Cultura

Cadipsonians: la banda de calypso “a la gaditana” que lucha contra el fascismo

El grupo de música, fundado en otoño de 2014, es una "fundación" que toma los ritmos de un género musical originario de Trinidad y Tobago con letras del Carnaval de Cádiz para lanzar mensajes con conciencia social

Si en una olla metiésemos un pito de Carnaval, una pizca de calypso y mento, hombres en bermudas y camisas con estampados florales y unas cuantas letras de denuncia; saldrían unas buenas papas con choco, o lo que es lo mismo: Cadipsonians. Hace cinco años que cuatro amigos se juntaron para formar el primer grupo de calypso (género musical originario de Trinidad y Tobago) y mento (música de Jamaica, precursora del ska o el reggae) “a la gaditana”. “Todo esto surge porque en verdad, el calypso no deja de ser carnaval. Nosotros lo que hacemos es coger temas clásicos del calypso, mento y la soca, pero con letras de Cádiz”, cuenta el vocalista y letrista del grupo, Karim Aljende.

Desde aquel otoño de 2014, Cadipsonians ha repartido buen rollo y mensajes cargados de conciencia social por casi toda la geografía española, con más de 100 actuaciones. Pero sobre todo ha incidido en su patria: Andalucía.

La banda la iniciaron Karim, Álvaro Pérez, Pablo Leal y Nano —estos dos últimos ya no forman parte, “pero siempre están ahí”—, cuando, un día Karim, Pablo “y otro colega”, escucharon un especial de calypso y mento jamaicano en la radio sevillana 7 Pulgadasy se preguntaron: “¿Por qué no hacemos un grupo de calypso y la hacemos a la gaditana, intentando que sonora a viejo, como dice mi amigo Álvaro: a pellejo. Y eso fue lo que intentamos, sin ser nada del otro mundo, sino un grupo de colegas que se juntan”.

Hoy Cadipsonians está formada por: Álvaro PérezLa Alvara del Carnaval’, (set de ritmo, pitos y coros); Victor SantamaríaVictor DelaRota’ (congas); Javier MorilloMighty Morillo’ (banjo y marimba); Adrián PortilloTopolipso Di Mare’ (bajo y coros); Manuel Martín-ArroyoLa Manolita’ (ukelele y coros) y Karim AljendeKarim Terrorr’ (voz y pitos). Pero su letrista y portavoz deja claro que se trata de una “fundación” con vida propia. “Es difícil mantener al mismo grupo durante un tiempo, pero queremos que sea algo que se mantenga ahí siempre, que esto (la esencia) siga”, declara a lavozdelsur.es.

De los seis integrantes, algunos son docentes, otros temporeros y el resto: trabajadores precarios. “Malvivimos de la música”, destaca Karim, el único que a día de hoy que se dedica en exclusividad a componer y cantar. No obstante, todos están en una segunda banda de música, además de pertenecer a grupos de Carnaval. Y de esto habla Cadipsonians en sus letras: de la situación laboral que sufren, de la realidad que se vive en el Sur… “No veo que nuestras letras sean una barbaridad, pero sí las veo chocantes para cierto público”, incide la voz del grupo.

Cadipsonians saludando al público tras una actuación en Cádiz. FOTO: CADIPSONIANS.

“Los trajes guapos, los casos oscuros, los sobres gordos de mango’s time. Los ERE que ERE, la coca buena, los cursos chungos, mango’s time. Aquí es que manga tol mundo, así que también yo mango. Pero lo que yo voy a mangar es algo de bajo rango”, canta Cadipsonians en su canción Mango’s TimeEn sus temas cargan contra los corruptos, el sistema neoliberal, el machismo, fachas o incluso contra las multinacionales… “Cuando no tengas para comer, entra en el Carrefour y coge lo que quieras, ¿vale? Paga el Carrefour”, dicen antes de tocar La oferta de l’ambre, a lo Sánchez Gordillo.

“La oferta de l’ambre está dedicado a los supermercados, a que cuando no tengas para comer, estos están llenos de comida. Vas, abres un paquete de jamón York y te lo comes dentro del supermercado. Te podrán decir misa, denunciarte…, pero tú el bocata te lo has comido. ¿Qué te van a meter en la cárcel por comerte un bocadillo?”, se pregunta Karim. “Decimos todo lo que pensamos en las letras y en algunos directos decimos más cosas todavía. Sin embargo no nos sorprendemos tanto cuando escuchamos letras ultra machistas que están sonando todo el día“, continúa.

Como en el Carnaval, esta banda gaditana —con varios integrantes de Rota—, retratan una realidad dura y triste. Eso sí, con música heredada del Caribe a golpe de ukelele, banjo y congas. Pero… ¿ha habido alguna agrupación en el COAC que le haya hecho un guiño al calypso? “En el concurso como tal no, lo más cercano al calypso que he escuchado son Los Guatifó, veteranos del Carnaval de la calle. Eso es lo más calypso que he visto yo en el Carnaval de Cádiz. De hecho, tenemos un tema en el que le hacemos un homenaje a esta agrupación: Alegrê diborçiaô y diborçiâh”, responde Karim.

“Como siga en el paro, batiré el récord de antigüedad. Sería un orgullo, pero con ese guinness no te dan . Y como hay que comer y si es posible sin avecrem. Ya mismito a un plan de algo me voy a tené que acogé. Así que echa aquí, por favor, más currículum no tiro yo. Yo sé ya que nunca me van a llamar. Y si por casualidad un día me cogen voy a triunfar. Un par de meses de prueba sin cobrar y te dan la patá“, entonan en Deçempleo’s Aççiden. Y es que con su música quieren hacer especial hincapié sobre la situación laboral en España, un “panorama tenebroso” de precariedad. “Nos ha tocado una época de empleo de mierda con dos reformas laborales”.

Muchas gracias, a nosotros no, al sistema neoliberalista“, saludan al público en uno de sus directos. Cadipsonians se caracteriza sobre todo por ser un grupo “en contra del fascismo y todo lo que conlleva. Somos un grupo —aunque sea triste que tengamos que decirlo—, de música antifascista”, explica el compositor de los temas. “El del Sur no llega a fin de mes… Los que debemos somos el Sur. El Norte da trabajo a los del Sur. El Sur siempre le pide a los del Norte. Los que pagamos somos el Sur”, cantan en ¿Norte o Çûh?, donde quieren dejar claro que “es una crítica entorno a lo que es el capitalismo y las clases sociales, más que a lo estrictamente geográfico. Hasta en tu propia ciudad está reflejado ese Norte y Sur”.

Con las letras que cantamos no estamos incitando a la violación, ni que nadie es mío… Y a mí me parece que eso es mucho más negativo que lo que decimos en nuestras canciones

Pero en esta banda gaditana de música caribeña no solo hay sitio para la denuncia, sino que también encaja la idiosincrasia andaluza. Hablan del gazpacho, de las papas con choco, de los angangas… “Con las letras que cantamos no estamos incitando a la violación, ni que nadie es mío… Y a mí me parece que eso es mucho más negativo que lo que decimos en nuestras canciones. Aquí vivimos en lo latifundismos y vivimos de esa manera, porque en el Norte es más normal que los grupos se expresen y que no sean mensajes encorsetaos, como están hoy en día” comparte Karim. “No pretendemos grandes cosas musicalmente, sino hacerlo lo más dignamente posible”, termina.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *