Una persona votando en un colegio electoral. FOTO: MANU GARCÍA.
Una persona votando en un colegio electoral. FOTO: MANU GARCÍA.

La Agencia EFE dejó caer este pasado lunes la posibilidad de que las elecciones generales se adelanten e incluso avanzó una fecha: el domingo 14 de abril, una manera de evitar el superdomingo que supondría convocar las elecciones el 26 de mayo, fecha en que coincidirían con las europeasmunicipales y autonómicas (en distintas comunidades, por ahora no en Andalucía). No es habitual que la Agencia EFE, un ente público y siempre ‘oficial’, se meta en un ‘embolao’ de estas características, ya que es evidente que ahora mismo (a las 19:20 horas de un 11 de febrero) esta posibilidad tiene algo de globo sonda, una especie de órdago a la vista de cómo está la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) tras la (aparente) ruptura de las negociaciones de los socialistas con los independentistas catalanes. Incluso, algunos medios, citando fuentes de Moncloa, han salido al paso de la fecha.

A la espera de ver qué ocurre, si se confirma tanto el sí como el no, es inevitable pensar en el 14 de abril como lo que es: el día de la República (en recuerdo del 14 de abril de 1931, fecha en que se proclama la II República, dos días después de las elecciones municipales –pero en clave plebiscitaria- en que ganaron las fuerzas republicanas). Personalmente no le encuentro ningún problema, seguro que la efeméride –y de paso, la república- tendría también sitio en el debate político.

Pero poco después nos enteramos de que el 14 de abril es también el cumpleaños de Santiago Abascal, el líder de Vox, que sale diciendo que a él la fecha le va estupendamente (aunque haría bien en consultar con la familia y amigos, que las fiestas sorpresa las carga el diablo). El interés de los medios de comunicación por el fenómeno Vox está consiguiendo este tipo de cosas: ahora ya todos sabemos el cumpleaños de tres o cuatro familiares, un par de amigos y el del líder del partido de extrema derecha.

Y ya para remate alguien cae en que el 14 de abril es Domingo de Ramos. A ver: en Andalucía, en Jerez, no se puede votar el Domingo de Ramos, por muchos motivos que se pueden resumir en uno solo: porque no. Va a ser cierto que el Gobierno central, gobierne quien gobierne, nunca piensa en Andalucía. Ni en sus cosas…

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído