Alcaldesa_visita_bda_La_Granja___011-1024x721
Alcaldesa_visita_bda_La_Granja___011-1024x721

Pelayo vuelca una parte importante del esfuerzo inversor del Ayuntamiento gracias a la privatización del agua destinando casi dos millones de euros al granero electoral La Granja-Delicias, donde votan más de 50.000 jerezanos. Los proyectos, entre otros, pasan por arreglar dos plazas y un polideportivo de la populosa barriada y adecuar un parque forestal junto a La Marquesa. El PP arrebató en 2011 este enorme feudo de votantes al PSOE, aunque volvió a cederlo en favor de los socialistas en las pasadas europeas.

El Ayuntamiento, al menos hasta la próxima semana, sigue sin Presupuesto en vigor para el presente año para tratar de cuadrar las cuentas con los duros ajustes que exige Hacienda tras flexibilizar las condiciones de los préstamos ICO y con el proceso de absorción de empresas municipales, lo que incrementa la plantilla y, a su vez, supone añadir nuevos ingresos y, sobre todo, nuevos gastos. Eso que pudiera parecer en principio que habría de mantener al gobierno local enfangado a meses vista de una nueva cita con las elecciones municipales, no es óbice para que los anuncios de inversiones se multipliquen en prensa. ¿Cómo es posible? El segundo canon tras la privatización del agua que abonó la empresa Aqualia (grupo FCC) está sirviendo a la alcaldesa, María José García-Pelayo, para, entre otras cosas, llevar a cabo un plan de actuaciones de lo más variopintas. Muchas de ellas, claro está, con más que evidente tinte preelectoral, como así se han encargado de reprochar los grupos de la oposición.

Saltaron las alarmas en la sede del cine Maravillas tras las pasadas elecciones europeas, donde el partido que lidera María José García-Pelayo fue fiel a su tradición en la ciudad y siguió sin vencer en estos comicios. Apenas obtuvo el partido de la gaviota 17.000 papeletas. Fue el PSOE, pese a la travesía en el desierto de la primera mitad de esta legislatura, el que se llevó esta vez el gato al agua. Y fue gracias, en parte, a recuperar graneros tradicionales de votos como el distrito 6 La Granja-Delicias. En las últimas municipales, mayo de 2011, el PP de Pelayo arrasó en este distrito tan simbólico y disputado por tener censados a tantos votantes.

Allí votan más de 50.000 jerezanos y jerezanas, casi uno de cada tres con derecho a sufragio en el municipio. Hace algo más de tres años, los populares acumularon 12.936 papeletas frente a las 4.354 del PSOE, que acabó en el macrodistrito como cuarta fuerza política. En cambio, el pasado 25 de mayo se cambiaron las tornas. Los socialistas obtuvieron 5.754 votos, mientras que el PP se quedó en 3.736. Hay que tener en cuenta que en esta ocasión la participación en el amplísimo distrito 6 fue del 39,47%, mientras que en mayo de 2011 el dato se fijó en el 59,71%.

Pelayo y Saldaña, junto a otros miembros del gobierno local, en una visita reciente a La Granja.

Todo ello ha provocado que el PP haya reaccionado y empiece a desplegar su maquinaria política desde el gobierno municipal para tratar de frenar la sangría electoral. Para ello, del referido plan de inversiones va a destinar más de medio millón de euros de gasto público en La Granja, y otros alrededor de 450.000 euros en la zona aledaña de La Marquesa. En total, prácticamente un millón de euros. Casi 400.000 euros (388.648 euros, exactamente) en arreglar dos plazas de la populosa barriada, Algar y Zahara, y otros 124.000 euros en reparar la cubierta del pabellón polideportivo Kiko Narváez.

Además, destinará 452.000 euros para adecuar un denominado parque forestal junto a la macrourbanización próxima de La Marquesa. Puede parecer muy polémico, e incluso sanamente discutible, que el Ayuntamiento destine 400.000 euros a la rehabilitación de Santiago, pero ¿quién merecería más la inversión, el emblemático templo jerezano, la que es considerada catedral gótica y joya del patrimonio local, o dos plazas de La Granja, cuyo pavimento tiene más de 50 años y ahora será arrasado? Aún hay más, el gobierno del PP destinará otros 400.000 euros a una instalación deportiva en El Retiro-Princi Jerez y otros 600.000 euros a urbanizar otra zona verde junto a La Asunción.

Según la alcaldesa, María José García-Pelayo, su plan de inversiones tiene como "principal prioridad" dar solución a "problemas históricos de la ciudad y acometer proyectos que nos demandan los ciudadanos". "Mejorar la calidad de vida, mejorar la dotación de infraestructuras públicas y de servicios ciudadanos y rentabilizar el patrimonio cultural de la ciudad son algunos de los objetivos de un plan que contribuye también a la generación de la riqueza, dinamizando un sector tan castigado por la crisis como la construcción", ha señalado la alcaldesa. ¿No les suena todo ese discurso a los fallidos y despilfarradores Planes E de Zapatero?

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído