Voces y afonías de la semana en lavozdelsur.es

Algunos de los protagonistas de los últimos siete días, para bien o mal, entre las noticias más destacadas lavozdelsur.es

Iglesias, Imbroda, Aurora Ruiz y Rodríguez.
Iglesias, Imbroda, Aurora Ruiz y Rodríguez.

Pablo Iglesias. Vicepresidente del Gobierno

Al líder de Podemos se le presupone una cultura política e histórica por eso de haber sido profesor de Universidad. Por eso, comparar la situación de los exiliados del franquismo con la Carles Puigdemont, ex presidente catalán, no puede ser un simple traspiés. Su partido, al día siguiente, salió a matizar. Pero no lo hizo en la entrevista que dio a Salvados en LaSexta el pasado domingo. Basta solo ver que no tuvo que salir Puigdemont de España porque le fuesen a matar, ni fue su última opción, ni ha ido a un país a ser el último de la fila sino a vivir más que dignamente. El electoralismo de Iglesias puede pasar por ser eso, electoralismo de cara a las próximas elecciones catalanas, pero no vale que entre quienes más dice defender la memoria histórica se compare una situación con la otra. Flaco favor le hace a los esfuerzos memorialistas dejar ni siquiera entrever que lo sufrido en la Guerra Civil tiene ni siquiera un pequeño eco en lo que ha pasado en Cataluña, se defienda o no la respuesta judicial posterior al referéndum.

Javier Imbroda. Consejero de Educación de Andalucía

La educación andaluza no pasa por reforzar la segunda lengua extranjera. Así lo ha dejado la Consejería, que reduce en el tercer ciclo de primaria el francés a una hora testimonial en el último trimestre del curso. En paralelo, se dan más horas de educación física y religión. Toda una declaración del consejero y entrenador de baloncesto de Ciudadanos. En un mundo cada vez más interconectado, donde cada vez se intenta dar más peso a nivel europeo a esa segunda lengua, que facilite tender puentes entre países, resulta lamentable este paso atrás en Andalucía. Hay toda una generación que ha estudiado francés en las escuelas y ha tenido la oportunidad, o bien de mejorar el idioma posteriormente, o de al menos saber entender y defenderse. A menos horas, menos andaluces hablarán francés. ¿Qué modelo educativo es ese? Uno pensaría que es impropio de un partido que pretende ser referente europeísta. Pero no sorprende ni de Imbroda ni, en general, de esta Junta de Andalucía. 

Aurora Ruiz. Ganadora de Masterchef

La trebujenera ha dado una buena noticia en su localidad al conocerse que se ha llevado el primer puesto en el reality de TVE. Pero no es por su logro por lo que es de admirar. Resulta que tanto Aurora como su hermano llevan años ofreciéndose para causas como la lucha contra el cáncer. Ha donado parte de su premio a la AECC. Y resulta una referencia en estos mismos días en los que un conocido youtuber, al que siguen millones de jóvenes y adolescentes en nuestro país, se va a Andorra a tributar generando un mensaje muy egoísta. Más falta hacen personas desprendidas y conocedoras de la importancia de arrimar el hombro cuando vienen mal dadas, o cuando es necesaria una respuesta común a un problema concreto que afecta a algunas personas. Por eso es importante Aurora. Porque ella sí sabe lo que es importante. Una niña diez con un mensaje de diez.

Teresa Rodríguez. Parlamentaria ex de Adelante y promotora de Andalucía No Se Rinde

La política gaditana ha sido noticia a la vuelta de su baja por maternidad porque el Parlamento, una vez más, le ha denegado la devolución de las dietas cobradas y no disfrutadas durante su periodo de ausencia. No es la primera vez. Ya ha rechazado en muchas ocasiones ese dinero por desplazamientos que son un sobresueldo, un dinero puesto a disposición de los políticos andaluces para situaciones que luego no se dan, como el tener que alquilar una casa en Sevilla para ejercer en el Parlamento, que algunas veces ya tenían previamente. Rodríguez donará esos 9.000 euros. No es la primera vez. Y obliga una y otra vez al resto de partidos a pronunciarse en base a unos privilegios que no resultan bien justificables. ¿Merecería Rodríguez esos 9.000 euros? No. ¿Los iba a cobrar? Sí. Por ese mensaje de constricción y contra el despilfarro innecesario merece un pequeño reconocimiento. Porque quizás 9.000 euros no suponen mucho para las arcas públicas andaluzas en sí mismas, pero sí simbolizar que a la política, al menos, no hay que ir a forrarse. Esto se da en paralelo a que Rodríguez y los suyos mantuvieron en todo momento la restricción de salarios que Podemos llevaba antes en sus estatutos internos y que modificó cuando llegó al Gobierno, la norma de los tres salarios mínimos. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído