Voces y afonías de la semana en lavozdelsur.es

Algunos de los protagonistas de los últimos siete días, para bien o mal, entre las noticias más destacadas lavozdelsur.es

Arriba, Paz Velázquez y Miguel Molina; abajo, Beltrán Pérez y Lola Cazalilla.
Arriba, Paz Velázquez y Miguel Molina; abajo, Beltrán Pérez y Lola Cazalilla.

Beltrán Pérez. Concejal y ex portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla.

Compareció a primeros de semana en el acto de inauguración de la glorieta dedicada al ex alcalde socialista de Sevilla Alfredo Sánchez Monteseirín, y en lo que debería haber sido un gesto de normalidad institucional y democrática, ha acabado convirtiéndose en una agria polémica dentro de su partido. En todo caso, salidas de tono como las del aspirante a convertirse en alcaldable de la capital hispalense, José Luis Sanz, que escribió en Twitter "Un idiota!!" –sin que se sepa aún a quién aludía— y luego lo borró, no hacen perder de vista que en todas partes, más allá de siglas e ideología, hay políticos cabales y ajenos al partidismo más sectario.

Miguel Molina. Alcalde de Barbate.

Podía ser un mandato de cuatro años muy cómodo —su victoria en las últimas municipales fue aplastante—, pero se está empeñando en que las cosas se tuerzan hasta un extremo peligroso. Tras la marejada con el interventor municipal y el amago de salida de su antigua mano derecha, el delegado de Presidencia Javier Rodríguez —con el que por cierto comparece este próximo lunes—, se han convertido en tormenta perfecta con la dimisión del responsable de Medio Ambiente, Enrique Álvarez, y la polémica desatada por un macroproyecto urbanístico cuatro veces mayor que el pueblo lindando con La Breña. El alcalde hablará mañana, pero entretanto, AxSí se ha limitado a aplaudir su gestión y su capacidad de trabajo. Hará falta algo más.

Paz Velázquez. Diputada del PP en Melilla.

La que le ha caído ha sido tan gorda que hasta ha cerrado su cuenta de Twitter. Visto lo visto, mejor que la cuenta se quede callada para siempre. Su última aportación a esta red cada vez más incendiaria y tóxica ha sido burlarse de un sintecho. Como leen. Su tuit ha sido tan repugnante y vil que le han caído chuzos de punta de un lado y de otro de la red social del pajarito. “Llegan los primeros turistas a la ciudad”, escribía adjuntando una foto de un señor durmiendo entre cartones. Un gesto despiadado y de aporafobia que, más que cerrar su cuenta de Twitter, le debería de llevar a ser cesada de inmediato. Dimitir es un nombre ruso.

Lola Cazalilla. Delegada de Cultura del Ayuntamiento de Cádiz.

Con el cierre de la Feria del Libro de Cádiz este domingo puede decirse ya que esta nueva edición, prácticamente normal tras lo peor de la pandemia, ha sido un rotundo éxito. El prestigio de la feria literaria de la capital gaditana crece por año que pasa y el cartel y la programación de este verano han sido de gran calidad. Al margen de los grandes nombres de las letras españolas que han pasado por las diferentes jornadas de la muestra, todo el ciclo de actos paralelos organizados han tenido una gran acogida y son un enorme impulso para mejorar más, si cabe, un encuentro imprescindible con la cultura en la provincia de Cádiz. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído