La Guardia Civil entrega 30 atunes rojos 'ilegales' al Banco de Alimentos

Los atunes incautados por la Guardia Civil.
Los atunes incautados por la Guardia Civil.

La Guardia Civil de Cádiz, ha intervenido 30 atunes rojos pescados de forma ilícita, trasportados careciendo de cualquier tipo de documentación y etiquetado que acreditara su legal procedencia. Tras ser declarados aptos para el consumo humano por las autoridades sanitarias, han sido entregados bajo recibo al Banco de Alimentos de Cádiz. Los denunciados fueron sorprendidos cuando transportaban los ejemplares por carretera hacia el lugar donde iban a ser comercializados. En una segunda intervención del mismo dispositivo se interceptó un vehículo en el que se trasportaban 5300 cajetillas de tabaco de contrabando carentes de precintas fiscales, los cuales fueron incautados y las personas que los trasportaban denunciados.

Los hechos ocurrieron el pasado día dos de abril en el trascurso de un dispositivo especial de control de personas y vehículos por carretera, donde se integraban los miembros de la Unidad de Seguridad Ciudadana, USECIC, SEPRONA, Grupo Cinológico y Destacamento de Tráfico.

Al proceder a la identificación de los ocupantes de una furgoneta de la marca IVECO, los guardias civiles notaron un gran nerviosismo por parte de los dos varones que se encontraban en el interior de la misma. Tras el registro del habitáculo de carga, se constató el motivo de sus nervios, ya que en el interior se trasportaban 30 especímenes de atún rojo (Thunnus thynnus).

Dichos ejemplares de atún carecían de documentación que acreditase su legal procedencia, por lo que los agentes actuantes procedieron a su intervención. Por los indicios que presentaban los especímenes, parecían haber estado fondeados y sacados de la mar para evitar ser declarados en el desembarque, dado que esta especie tiene establecida por las Autoridades competentes mediadas especiales de conservación y explotación, estableciéndose una cuota de pesca para los barcos que realizan esta actividad de forma profesional, estando prohibida su captura por parte de las embarcaciones recreativas.

Las 30 piezas de atún arrojaron un peso total de 1.128 kilogramos, recibieron el visto bueno de aptitud  para el consumo humano, por parte del Colegio  de Veterinarios de Cádiz, y fueron entregadas bajo recibo al Banco de Alimentos de Cádiz para su distribución a centros benéficos. Los guardias civiles formularon las correspondientes denuncias ante el Ministerio  de Agricultura, Pesca y Alimentación, por infracciones graves  a la ley 3/2001, que regula  la pesca  marítima, interviniendo también la furgoneta en la que se trasportaban los atunes incautados.

Pero la actividad de los guardias civiles del dispositivo no quedó ahí, ya que poco tiempo después se interceptaba al conductor de un turismo de la marca Opel modelo Vectra, el cual al percatarse del dispositivo policial, intentó sin éxito eludir la acción de los agentes, procediéndose a su identificación y registro del turismo, comprobando que en el interior del mismo se trasportaban un total de 5.300 cajetillas de tabaco de contrabando sin las correspondientes precintas fiscales, cuyo valor ascendía a los 14.150 euros, por lo que se procedió a su decomiso y a formular las correspondientes denuncias a la persona que lo trasportaba, quedando el tabaco incautado a disposición de la Delegación Provincial de Aduanas e Impuestos Especiales.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído