La Junta no renuncia a aprobar los Presupuestos de 2022

El Gobierno andaluz pide a Vox que mantenga su apoyo aunque abre la puerta a prorrogar los Presupuestos actuales para finalizar la legislatura

Bendodo, Ruiz e Imbroda, este martes, antes de la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno de la Junta.
Bendodo, Ruiz e Imbroda, este martes, antes de la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno de la Junta.

“Si quieren apoyo, que de ahora en adelante cuenten con el PSOE para sacar sus presupuestos”, decía el domingo Santiago Abascal con el Palacio de San Telmo a sus espaldas. La sede del Gobierno andaluz era testigo de la ruptura explícita que anunciaba el que hasta el momento era el sostén parlamentario del Gobierno de coalición. Los treces menores acogidos por la Junta, la coartada. La razón de fondo, forzar un adelanto electoral que les permita tener mayor influencia por el retroceso de Ciudadanos.

Anteriormente, la formación de extrema derecha ya lo había anunciado por redes sociales con una coletilla determinante para lo que queda de año: no apoyarán medidas del Gobierno “que no tenga nuestra firma”. La segunda reforma fiscal salvada y 2021, completado. Por los pelos.

Pese a ello, el Gobierno andaluz no se resigna a seguir intentándolo y finalizar la legislatura. La intención del Ejecutivo es hacerlo aprobando la cuarta Ley de Presupuestos de la legislatura, aunque el Portavoz, Elías Bendodo, ha abierto la puerta a prorrogar los de 2021 para culminar los cuatro años de coalición.

Vox presiona, como viene haciéndolo desde la moción de censura en la Región de Murcia. El portavoz, Manuel Gavira, ha repetido en varias ocasiones que no se fían de que Ciudadanos en Andalucía pueda actuar de la misma manera. La formación naranja mantiene sus reticencias de ser asociados a Vox pese al papel fundamental que mantiene en la legislatura. El último ejemplo ha sido, precisamente, con la nueva bajada de impuestos. El grupo parlamentario del PP tuvo que registrar dos proposiciones de ley, una con su socio de Gobierno y otra con Vox, por la negativa del partido que dirige Juan Marín de volver a aparecer en la misma foto.

A pesar de todo, la Junta se muestra fuerte, al menos de puertas para fuera “cuanto más zarandeen a este gobierno, más se robustece”, ha afirmado Bendodo. Sin embargo, sin el apoyo de Vox, no dan los números. La primera prueba será en la Junta de Portavoces para acordar que la reforma de la Ley de Salud de Andalucía que permita confinamientos perimetrales y otra serie de medidas para controlar la pandemia se tramite por lectura única —lo que permitiría acortar notablemente los plazos parlamentarios—. Para ello es necesaria la unanimidad, algo para lo que PSOE y Adelante Andalucía no han puesto impedimentos, cosa que sí ha hecho Vox, tanto por la ruptura derivada de la crisis en Ceuta como por su negativa para mantener restricciones.

Otra opción que permitiría acabar la legislatura sería el acercamiento con la oposición que propuso el propio Abascal. Bendodo ha presumido de haber contado ya con los partidos de la oposición para la redacción de los anteriores presupuestos aceptando algunas enmiendas (dos del PSOE y cinco de Adelante) y no cierra la puerta a que se sumen a los de 2022. Aun así, ha quedado claro que esa no es la prioridad del Gobierno. "La vocación es seguir con las tres fuerzas del cambio", ha sentenciado el Consejero de Presidencia.

En los dos años y medio que lleva la legislatura, Adelante Andalucía ha presentado seis proposiciones de ley en solitario de las cuales sólo se ha aprobado una en la Cámara (Ley de climatización en los colegios). El Partido Socialista ha presentado cuatro en solitario y ninguna ha salido adelante por lo que parece complicado que el rumbo de la legislatura cambie a estas alturas, más aún cuando los socialistas están inmersos en un proceso de primarias para estar preparados de cara a unas elecciones.

Elías Bendodo ha señalado que “llevamos dos años y medio de vaivenes” y de “intentos de desestabilizar”, a la vez que señalaba de antidemocrática la concentración frente al Parlamento tras las elecciones de 2018. También ha recordado a Vox que “no es momento de mirarse a sí mismo” y que se han convertido en un partido útil con su apoyo al Gobierno. De momento, la legislatura continúa, aunque lo hace con menos fuerza de la que tenía hace siete días. Sobre todo si esta vez, la advertencia de Abascal no es como las anteriores.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído