Bendodo defiende la buena salud del pacto PP y Cs en la Junta, pese al terremoto político de Granada

El portavoz del Gobierno andaluz elude pronunciarse sobre la imputación de Cospedal o el avance de la sentencia de la 'Caja B' del PP

Luis Salvador y Juan Manuel Moreno Bonilla, en abril pasado, en una visita institucional a laboratorios Rovi. JUNTA
Luis Salvador y Juan Manuel Moreno Bonilla, en abril pasado, en una visita institucional a laboratorios Rovi. JUNTA

A la cuarta pregunta, Elías Bendodo, portavoz de la Junta y presidente del Partido Popular de Málaga, espetó a la vez que bebía agua “vamos con los temas de vacunación…”. No mucho después acabaría una de las ruedas de prensa más cortas de los últimos meses. Pero el tema este martes estaba en Granada y la búsqueda de respuestas en San Telmo, mismo lugar que vio hace menos de tres meses la presentación de un “pacto de estabilidad”.

El pacto en su segundo punto anunciaba el “respeto a la autonomía de los dos partidos que integran el Gobierno andaluz, con el compromiso de que no se produzca ningún trasvase entre cargos de las formaciones políticas con representación parlamentaria”. Algo que, aunque no ha ocurrido como tal, sí lo ha hecho de facto con la ruptura del Gobierno del Ayuntamiento de Granada tras la marcha de seis ediles del PP y otros dos de Ciudadanos, dejando al actual alcalde, Luis Salvador, con el apoyo de sólo un concejal en un movimiento orquestado desde la dirección nacional del Partido Popular.

El portavoz de la Junta despachó en apenas un minuto las dos primeras cuestiones sobre el asunto, “eso es un tema de partido y no de Gobierno, me remito al PP de Granada”. Pocas horas antes, Luis Salvador había usado vídeos de Bendodo y Moreno Bonilla para justificar su permanencia en la Alcaldía durante toda la legislatura. El primero afirmaba el 20 de abril en la misma sala del palacio de San Telmo que la estabilidad que pregonaba el Gobierno debía ser trasladada a municipios y diputaciones. El presidente, por su parte, dos días mas tarde, no vislumbraba ningún tipo de cambio: "No hay ni números para esos cambios", decía para zanjar el tema, rechazando de esta forma la fórmula de 2+2 años que ha venido reclamando en los últimos meses el Partido Popular granadino.

Se reía Bendodo a partir de la tercera pregunta para aliviar tensiones y acudía a un clásico de las últimas ruedas de prensas: "Este Gobierno del PP y Ciudadanos con el apoyo externo de Vox se lleva intentando desestabilizar de antes de que echara a rodar”. Acto seguido, insistía en que el pacto entre las formaciones goza "de buena salud", recordando el documento firmado para evitar trasvase de cargos públicos de un partido a otro, aunque ha puntualizado que se trata “fundamentalmente del grupo parlamentario”.

Este hecho supone para la parte popular de la Junta de Andalucía que no tenga nada que ver con un acuerdo puntual en una provincia como ha ocurrido en Granada pese a que, hace una semana, Inés Arrimadas en su visita al Parlamento de Andalucía asegurase los cuatro años de su compañero de partido en la Alcaldía, un vídeo que también ha utilizado Luis Salvador.

Por su parte, Juan Marín aún no se ha pronunciado al respecto, pero ha iniciado una gira por las ocho provincias andaluzas “para reencontrarnos con los afiliados de Ciudadanos Andalucía”. De momento, hoy hay uno menos que ayer tras la baja en el partido de Manuel Olivares, uno de los dos concejales de la formación naranja que ha retirado su apoyo a Luis Salvador. Esta ruta junto a lo ocurrido durante la mañana del martes y los movimientos que se están produciendo en el resto de partidos hacen muy complicado no imaginar una cita electoral en un futuro no muy lejano, a pesar de que desde la Junta se haya vuelto a insistir en la vocación de la coalición de completar la legislatura.

Silencio sobre Cospedal

Si silencio ha habido sobre lo ocurrido en Granada al tratarse de un tema de partido y no de Gobierno, lo mismo ha sucedido sobre la situación de María Dolores de Cospedal —y el adelanto de la sentencia de la Caja B del PP— tras su imputación en el caso ‘Kitchen’. Bendodo ha rechazado valorar no sólo la imputación, sino también la decisión de su partido de no abrir un expediente contradiciendo los estatutos de la organización.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído