La izquierda se desangra: Por Andalucía y Adelante han perdido 135.000 votos desde 2018

La candidata de la coalición de IU y Podemos, Inma Nieto, acusa a Teresa Rodríguez del "destrozo electoral". La suma de ambas hubiera impedido una mayoría absoluta del PP, si bien se desconoce cuál hubiera sido el comportamiento electoral

Carteles de Inmaculada Nieto (Por Andalucía) y Teresa Rodríguez (Adelante) tras estas elecciones andaluzas del 19J.
Carteles de Inmaculada Nieto (Por Andalucía) y Teresa Rodríguez (Adelante) tras estas elecciones andaluzas del 19J. MANU GARCÍA

Fracaso electoral en la izquierda al PSOE. La coalición de izquierdas que en 2018 agrupó a Podemos, IU y andalucistas consiguió el 16,19% del apoyo y 17 escaños, es decir, 585.949 papeletas. En esta ocasión, más allá de la concurrencia por separado de Por Andalucía -IU, Podemos, Más País, Equo- y Adelante -Anticapitalistas y andalucistas- la suma de ambas fuerzas políticas solo alcanza 449.658 votos, aproximadamente un 23% menos de los apoyos que en los comicios del 2 de diciembre de 2018, cuando sacaron 17 diputados -este 19J Adelante sacó 2 y Por Andalucía 5-.  

Según Inmaculada Nieto, candidata de Por Andalucía, la izquierda ha fracasado fundamentalmente por la falta de "unidad", imprescindible a su juicio para "fortalecer el respaldo institucional". "La fuerza política que no se sumó podrá ver el destrozo social que provoca la desunión", dijo anoche tras conocerse los resultados del 19, señalando a Teresa Rodríguez. "Entre el porcentaje obtenido por nuestra coalición y el de Adelante, nos lleva a un resultado similar al de la extrema derecha que, sin embargo, rentabiliza en escaños sus resultados al duplicar escaños. La reflexión que hemos hecho es acertada", añade.

No opina lo mismo la formación de Teresa Rodríguez, Adelante Andalucía, que ha valorado positivamente los datos al haber conseguido entrar en el Parlamento Andaluz tras su refundación. Los anticapitalistas y andalucistas dicen haber logrado un objetivo doble: un espacio andalucista "del siglo XXI" en las instituciones y parar a la ultraderecha. Esta valoración de Rodríguez en la noche electoral sobre el resultado de Vox y su Macarenazo no ha estado exenta de polémica. "Hemos hecho zarpar un barco y nacer una semilla. Somos la única fuerza con representación parlamentaria cuyos escaños no cotizan en ninguna sede de Madrid y cuyos escaños van a ser la defensa al 100% de los intereses de esta tierra", justifica Adelante sobre su opción política, independiente de Por Andalucía.

¿Frenar la mayoría absoluta del PP?

Es innegable que los partidos políticos minoritarios sufren más por la ley electoral. Según apuntó el politólogo Lluis Orriols, doctor por la Universidad de Oxford y profesor de la Universidad Carlos III de Madrid y analista de Al Rojo Vivo de La Sexta, si Por Andalucía hubiera concurrido con Adelante habría conseguido hasta 6 escaños más, haciéndolo por Jaén, Huelva, y uno más en Cádiz, Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla. Ello habría restado hasta cuatro diputados al PP, que se hubiera quedado con 54, a uno de la absoluta, y dos del PSOE. De esa forma, Moreno Bonilla habría necesitado de Vox para gobernar. Pero, ¿esto es aplicable a la realidad electoral?

Teresa Rodríguez en la noche electoral de este 19J
Teresa Rodríguez en la noche electoral de este 19J

Los procesos electorales son complejos, y tal y como sucedió con las coaliciones en anteriores convocatorias electorales -véase Unidas Podemos en las generales de 2016 y sucesivas-, no siempre la suma de dos fuerzas conlleva un apoyo social mayor. Así lo justifican desde Adelante Andalucía, que creen que haber encontrado un espacio propio de andalucismo de izquierdas que rechaza precisamente las políticas del Gobierno de coalición en el que está Por Andalucía -Podemos e IU con PSOE en Madrid-, es un dique de contención contra la pérdida de votos por aquellos "defraudados" de la izquierda.

Aun así, suena poco convincente por ambas partes, al haber perdido más de 135.000 votos en tres años y medio. Si tenemos en cuenta los resultados de las últimas elecciones generales, Unidas Podemos consiguió el 13,26% de los apoyos, 559.628 votos. Más de 25.000 votos menos que un año antes en las andaluzas, pero 110.000 más que en los comicios de este domingo. Una prueba evidente del descalabro de la izquierda alternativa que se suma al fracaso socialista, achicando el espacio electoral de las izquierdas. 

Sea como fuere, la ley electoral ha perjudicado notablemente a Adelante Andalucía. Los de Teresa Rodríguez han necesitado 50.502 votos para un escaño, por los 33.389 de Por Andalucía, los 20.700 de Vox, los 16.490 de PSOE y los 16.449 del PP. Adelante solo ha conseguido representación en Sevilla y en Cádiz, provincia donde ha quedado por encima de su principal competidor electoral, Por Andalucía, a quien ha sacado 3.000 votos de diferencia. 

Sobre el autor:

Sebastián Chilla.

Sebastián Chilla

Jerez, 1992. Graduado en Historia por la Universidad de Sevilla. Máster de Profesorado en la Universidad de Granada. Periodista. Cuento historias y junto letras en lavozdelsur.es desde 2015. 

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído