Publicidad

COOLT Magazine

Publicidad
Publicidad

Entiéndelo. Es una cuestión de edad. Ahora graciosamente nos llaman viejóvenespero de toda la vida cuando ha empezado a apretar la nostalgia en nuestras cabezas ya somos oficialmente puretas.

Qué coñazo, crecer educa las emociones. Aunque ahora, con perspectiva, resulta curioso ver la cantidad de mundos a los que te lleva una misma cosa.

Seguro que alguna vez te has encontrado en la tesitura de tener que elegir entre dos cosas.

La moda de poner telefilmes baratos en la sobremesa de los fines de semana no es nueva. ¿Por qué estas mierdas? ¿Por qué tanto daño?

Pocas veces el fútbol femenino ha recibido tanta atención durante su corta vida en España como el día en que se disputaron las Folclóricas y las Finolis.

El que más y el que menos ha descargado cosas de manera no del todo lícita. Y no, que nadie se ponga digno ahora, habéis —hemos— descargado, sin pagar: películas, discografías, imágenes, series, videojuegos, etc.

Llega un momento en la vida en el que te hartas de las injusticias y decides tomar cartas en el asunto.

Las posibilidades que tenemos a la hora de contratar un servicio son variadas, así que la mejor manera de conocer qué tipo de conexión necesitamos es haciendo un test de velocidad.

Sal y deja que el viento golpee tu cara, una vez más. Abraza a tu pareja. A tus padres, hermanos, familia en general. Si tienes hijos, disfruta de su sonrisa, de esas cosas tan suyas.

Este artículo es un flujo de pensamientos algo descontrolado que me recorre el cerebro y me va a costar bastante ordenarlo.

Nunca nos vamos del todo. Dejamos un poso en los demás que condiciona, en cierto modo, la percepción de las cosas y la manera de vivirlas.

'Cámara de las maravillas', hasta el 5 de marzo en Málaga.

El leve eco del sonido de una palabra comenzó a golpear con fuerza las paredes de su mente, llamando como lo haría un desconocido ante nuestra puerta.

La publicidad ha cambiado mucho hasta llegar a nuestros días, pero si hubo una época jugosa fue la de los años 80 y 90. Esta fue la denominada edad de oro en la publicidad española.

¿De verdad las mentes están tan avanzadas como para no confundir sexo con amor?

Últimos días para disfrutar de la expo ‘Hitchcock, más allá del suspense’.