So y arre

"La falta de seguimiento, la transparencia y rectificar ante incumplimientos demanda muchos "arres" y algunos estratégicos "sos" en nuestros montes"

Iván Casero

Ingeniero de Montes.

Una fotografía de un alcornoque en un parque urbano. So y arre, opinión de Iván Casero.
Una fotografía de un alcornoque en un parque urbano. So y arre, opinión de Iván Casero.

La RAE recoge como significado de “So”, entre otros, "para hacer que se paren o detengan las caballerías", y para “arre”, "para estimular a las bestias y también para denotar que se desaprueba o rechaza algo".

El aprovechamiento de corcho en el Parque Natural de Alcornocales, se inicia con la gestión forestal de los mismos. Su Plan de Ordenación, engloba todos los trabajos y aprovechamientos que se han de materializar.

La preparación de los ruedos alrededor de los árboles, permite su accesibilidad, descorche y saca de las panas de corcho y bornizo. Si no se hacen, en la mayoría de los casos, se imposibilita el aprovechamiento. Propietario o responsable público, "arre" con esos trabajos, que son un punto crítico.

La venta del corcho en crudo, "so", pues tan sólo cociéndolo, incrementamos significativamente su valor de mercado. Alcornoques resistentes a Phytophthora y siembra de bellotas de alcornoques micorrizadas en trufas, "arre", que nos quedamos sin nuestra selva mediterránea.

¿Cambiamos los grandes carteles de bienvenida por Parque Natural de los Quejigales? "So", sería demostrar nuestra incapacidad de solucionar problemas, como el de la seca de los alcornoques. Control del exceso de poblaciones de jabalí y ciervo, "Arre", que nos dejan sin regenerado natural ni repoblaciones, ante la falta de enemigos naturales.

Suberoteca en cada biblioteca, para divulgar nuestras especies y calidades, entre niños, jóvenes y no tan jóvenes, ávidos de conocer. "arre". La formación de jóvenes en la saca del corcho, incorporándose en cuadrillas de expertos, supervisados y produciéndose en la práctica, la transferencia del conocimiento profesional. "arre, arre".

La falta de seguimiento de la necesaria gestión forestal, informarla con total transparencia y rectificar ante incumplimientos, en definitiva, demanda muchos "arres" y algunos estratégicos "sos" para el bienestar de nuestros montes, y por ende, de todos nosotros.

El Plan Forestal Andaluz, aprobado por unanimidad del Parlamento Andaluz, se encuentra en su ecuador temporal de vigencia. Arriero es la persona que trajina con bestias de carga. "Arrieritos somos y en el camino nos encontraremos".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído