La 'mala tarde' de Saldaña abre el camino a la renovación del PP jerezano: ¿Mestre o Muñoz?

El partido en la quinta ciudad más poblada de Andalucía lleva más de siete años sin renovar sus órganos de dirección, pero ahora, con la caída del delfín de Pelayo, se abre una nueva ventana con la mente puesta en las autonómicas de 2022 y las municipales de 2023

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, máster de Urbanismo en el IPE. Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

Mestre, Sanz y Muñoz, en una imagen de archivo. FOTO: JUNTA
Mestre, Sanz y Muñoz, en una imagen de archivo. FOTO: JUNTA

A finales de enero de 2013 la ex alcaldesa de Jerez y diputada en el Congreso María José García-Pelayo era reelegida por aclamación (ni siquiera hubo votación) presidenta del PP jerezano. En el acto estuvo el exministro y uno de los padrinos políticos de Pelayo, Miguel Arias Cañete, y el factótum Javier Arenas, presidente de honor del PP andaluz. Allí estaba Antonio Saldaña, de mano derecha y pitbull de Pelayo dentro y fuera del Ayuntamiento que entonces gobernaba el PP en la quinta ciudad más poblada de Andalucía.

Siete años después, se perdió la Alcaldía (en 2015) y se perdieron las últimas elecciones (con mejor resultado del esperado para la apuesta de Saldaña como alcaldable), pero los populares jerezanos han seguido sin renovar un poder que centrifuga García-Pelayo, que contra viento y marea también se aferró a su credencial de diputada en el Congreso. Yo me quedo con lo orgánico y tú preocúpate de lo institucional en Jerez, parece que pactó la veterana dirigente con su delfín. Saldaña quiso labrar su propio camino –basado en un populismo de derechas próximo a Casado y Vox—, reunió a gran parte de su propio equipo con fichajes de personas independientes —de renunciar a su acta, le sucedería Francisco Zuasti, miembro de la comisión nacional de discapacidad del PP y dueño del portal Todo Disca— y estaba profundamente confiado en que podía llegar a cumplir su sueño de ser alcalde de Jerez en 2023. Ni el cada vez mayor aislamiento en su partido le quitaba el sueño o las ganas, como ha venido demostrando en estos dos meses de estado de alarma.

Sin embargo, el grave episodio de tráfico que ha protagonizado abre paso, siete años después de aquella aclamación, a la necesidad de renovación del partido, algo que demandan muchos históricos militantes de la formación conservadora jerezana. Independientemente de lo orgánico, la salida de Saldaña —cuando se produzca y a saber en qué condiciones, pues el político jerezano, en libertad con cargo, se niega a renunciar— abre una nueva ventana de oportunidad también a otra carrera por disputar la carrera hacia la Alcaldía dentro de tres años. "Un buen espacio de tiempo para lanzar a un candidato al que hay que dar a conocer en la ciudad", aseguran fuentes internas consultadas.

Entre los mejor posicionados están la jerezana Ana Mestre, actual delegada del Gobierno de la Junta en Andalucía y presidenta del PP provincial —que ha mantenido desde la renovación del partido el año pasado un agrio enfrentamiento con Saldaña, al que dejó fuera de la ejecutiva provincial—, y Agustín Muñoz, que fue concejal del PP en el Ayuntamiento y ahora es director de Emergencias de Andalucía (de los pocos en el partido jerezano que ha tocado poder con el Gobierno de Moreno Bonilla). De momento, son meras especulaciones, pero los nombres ya están en todos los mentideros políticos de la ciudad.

Con el crédito de Saldaña agotado, después de que oficialmente el partido ya le haya pedido que renuncie a sus cargos institucionales tras conducir triplicando la tasa de alcoholemia y golpear tres coches, Antonio Sanz y su liderazgo provincial en la sombra vuelven a tener trabajo en Jerez. Ciudadanos ganó las últimas elecciones autonómicas en la ciudad del sherry, y PSOE y PP estuvieron separados por un escaso margen de 4.000 votos. Una buena elección de cabeza de cartel, una renovación de liderazgo en una plaza con tanto peso como Jerez, no solo supondría pensar en recuperar una gran Alcaldía andaluza (mayo de 2023), sino también en amarrar votos para garantizar la continuidad en el poder autonómico (en principio, diciembre de 2022). Consciente de eso, el presidente andaluz Juan Manuel Moreno ha dado el ok a dejar caer a Saldaña. Tampoco había más opciones, en honor a la verdad. Ahora lo que hay que esperar es que Moreno haga bueno lo que prometió Saldaña aquella noche electoral del 2 de diciembre de 2019: "Con Juanma Moreno al frente de la Junta acabará el maltrato a Jerez".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído