¿Si nadie ha oído música rocanrol en una Zambomba aunque sea a las tantas, a qué rock and roll se refiere el concejal?

Mucha atención a los organizadores de Zambombas con ocupación parcial o total de la vía pública o bares que programen estos espectáculos sin tener licencia musical (el resto de organizadores de zambombas pueden prescindir de estas líneas si tienen deberes ineludibles). Están advertidos. Mucho cuidado con el rock and roll. Ya lo ha dicho el concejal de Cultura y/o de Urbanismo, Paco Camas, mucho cuidado con que una Zambomba empiece con la botellita de anís y acabe después de las doce de la noche con una Fender Stratocaster enchufada.

No sé a qué tipo de Zambombas ha ido en su vida el señor Camas. Tampoco sé qué entiende por rocanrol (término aceptado así por la RAE desde hace años), lo que es seguro es que sea lo que sea lo que ha oído el concejal del gremio a partir de equis hora en el trasnoche de una Zambomba no tiene nada que ver con la música de Elvis, los Who, los Clash, Nirvana, U2, Arctic Monkeys o Django Django (por poner como ejemplos músicos de los 50’s hasta hoy). Ni siquiera con los Txuminos, orgullo del punk local y grupo de amplio espectro. No sabemos qué música confunde el señor Camas con el rock and roll. Probablemente se refiera al reggaeton o a otros ritmos latinos con los que el rock and roll poco o nada tiene que ver. Cabe proponer desde aquí al señor Camas como sustitutivo el término ‘chunda-chunda’, muy utilizado por mi madre y otras personas octogenarias cuando algún tipo de música ruidosa no es completamente de su agrado y, aquí sí, puede ir desde el hard rock de Led Zeppelin a, digamos, Pitbull. ‘Chunda-chunda’ desde ahora, señor Camas, que puede parecer abstracto, pero que es mucho más concreto que usar rock’n’roll para equis música, totalmente inédita en las Zambombas más bizarras o incluso ‘zambombás’ de las que haya tenido noticia este cronista…

… A no ser que el señor Camas se refiera al significado de rock and roll cuando era una expresión del ‘slang’ de los estadounidenses negros de los años 30 y 40 del siglo XX, es decir, antes de que alguien, al parecer un locutor de radio, decidiera llamar así a la nueva música que derivaba del blues y del country básicamente. Por entonces rock and roll quería decir agitarse, en relación a bailar, pero también hacía referencia a otras cosas que a veces vienen después de bailar… Concretando: rock’n’roll valía tanto para menearse como para darse un meneo. El señor Camas no quiere que las Zambombas terminen en rock and roll… ¿Si nadie ha oído música rocanrol en una Zambomba aunque sea a las tantas, a qué rock and roll se refiere el concejal?

CODA: Valga esta pequeña reseña al pie para recoger la existencia de un Ayuntamiento, el de Jerez, que saca un bando municipal y a los pocos días invita a sus ciudadanos —a sus ciudadanos organizadores de Zambombas que no programen rock and roll— a que no lo cumplan.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído