correligionarios, no los familiares.

    8. El artículo 1 y el 9 defienden la libertad y la igualdad que es lo que el autor quiere, vivir en libertad e igualdad. El autor explica a través de su caso personal como el pin parental puede llevarnos a que bastantes personas, especialente adolescente, tengan una vida miserable, sintiendo que no son iguales y no son libres para ser como son.

    9. el articulo 26 de la declaracion de los ddhh hay que citarlo completo especialmente en su segundo parafo
      Artículo 26
      Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos. .
      La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.

      y la constitucion tambien dice
      Artículo 14 de la Constitución Española:
      Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

      Me arden las entrañas con los que para SU provecho citan parcialmente la constitucion y la declaracion de los DDHH pervirtiendo el espiritu de ambas en su propia esencia

      ningun articulo de los que usted cita da patente de corso a ningun padre o educador para educar a sus hijos eludiendo el articulo 14 cd CE o el 26 de DDHH

      dicho con otras palabras , la constitucion y la declaracion de los DDH son un todo y ninguna de sus partes descontextualizadas invalida a las otras

      lo que quiere decir que no puede invocar parcialmente la constitucion y los DDHH para precisamente justificar el incumplimiento de la constitucion y los DDHH

      ¿lo entiende o necesita un esquema?

  2. A ver, que se promueva el Pin Parental nada tiene que ver con que ese niño que no vaya a recibir esas charlas con mucho contenido sexual, va a ser un xenófobo. Lo que hay que enseñar es el respeto hacia todas las personas, sean como sean, pero no le veo el morbo de tener que dar explicaciones explícitas de cómo se debe masturbar un niño de tres años para que haya respeto. El problema no es la finalidad, son las explicaciones, que a mi juicio se salen de contexto. La izquierda está manipulando, como hacen siempre, para vetar a la derecha. Van a por el 155, pero en Cataluña ni de vaina.

  3. El derecho a una educación integral corresponde a los educandos y no a sus padres. Los padres como Vd ya adoctrinan de sobra a sus hijos en su casa y en sus irracionales sectas. La educación en los valores constitucionales (para tratar de que aprendan a pensar por sí mismos y sean ciudadanos que puedan convivir en paz y libertad) es misión ineludible del Estado y los padres intervienen, por medio de sus asociaciones, en la aprobación de las actividades complementarias (esas que ustedes pretenden sean “a la carta”) que se programan al principio de curso. Son aprobadas por el Consejo Escolar (en el que están representadas las familias) y por el profesorado en el Claustro y figuran en un documento que se llama Programación General Anual, documento de acceso público custodiado en el centro. Mayor transparencia, imposible.

    Qué más hubiéramos querido los padres de los años 70 que haber disfrutado de algo parecido, cuando ni siquiera había colegios dignos de tal nombre y un sólo Instituto en la capital de la provincia. La enseñanza en manos privadas y nacional-católicas fue la herencia que dejaron sus admirados franquistas. Entonces sí que no pintábamos nada los padres. Pagar y callar, eran nuestros “derechos”.

    Pero usted no leerá esto, porque ustedes no tratan de razonar. El tema es otro. El tema es amedrentar a los maestros. Ustedes no tienen bastante con haber conseguido que la historia de la España de la II República, el golpe fascista y la dictadura criminal (de la que no terminamos de salir) no se expliquen actualmente en gran parte del Estado, ustedes quieren más y lo han dicho abiertamente. Ustedes aspiran a “la Reconquista”.

    Sus antepasados fascistas asesinaron y represaliaron, con crueldad especial, a los maestros. Ustedes quieren asustarles… por ahora. Ustedes quieren volver a los tiempos donde los padres solventaban las discrepancias con sus hijos (y con sus mujeres) a hostias.

  4. Para el muchacho que ha escrito esta publicacion,el problema lo tenías tú con tu familia,yo nací en el 80 casi igual que tú,y nunca he tenido problemas como cuentas ,pero si veo perfectamente que los padres sepan lo que hacen sus hijos menores porque si esos hijos hacen algo mal, a quién vienen las responsabilidades a los padres o a los hijos?Y lo que si tengo claro es que no quiero que adoctrinen a mi hijo/a con chorradas como en Cataluña han hecho

  5. La conclusión a los comentarios es que si no eres chachi,progre,Femi,guays no eres otra cosa que un fascista (movimiento político y social de carácter totalitario)

  6. En la misma Extremadura estaba yo el día que usted nació en 1982. Y, además, con dos hijas en el mundo de tres y cuatro años. Yo entonces contaba 26 años y vi con ilusión y muchísima esperanza, en aquel octubre, que las cosas iban a cambiar…, como así ha sido. Voté al PSOE en el 82…, y en el 85 me daba ya un tufo tan grande, que empecé una cruzada, como usted, en solitario, que dura hasta nuestros días. Nunca pensé en el suicidio, pero sí me amenazaron de muerte; mandaron a mujeres mayores a pegarme delante de mis hijas pequeñas, para que no pudiera repeler la agresión; me espiaban; vivía, como según usted doce años después, en los noventa, con la espada de Damocles pendiente de mí cabeza todos los días, igual, que según usted, la tenía. Y quiero recordarle, por si acaso no lo sabe, que ya en los noventa, en su niñez y adolescencia, gobernaba la izquierda, les enseñaban a ustedes con la LOGSE (invento de Pérez Rubalcaba), y maricón le llamaban a los homosexuales, tanto los de izquierdas como los de derechas. Yo, personalmente, era el único que vivo todavía Franco, iba al cumpleaños de un “maricón” muy famoso de mi pueblo, al que luego, ya en la democracia, los “progres” (igual alguno de ellos es su padre), comenzaron a ir en bloque, porque aquello de que se quedaba muy bien. De manera que si usted pasó todo eso educándose con la ideología que le hacía pasar por aquel vía crucis, decirle, que es la misma ideología de entonces la de ahora. No le eche, pues, la culpa de sus “males” al “pin de la extremaultraderecha”, y dele gracias aun, a un cura que seguro estaría de acuerdo con que lo mejor de todo es la libertad. ¿Pero ojo! Tanto la suya como la mía que pienso diametralmente opuesto, a como piensa usted sea gay o maricón. Para mí es una persona igual que yo, y como igual, no por ser maricón u homosexual, usted haya de tener más derechos que yo.

  7. Opino que los padres deben tener conocimiento y consentir o no toda la formación complementaria que se salga de las materias de formación académica.
    Si se tiene conocimiento, se puede decidir si se le imparte o no, pero si no se tiene conociemiento ni decisión, qué protege a nuestros hijos de las manipulaciones y adoctrinamientos potencialmente dañinos que el gobierno de turno quiera meterles en la cabeza?.
    Tanto el sistema como los padres pueden inculcar cosas muy positivas en los críos, al igual que cosas muy dañinas, pero estas decisiones deben recaer en los padres como legítimos máximos responsables del menor.

    P.D. : Han sacado esto del PIN parental como cortina de humo para que no se hable del nombramiento de la sinvergüenza de Dolores Delgado como Fiscal General del Estado. Preocupaos por esos movimientos que nos llevan hacia un estado autoritario y no por pines ni pones.

  8. “Paradójicamente, la primera persona que me hizo sentir que tenía derecho a ser feliz, que era normal y que la vida también me pertenecía, fue un cura, el sacerdote que me daba clases de Religión en el instituto.”

    Muchas gracias, camarada Raúl, por compartir con nosotros tan vívido y conmovedor relato. En él se nos hace partícipe de una triste pero contundente realidad: en este mismo momento, millones de niños españoles pueden estar siendo privados de charlas que salvan vidas a manos de padres ateos que les impiden asistir a clases de Religión.

    Usted no está en contra del Pin Parental, mi estimado Raúl. Usted está clara y acertadamente en contra de la capacidad de veto de las clases de Religión que ostentan los padres ateos en este país. Vetar la Religión no es libertad.

    La solución es simple, sin embargo: a partir de ahora, clases de Religión en los colegios obligatorias para todos. Los niños tienen derecho a una educación plena por encima de la falible opinión de sus intolerantes y despiadados padres ¡Esa es la clave para la verdadera libertad!

    Y el que se queje, es un facha.

  9. Algunos se quejan de los padres ‘adoctrinan’ a sus hijos. Los padres educan a sus hijos según sus propias creencias como es lógico. Si en una familia los padres son del Atleti es lógico que en la familia se viva y eduque en ese sentimiento. No me creo que en esa familia se explique al niño que “hay muchos equipos y que tendrá que experimentar con cada uno de ellos para saber cual le gusta”. Otra cosa es que el niño descubra por su cuenta que le gusta más el R.Madrid.
    Aquí nadie dice que se le prohíba a un niño ser del Madrid, pero los padres por pura lógica deben educar a sus hijos en sus propias creencias, sino fuera así la vida realmente no tendría sentido, ya que cuando tienes un hijo tus esperanzas es que sea alguien afín a ti, no del equipo contrario. Otra cosa es que le quieras igualmente sea del signo que sea, pero este es un proceso que como padres es muy doloroso y el sufrimiento acumulado es algo que nadie puede saber si no lo ha sufrido en sus propias carnes. Y el colegio no es el mejor sitio para instruir, sino para educar y enseñar, que son cosas diferentes.
    Yo por ejemplo no estaba de acuerdo en que a mi hijo con 9 años le instruyeran en que tenía unos derechos como ciudadano (votar a unos señores políticos), pero también obligaciones (cotizar y pagar impuestos para pagarles). Cómo le dicen esto a un niño de 9 años? Qué pretenden? Que no se cuestione en su vida lo que realmente quiere hacer? Si quiere ser un corrupto pues que lo sea, al igual que político, gay, islamista o de ultraderecha. Yo le querré igual.
    Se está haciendo una gran campaña de control de la población contra la cual es cada vez más difícil luchar. Ahí lo dejo.

  10. Es cierto (nadie lo discute) que los niños no son propiedad privada de sus padres, pues aquéllos no son objetos susceptibles de ser apropiados por nadie, sino que son sujetos de derecho, son personas con derechos frente a terceros, también con derechos frente a sus padres; pero lo anterior no significa que los tutores legales (normalmente los padres) no tengan ningún derecho frente a sus hijos y frente a terceros (incluido el Estado). Los niños son personas físicas, sujetos de derecho, que debido a su insuficiente madurez todavía no cuentan con plena capacidad de obrar en sociedad, pues todavía no pueden evaluar ni responsabilizarse plenamente de las consecuencias de sus decisiones y actos, por eso, a los niños (y a otras personas, como los incapacitados legales) se les coloca bajo la institución de la tutela, que tiene como objeto último proteger al tutelado, y en el caso del tutelado menor de edad, además, facilitar, potenciar, el desarrollo de su madurez, de su personalidad, para que pueda devenir en el futuro en una persona adulta autónoma y con plena capacidad de obrar y de responsabilizarse de sus propias decisiones; así, el tutor tiene obligaciones hacia el tutelado, y el tutelado tiene derechos frente a su tutor. Entre esas obligaciones del tutor está la de proporcionarle al menor la educación en un sentido amplio; las obligaciones del tutor son obligaciones de medios, no de fines, no obligan a alcanzar un resultado determinado, sino a proporcionar diligentemente los medios suficientes para que un determinado resultado se pueda llegar a materializar. Pero, ¿existe un único itinerario educativo por el que deban transitar todos los menores? Obviamente, no. Hay muchas opciones de educar a un menor para que devenga adulto y se inserte funcionalmente en la sociedad; no existe un único camino ni en los métodos ni en los contenidos para conseguir esa finalidad. Así, la cuestión de fondo es quién tiene que decidir qué método pedagógico y qué contenido curricular específico ha de recibir cada menor para formarse y madurar como adulto. Evidentemente, quien tiene un derecho preferente a escoger entre los muy distintos itinerarios educativos válidos existentes es el tutor legal de ese concreto menor, por ser quien está obligado a proporcionarle la educación quien puede determinar la forma específica en que esa obligación genéríca se va a satisfacer pensando siempre en el interés superior del menor, es decir, eligiendo aquella opción educativa que el tutor juzga que es la más conveniente para el desarrollo del menor. En principio, los tutores legales del menor son sus padres porque son quienes le engendraron y alumbraron a la vida y son quienes tienen una conexión más directa e inmediata con el menor y quienes, en principio, tienen más interés altruista, más preocupación, en su buena crianza y desarrollo. El ejercicio de la patria potestad es susceptible de ser abusado e incumplido y en ese supuesto excepcional es cuando tiene legitimidad la intervención del Estado en aras del interés superior del menor, pero ello no puede nunca amparar que la patria potestad sea anulada con carácter general; de hecho, desde un verdadero respeto a las libertades, la patria potestad debe ser lo más amplia posible para permitir su ejercicio discrecional atendiendo a lo que los tutores legales consideran que es el interés superior del menor; lo que nunca debe suceder en un Estado de derechos y libertades es que la patria potestad sea expropiada por otros poderes que no ejercen legítimamente esa patria potestad, por ejemplo, por los políticos. Los políticos son una casta representativa del Estado cuyo interés superior son ellos mismos, son una maquinaria de poder que intenta generar obediencia y dominación y que, por tanto, tienen un interés muy directo en que toda la población, especialmente desde la cuna, se someta a su dictado y nada mejor para conseguirlo que adoctrinar a los menores, convertirles en sus súbditos intelectuales “voluntarios”, por eso es peligrosísimo que el Estado tenga un poder omnímodo en la educación. En un Estado de derechos y libertades la función de éste no debe ser suplantar a los padres, sino sólo vigilar que la patria potestad no es abusada o incumplida en contra del menor, pero siempre respetando los límites muy amplios que deben tener los tutores en su ejercicio de la patria potestad, dado que no existe un único itinerario educativo válido. Por desgracia, el Estado lleva décadas invadiendo el terreno de los tutores legales a la hora de determinar los contenidos educativos que han de recibir los menores, mediante el control y la regulación de los planes de estudios de todos los estudiantes que caen bajo su jurisdicción; los padres no deciden qué materias, en qué proporción, por qué métodos y en qué lengua vehicular reciben sus hijos, sino que esa potestad la ejerce el Estado a través del sistema educativo (no sólo de la educación pública, sino también de la privada), por eso, por ejemplo, los diversos niveles administrativos del Estado, especialmente las comunidades autónomas, intentan conformar diversas “identidades” regionales supuestamente representativas de un tipo de ciudadanía regional que daría soporte a un determinado tipo de Estado ficticio, que necesita lavarles el cerebro a sus menores de edad para generar servidumbres y lealtades en las nuevas generaciones que, a la postre, permitan que la ficción estatal devenga realidad política. Esa manipulación no se circunscribe sólo al adoctrinamiento étnico, sino que cada vez que el Estado decide incluir o excluir determinadas materias del contenido educativo (por ejemplo, menos Filosofía y más Informática, formación financiera sí o no, religión sí o no, ideología de género sí o no, lengua vehicular) por el que tienen que pasar obligatoriamente todos los alumnos está tomando decisiones ideológicas no neutrales. La cuestión es quién tiene que decidir entre todas las opciones ideológicas, no neutrales, que sean válidas para el interés superior del menor. Por lo ya dicho anteriormente, la alternativa menos mala (no la óptima) es que sean los tutores legales (los padres) quienes decidan preferentemente el itinerario educativo que seguirá el menor (aunque esto lo matizaré en otro comentario posterior) y que no sean los políticos quienes determinen la educación homogénea y uniformadora que han de recibir todos los menores para facilitar el superior interés de aquéllos a perpetuarse en el poder, adoctrinando a esos menores, tampoco ningún “Consejo Escolar” que tampoco tiene la patria potestad. Por ello, el pin parental es un paso adelante, aunque insuficiente, para restaurar la patria potestad en materia educativa de los tutores frente al Estado. El pin parental puede necesitar alguna restricción, que ha de ser muy laxa, para establecer un límite de hasta dónde los tutores pueden vedar determinados contenidos a los menores, pero lo que no tiene ningún sentido es que sean los políticos quienes decidan unilateralmente el contenido educativo. De hecho, si el Estado tratara de imponer obligatoriamente la asignatura de religión (que hoy día es electiva) serían los mismos que hoy se oponen al pin parental quienes reclamarían su implantación.

    1. Careciendo de argumentos y en el mejor estilo franquista, ahora le echa la culpa a “los políticos”, para tratar de rebajar la autoridad del Tribunal Constitucional, que es, como corresponde, quien ha reiterado que “el derecho de los padres a elegir la formación religiosa y moral de los hijos y a optar, en suma, por un modelo educativo concreto acorde con sus convicciones, encuentra un límite en su deber de procurarles una educación integral que contribuya al libre desarrollo de su personalidad y de su autonomía en los términos previstos por el artículo 27.2 de la Constitución”.
      El citado artículo constitucional contiene lo que el gran jurista Tomás y Valiente dio en llamar el “ideario educativo constitucional”, en virtud del cual, “la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales”.
      En ese sentido se pronunció el Tribunal Constitucional en su Sentencia 133/2010, en la que afirma que, “la educación en los valores constitucionales requiere la convivencia participada en libertad, el respeto por el pluralismo de ideas y creencias y la formación de ciudadanos activos, participativos y críticos. De tal forma que una educación sesgada, adoctrinadora o contraria a los principios constitucionales y a los derechos fundamentales, entra en contradicción abierta con la Constitución”.

      De modo que, cualquier intento de privar a los menores de una educación integral basada en el pluralismo, que permita a estos CONTRASTAR LOS VALORES PATERNOS CON LOS PRESENTES EN LA SOCIEDAD, impide que estos puedan CONFORMAR LIBREMENTE SU LIBERTAD DE CONCIENCIA y, por ende, el LIBRE DESARROLLO DE SU PERSONALIDAD, algo a lo que no están autorizados constitucionalmente ni los padres ni los centros educativos.
      El “pin parental”, como verdadera CENSURA EDUCATIVA que es, resulta, a todas luces, INCONSTITUCIONAL. Y ustedes lo saben de sobra, porque lo único que pretenden es sacar votos del “franquismo sociológico”, confundiendo a los menos informados, pero sobre todo, tratan de atemorizar al Magisterio, víctima prioritaria de los enemigos de la Libertad y el Progreso, como quedó patente desde el sangriento golpe de estado de 1936.

    2. Careciendo de argumentos y en el mejor estilo franquista, ahora le echa la culpa a “los políticos”, para tratar de rebajar la autoridad del Tribunal Constitucional, que es, como corresponde, quien ha reiterado que el derecho de los padres a elegir la formación religiosa y moral de los hijos y a optar, en suma, por un modelo educativo concreto acorde con sus convicciones, encuentra un límite en su deber de procurarles una educación integral que contribuya al libre desarrollo de su personalidad y de su autonomía en los términos previstos por el artículo 27.2 de la Constitución.
      El citado artículo constitucional contiene lo que el gran jurista Tomás y Valiente dio en llamar el “ideario educativo constitucional”, en virtud del cual, “la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales”.
      En ese sentido se pronunció el Tribunal Constitucional en su Sentencia 133/2010, en la que afirma que, “la educación en los valores constitucionales requiere la convivencia participada en libertad, el respeto por el pluralismo de ideas y creencias y la formación de ciudadanos activos, participativos y críticos. De tal forma que una educación sesgada, adoctrinadora o contraria a los principios constitucionales y a los derechos fundamentales, entra en contradicción abierta con la Constitución.

      De modo que, cualquier intento de privar a los menores de una educación integral basada en el pluralismo, que permita a estos CONTRASTAR LOS VALORES PATERNOS CON LOS PRESENTES EN LA SOCIEDAD, impide que estos puedan CONFORMAR LIBREMENTE SU LIBERTAD DE CONCIENCIA y, por ende, el LIBRE DESARROLLO DE SU PERSONALIDAD, algo a lo que no están autorizados constitucionalmente ni los padres ni los centros educativos.
      El “pin parental”, como verdadera CENSURA EDUCATIVA que es, resulta, a todas luces, INCONSTITUCIONAL. Y ustedes lo saben de sobra, porque lo único que pretenden es sacar votos del “franquismo sociológico”, confundiendo a los menos informados, pero sobre todo, tratan de atemorizar al Magisterio, víctima prioritaria de los enemigos de la Libertad y el Progreso, como quedó patente desde el sangriento golpe de estado de 1936.

  11. Resumiendo: Para prevenir el disparate del fascismo la solución es clara: ASIGNATURA OBLIGATORIA Y EVALUABLE, impartida por el profesorado, con contenidos de DERECHOS HUMANOS Y SOCIALES, LIBERTAD AFECTIVO-SEXUAL, ANTIRRACISMO Y ANTIFASCISMO, como en Suecia, Alemania o Reino Unido, donde son asignaturas obligatorias desde hace casi 50 años y las familias que se oponen a que sus hijos e hijas reciban educación sexual pueden acabar en la cárcel o ser sancionados con multas de hasta 5.000 euros.
    Hay que EDUCAR EN EL ANTIFASCISMO, EN LA DIVERSIDAD, EN LA IGUALDAD, EN LA INCLUSIÓN, EN LA JUSTICIA SOCIAL Y LOS DERECHOS HUMANOS. Sin concesiones ni medias tintas. COMO SE HACE DESDE HACE 50 AÑOS..!!!… EN LOS PAÍSES verdaderamente DEMOCRÁTICOS.

  12. ¡Jajaja! Precisamente ese párrafo de la sentencia del TC que cita viene a decir todo lo contrario a lo que usted sostiene. Educar en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales incluye evidentemente el respeto al derecho fundamental constitucional de los padres a decidir la educación más conveniente para sus hijos en valores religiosos y morales; y la elección de no aceptar el adoctrinamiento en la ideología de género no implica que la educación no sea integral (quizá más bien es lo contrario). Que, a partir de cierta edad, se imparta una educación sexual es conveniente siempre que se base en presupuestos científicos y no en dogmas anticientíficos.
    Los hijos siempre contrastarán los valores de los padres con los de otros adultos, con los de sus amigos y con los que estén de moda a la sazón, y casi con seguridad llegará un momento en el que no concordarán en todo con sus padres, como ha pasado siempre en todas las generaciones; pero eso no conlleva que tengan que ser los valores que decide el Estado.
    Que el pin parental sea inconstitucional es una afirmación gratuita suya, pues eso sólo lo podría declarar el TC y aún ni siquiera se le ha planteado ni creo que se lo plantee nadie; la resolución del gobierno de Murcia fue aprobada en agosto/septiembre del año pasado y el gobierno de Sánchez no la recurrió ante el TC dentro del plazo establecido, por algo será. Por lo pronto, lo que sí que está meridianamente clara es la redacción del artículo 27.3 de la Constitución, que dice justamente lo contrario de lo que usted sostiene.
    Confunde usted los casos de los países que menciona con el caso español, cuando no tienen nada que ver, pues en esos países no se adoctrina en ideología de género a los menores.
    La escuela democrática no debe “educar” (adoctrinar) en ideologías, sino formar a ciudadanos capaces de pensar libremente. Lo que usted propugna es sencillamente totalitario.

  13. Resumiendo: Para prevenir el disparate del comunismo la solución es clara: ASIGNATURA OBLIGATORIA Y EVALUABLE, impartida por el profesorado, con contenidos de RELIGIÓN, DERECHOS HUMANOS, ANTI-RACISMO Y ANTICOMUNISMO, como en Suiza, Grecia o Vaticano, donde son asignaturas obligatorias desde hace más de 50 años y las familias que se oponen a que sus hijos e hijas reciban educación religiosa pueden acabar en la cárcel o ser sancionados con multas de hasta 5.000 euros.
    Hay que EDUCAR EN EL ANTICOMUNISMO, EN LA FE, EN LA IGUALDAD, EN LA INCLUSIÓN, EN LA JUSTICIA INDIVIDUAL Y LOS DERECHOS HUMANOS. Sin concesiones ni medias tintas. COMO SE HACE DESDE HACE MÁS DE 50 AÑOS..!!!… EN LOS PAÍSES verdaderamente DEMOCRÁTICOS.

  14. Un artículo muy valiente Raúl. Lamentablemente con la extrema derecha que se nos viene encima se va a tener que seguir luchando por la igualdad, el respeto, el amor, la convivencia, la educación, valores frágiles frente a esta ola de odio, miedo, adoctrinamiento e ignorancia. Ante este sin sentido, voces como la tuya, más que agradecidas, son necesarias.

  15. Un artículo muy valiente Raúl. Lamentablemente con la extrema izquierda que tenemos encima se va a tener que seguir luchando por la igualdad, el respeto, el amor, la convivencia, la educación, valores frágiles frente a esta ola de odio, miedo, adoctrinamiento e ignorancia. Ante este sin sentido, voces como la tuya, defendiendo las clases de Religión, son necesarias.

  16. Con la derecha manipuladora ya se sabe, cuenta de twitter cerrada temporalmente por incitación al odio, difusión de bulos y mentiras, desinformación, extensión del miedo y la ignorancia, perseguir a educadores difundiendo sus nombres y apellidos, intimidación …
    Lamentablemente con la extrema derecha que se nos viene encima se va a tener que seguir luchando por la igualdad, el respeto, el amor, la convivencia, la educación, valores frágiles frente a esta ola de odio, miedo, adoctrinamiento e ignorancia.

  17. Con la izquierda manipuladora ya se sabe, obligar a twitter a cerrar temporalmente cuentas de la oposición mediante amenazas, difusión de bulos y mentiras, desinformación, extensión del miedo y la ignorancia, perseguir a votantes de derechas difundiendo sus nombres y apellidos, intimidación …
    Lamentablemente con la extrema derecha que tenemos encima se va a tener que seguir luchando por la igualdad, el respeto, el amor, la convivencia, la educación, valores frágiles frente a esta ola de odio, miedo, adoctrinamiento, ignorancia y degeneración.

  18. Con la izquierda manipuladora ya se sabe, obligar a twitter a cerrar cuentas de la oposición mediante amenazas, difusión de bulos y mentiras, desinformación, extensión del miedo y la ignorancia, perseguir a votantes de derechas difundiendo sus nombres y apellidos, intimidación, perversión …
    Lamentablemente con la extrema izquierda que tenemos encima se va a tener que seguir luchando por la igualdad, el respeto, el amor, la convivencia, la educación, valores frágiles frente a esta ola de odio, miedo, adoctrinamiento, ignorancia y degeneración sexual.

  19. Ahi lo teneis, llamando degenerados sexuales a los que piden una educación sexual basada en la diversidad y el respeto. Se retratan solos.
    En estos tiempos de avance retrógrado, se me viene a la mente las letras de carnaval. Aún nos queda el consuelo de lo que no nos podrán censurar:
    “Se sienta en el palacio de San Telmo esa derecha del pájaro negro. De yugos y las cabezas rapadas, la flecha y de las cruces gamadas, con la camisa nueva y cara al sol. Esos cristianos que dejan que se ahoguen a sus hermanos. Y que como Pilatos, lavan sus manos y limpian su conciencia con la oración”

    “Levántate pueblo andaluz, levántate con rebeldía y dile sin miedo al fascista, con una sonrisa y con valentía, ¡fuera de mi Andalucía!”.

  20. Ahí lo tenéis, llamando fascistas a los que piden una educación basada en la diversidad, el respeto y la ausencia de corrupción sexual. Se retratan solos.
    En estos tiempos de avance comunista depravado, se me viene a la mente las letras del carnaval ceutí. Aún nos queda el consuelo de lo que no nos podrán censurar, aunque lo intentan continuamente:
    “Se sienta en el Palacio de la Moncloa esa izquierda que el mal incoa. De hoces y las cabezas lavadas, el martillo y de las cruces gamadas, con el puño en alto e “internacional” su son. Esos marranos pro-asesinos de sus hermanos. Y que como Pilatos, lavan sus manos y limpian su conciencia con la política corrección”

    “Levántate pueblo español, levántate con rebeldía y dile sin miedo al comunista, con una sonrisa y con valentía, ¡fuera de la España mía!”.

  21. “Levántate pueblo andaluz, levántate con rebeldía y dile sin miedo al fascista, con una sonrisa y con valentía, ¡fuera de mi Andalucía!”.
    Amén.

  22. Dan pena los fascistas estos, claro no pueden fusilar como sus antepasados, y asi estan de frustados.
    Ya lo dijo esa de vox de lo de fusilar a alguien.

  23. Yo pondria pin parental antifascista, no me gustaria compartir un espacio publico con estos salvajes maleducados, herederos de la españa franquista asesina.

  24. “Que nadie más sienta frío en agosto solamente de pensar las palizas, humillaciones y soledades que están por venir, por favor.” Ojala, y por ello es necesario hacer frente al avance represor de la extrema derecha.

  25. “Levántate pueblo español, levántate con rebeldía y dile sin miedo al comunista, con una sonrisa y con valentía, ¡fuera de la España mía!”.
    Amén.

  26. La degeneración sexual de la extrema izquierda se demuestra con la cantidad de trolls tratando de reventar la defensa de las clases de Religión que hace el artículo.

  27. “Que nadie más sienta frío en agosto solamente de pensar las palizas, humillaciones y soledades que están por venir, por favor.” Ojala, y por ello es necesario hacer frente al avance represor y depravado de la extrema izquierda que quiere juegos eróticos para los niños en la escuela.

  28. No le deis de comer a los trolls, que el Luisito y “personajes de extrema izquierda depravados sexuales” son pagados por Podemos y PSOE para predicar y así rascar votos.

  29. Yo pondría pin parental anticomunista, no me gustaría compartir un espacio público con estos salvajes maleducados y degenerados sexuales, herederos de la antiespaña comunista ladrona y asesina.

  30. Que va Aro no es ficticio, “El cesita” participaba en las juventudes de Izquierda Unida hasta que se le cruzaron los cables y acabó siendo chapero defensor de la extrema derecha. De pequeño le decían que tenía la cabeza como una “pelota de playa de nivea”, ya que era un poco cabezón.

  31. Qué va, Ara, no es pagado, “El Luisito” participaba en las juventudes de Democracia Nacional hasta que se le cruzaron los cables y acabó siendo chapero defensor de la extrema izquierda. De pequeño le decían que tenía la cabeza como una “pelota de bádminton”, ya que era pequeña, hueca y encima tenía pluma.

  32. Dan pena los comunistas éstos, claro no pueden asesinar como sus antepasados en la República, y asi están de frustados.
    Ya lo dijo ese de Podemos, David Roig, sobre las 7000 monjas asesinadas por el Frente Popular: “¿Solo 7.000? Qué pena. Deberían de haber sido muchas más”.

  33. “¿Clase de qué religión? Si es de religión en sentido integral, vale. Clase de religión católica en exclusiva, no.”

    La respuesta a tu pregunta, camarada Yohanan, se puede inferir de forma meridiana tras la lectura del elocuente testimonio de nuestro estimado camarada Raúl. Hablamos, obviamente, de clases de Religión Católica.

    Y, como probablemente ya sepas, tu negativa a la exclusividad de las clases de Religión Católica es completamente irrelevante, dado que tú, como cualquier otro padre o madre, careces de la capacidad moral e intelectual necesaria para determinar lo que es bueno o malo en el aprendizaje de tu hijo para una educación en libertad. Esa decisión le corresponde a tus superiores del gobierno de manera totalmente unilateral.

    Éste es el camino hacia la verdadera libertad: el gobierno decide, en su omnímoda sabiduría, la formación que mejor considere para tus vástagos y tú, como buen progresista concienciado con la justicia social, te callas, asientes y le ofreces al gobierno tu eterna gratitud por su magnanimidad en ofrecerle a tu prole esa guía educativa y moral que tú, como mero y falible padre, nunca serás capaz de proporcionar.

    Y si te quejas, pues eres un facha, claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *