La pandemia, protagonista absoluta del año cofrade

Pese a ser la segunda Semana Santa sin pasos, sí hubo noticias más alentadoras como la llegada de monseñor Rico Pavés, la elección de nuevo Consejo, el anuncio de la coronación de La Estrella y los primeros pasos y procesiones normalizadas en las calles

Un ejemplo de cómo fue la distópica Semana Santa de 2021, el paso de la Sentencia, expuesto hacia la calle en la capilla.
Un ejemplo de cómo fue la distópica Semana Santa de 2021, el paso de la Sentencia, expuesto hacia la calle en la capilla. ESTEBAN

La historia de 2021 bien podría resumirse con una sola palabra: COVID. La incidencia del virus, ahora disparatada otra vez, ha marcado el devenir de la actividad cofrade en todos sus frentes, desde la actividad interna hasta en las manifestaciones públicas. Año horribilis sin duda. En contraposición, el respeto de las hermandades a la normativa ha sido ejemplar así como la aceptación de una realidad que les ha llevado a incrementar sustancialmente la acción social pese a que los ingresos han mermado de forma alarmante. Dos años sin el reparto de la recaudación de palcos y sillas hace mucho daño en las tesorerías. Pese a todo se han producido avances patrimoniales y se ha podido mantener la actividad normal  en funcionamiento.

Voluntarios de 'Costaleros por nuestros mayores', durante el confinamiento, en la bodega de Juan Cala en plaza Silos.
Voluntarios de 'Costaleros por nuestros mayores', durante el confinamiento de 2020, en la bodega de Juan Cala en plaza Silos.

El año comenzaba con muchas incertidumbres sobre si habría Semana Santa. Las dudas estaban casi despejadas ya que la pandemia estaba en una fase dura y sin vacunas. Atrás quedó una Navidad sin cabalgata. Un serio aviso a navegantes. Así las cosas se vio venir otra Semana Santa, la segunda, absolutamente distópica. No cabía más que resignarse a lo que había y buscar alternativas; qué inventarse para salvar los días pasionales sin pasos en las calles. Había que averiguar las opciones y Jerez, al hilo de lo que estaba sucediendo en otras ciudades, se lanzó a montar una exposición.

Pasos de palio situados en la exposición en el refectorio de Los Claustros.
Pasos de palio situados en la exposición en el refectorio de Los Claustros. 
 
 

Y así fue. En los Claustros de Santo Domingo la Union de Hermandades instaló una amplia muestra con imaginería secundaria, pasos de palio, bordados, tallas de pasos, túnicas, insignias y un sinfín de enseres de más o menos valor artístico e incluso histórico. En una visión global, la exposición fue magna. No había precedentes de una iniciativa similar que llegara a la dimensión de lo que acogió Los Claustros. Buena muestra de ello fue la magnífica acogida que tuvo pese a las normas para acceder al recinto, que provocó largas colas. La exposición y su éxito volvió a despertar una vieja demanda: el museo de la Semana Santa.

Los exteriores de San Telmo, con las últimas colas de la Semana Santa de 2021.
Los exteriores de San Telmo, con colas en la Semana Santa de este 2021. ESTEBAN

Por su parte las hermandades, en los días de la Pasión, se esmeraron en instalar actos de veneración, algunos demasiado sobrados de imaginación hasta el punto de llegar a una pseudo teatralización tal vez excesiva. Hubo pasos montados como para salir que pusieron la miel en los labios de los que no se sometían a una realidad tozuda, mientras que la mayoría optó por montajes medidos y armoniosos. Hubo un poco de todo.

Acto de presentación, en Sala Compañía, del boceto de la corona y escudo conmemorativo de la coronación canónica de La Estrella.
Acto de presentación, en Sala Compañía, del boceto de la corona y escudo conmemorativo de la coronación canónica de La Estrella.

La vacunación empezó a todo ritmo y en julio se permitió la salida de la Virgen del Carmen con ruedas y con todas las medidas de seguridad al alcance en esos momentos. Se empezó a ver la luz. Y otra alegría se conoció casi diez días después. El 25 de julio el obispo daba a conocer el decreto de coronación canónica de La Estrella, en un momento en el que monseñor Mazuelos esperaba su relevo en el sillón episcopal. Todo parecía urgencias y esto sonó a dar salida a la asignatura que tenía pendiente con el Instituto de la Salle y la propia cofradía. También La Soledad ha presentado y entregado al obispo el expediente de coronación para la imagen titular de la hermandad.

Los 22 tomos que recogen toda la documentación para coronar a La Soledad junto al recuerdo entregado a Rico Pavés.
Los 22 tomos que recogen toda la documentación para coronar a La Soledad junto al recuerdo entregado a Rico Pavés.

Un mes antes fue sustituido, como presidente de la Union de Hermandades, Dionisio Díaz después de cinco años de mandato. El elegido, por siete votos de diferencia frente al también candidato Antonio Yesa, fue José Manuel García Cordero que obtuvo 26 votos. Curiosamente ambos son cofrades del Cristo. El tercero en liza fue José Luis Sánchez con la decepción y, por qué no decirlo, sorpresa de no recibir ni un solo voto.

Primera reunión del nuevo consejo de la Unión de Hermandades con el obispo José Rico.
Primera reunión del nuevo consejo de la Unión de Hermandades con el obispo José Rico.

El 31 de julio es otra de la fechas sobresalientes del año. Ese día tomó posesión el nuevo obispo diocesano José Rico Pavés en una multitudinaria ceremonia celebrada en la Catedral a la que asistieron 21 prelados de toda España y hasta dos cardenales, con la presencia del Nuncio Bernardito Auza. Desde ese momento se empezó a escribir un nuevo ciclo en la diócesis. Rico Pavés, cuarto obispo de Asidonia-Jerez, dejó claro en su homilía su adhesión y apoyo al mundo cofrade. No cabe duda alguna que la llegada del prelado de origen granadino ha sido una bendición tanto por su talante conciliador, cercano y hombre que prioriza el consenso frente al conflicto; destacar también su extraordinaria formación. Además, llega a Jerez con el ‘rodaje’ hecho al haber estado ejerciendo como obispo desde hacía una década.

El obispo, tras la toma de posesión, saliendo de la Catedral.
El obispo, tras la toma de posesión, saliendo de la Catedral. 

Con la pandemia más sujeta, el prelado suprimió el decreto sobre el culto externo para dar rienda suelta a las inquietudes cofrades, resolución siempre sometida a la situación del momento y a la normativa sanitaria. Fue una muestra clara y diáfana de que cree en las hermandades y su presencia en las calles. Evidentemente habría que estar ciego para no ver los beneficios evangelizadores y la capacidad de movilización de los cofrades cuando se echan a la calle.

El paso con la Virgen del Consuelo en su salida extraordinaria del dos de octubre.
El paso con la Virgen del Consuelo en su salida extraordinaria del dos de octubre.

En septiembre salió la Virgen de la Merced, también con ruedas; llegó a gustar a no pocos esa estampa que rememoró años pretéritos. Las cosas empezaban a pintar de otra forma gracias a la vacunación y a la bajada de la incidencia del virus. Se llegó a un otoño singular con salidas procesionales extraordinarias, rosarios de la aurora y otros vespertinos tan excepcionales como el del Amparo y Amargura; la agenda cofrade se empezó a normalizar. Así se sucedieron múltiples convocatorias como la del Consuelo, en su paso, con banda y por fin con costaleros bajo las andas, el dos de octubre para el acto de la primera piedra de su nuevo templo en Chapín; las habituales procesiones de la Virgen del Rosario por su fiesta litúrgica, excepto la de Montañeses; salió la Virgen de los Dolores que se proyectó para ir a La Atalaya pero que no pudo ser a causa de la lluvia; el Señor de las Tres Caídas fue a San Juan Grande en noviembre.

Las Tres Caídas llegando a la basílica de la Merced en su salida extraordinaria.
Las Tres Caídas llegando a la basílica de la Merced en su salida extraordinaria.

Llegando diciembre se han vivido dos eventos extraordinarios, junto a las clásicas citas del mes de la Inmaculada como con la Concepción Coronada. Salió la Virgen de Loreto por el Año Jubilar Lauretano. El día 8 fue a la Merced donde se celebraron cultos para regresar el día 11. El mismo día de la Purísima, la Esperanza de la Yedra, en su palio, fue a la Catedral para estar en la misa estacional de la solemnidad. Permaneció en la seo jerezana hasta el 18, fiesta de la Esperanza. Ese día regresó a la Plazuela. En ambos traslados estuvo acompañada la procesión por una multitud junto con un gran ambiente cofrade que hizo que ambas jornadas pasen a la historia de esta hermandad y del mundo cofrade local. Además se sumó la Virgen de la O que, tras ir a la antigua Compañía de María, regresó en procesión a Capuchinos con paso, banda y costaleros.

También se cerró el año con la normalización en la Hermandad del Prendimiento que por fin pudo elegir hermano mayor en el cofrade Ramírez Cachinero. Entre tanto, en el Soberano Poder están a la espera de resolver el conflicto sobre la elección de hermano mayor, que tiene en vilo a la cofradía. Otros asuntos quedan pendientes ya que dependen de decisiones episcopales como si habrá una revisión de la normativa diocesana para hermandades que sacó adelante el añorado Juan del Río Martin, tercer obispo de Jerez y arzobispo castrense de España, fallecido este año a causa del COVID. Una normativa que a todas luces presenta lagunas que urgen arreglar para evitar situaciones en las que Bertemati se las ve y se las desea para resolverlas conforme a la ley, especialmente lo relacionado con elecciones, voto por correo, mayorías, etc.

Otro frente es el de la curia diocesana y la delegación de Hermandades, donde por el momento no se prevé un relevo inminente. Lo que sí es un hecho es la elección de nuevo deán. Miguel Ángel Montero Jordi ejercerá el cargo durante cuatro años y ya ha dejado claras sus intenciones en una entrevista concedida a este medio: una Catedral más abierta y oirá a las hermandades en sus sugerencias, como promover los medios necesarios para que las cofradías hagan una estación de penitencia más intensa espiritualmente.

Por su parte la Union de Hermandades ha iniciado el proceso para establecer horarios e itinerarios para 2022, que incluye la entrada de nuevas cofradías. Tres en concreto: Salvacion, Bondad y Misericordia, y La Misión. Así las cosas, el día con más hermandades será el Martes Santo con ocho. El Huerto, Vera Cruz y Piedad son las cofradías que han solicitado cambios. En definitiva la próxima Semana Santa será la que históricamente ponga más cofradías en la Carrera Oficial. Al hilo de esto, en una entrevista concedida a La Voz, el obispo Rico Pavés reflexionó sobre ls idoneidad de recobrar el Sábado Santo con procesiones, mostrándose abierto a debatir sobre el tema. Otra cuestión es qué hermandades estarían dispuestas a trasladarse a esa jornada ya que incluso la de La Piedad no está por la labor.

El manto de La Soledad expuesto en la Sala Compañía el día de la presentación de su restauración.
El manto de La Soledad expuesto en la Sala Compañía el día de la presentación de su restauración.

En estrenos patrimoniales, se ha asistido a la presentación del pasado y restauración del manto de La Soledad. Asimismo se presentó el misterio de La Entrega, hermandad que podrá llegar al centro el próximo Sábado de Pasión por su décimo aniversario fundacional. En este apartado, El Perdón da por hecho el estreno de la nueva iconografía de la conversión del buen ladrón. Una pieza única que despertó un interesante debate entre los entendidos fue la saya de las perlas que estrenó Madre de Dios de la Misericordia realizada por Fernando Calderón. Un avance de lo que será el manto de la misma imagen, que ya está en sus manos. Otra novedad será el palio del Consuelo que se verá muy diferente en sus dimensiones y en los bordados que se repartirán por la delantera del palio.

El misterio completo de La Entrega el día de su presentación en Guadalcacín.
El misterio completo de La Entrega el día de su presentación en Guadalcacín.

Esto es a muy grandes trazos lo más sobresaliente de un 2021 que da paso a un nuevo año cargado, ahora mismo, de enormes incertidumbres por la pandemia que se ha disparado esta Navidad. ¿Habrá Semana Santa con pasos en las calles? Es la gran cuestión y debate entre los escépticos y los más temerosos. Entre los más arrojados y los más prudentes. Nadie tiene las respuestas. Solo se confía en que todo se normalice hasta el punto de permitir una semana pasional en la que no haya que sacarse algo de la manga para ‘tapar la pisá’ de no ver cofradías en las calles.

Tal y como preconizan todos los consejos cofrades de Andalucía, se trabaja para una semana mayor normalizada. No hay o no se ha desvelado ningún plan B. Tal vez ya no quepan más inventos o simplemente no se quiere pensar que haya que buscar alternativas. Un tercer año sería desastroso para el mundo cofrade y todo lo que mueve a su alrededor, tanto en lo devocional, laboral, sentimental y lo económico. Solo resta esperar. No hay otra.

Sobre el autor:

Kiko Abuín

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído