Cestas de varetas de olivos que muchos desconocen.
Cestas de varetas de olivos que muchos desconocen.

Tenemos el futuro por delante, nos quebramos la cabeza en lo que pudimos hacer ayer y no hicimos, hagámoslo pues. "Tu hazlo, los agricultores más jóvenes, cercanos, te seguirán, piensa en todo lo que lograrás, pues tu seguridad la irradias con esa sonrisa sincera y esa mirada de verdad".

El compromiso y los valores fundamentarán el alma del proyecto, donde la Salud, el Medio Ambiente y las Generaciones Futuras serán pilares básicos de cada producto o artículo, y su puesta en valor reflejada en cada acción de toda la empresa.

Una agricultura que, desde su semilla, su cuidado, su trabajo, su polinización, su recolección, su uso sostenible del agua, suelo, luz, aire, su manejo extensivo del ganado, permita ser lo que hay que ser en conciencia, certificada ecológica.

Fuimos pioneros, motivo de orgullo el reconocimiento por consumidores de todo el mundo por el sello CAAE, auditado y otorgado por la mayor certificadora en superficie de Europa en agricultura y ganadería ecológica.

Sólo hace falta poner los productos en manos de la humanidad, a través del ingenio sin igual, de los lazos de amistad, de la fidelidad del boca a boca, del principio de querer para las personas lo que sencillamente quieres para tí.

Por historia, por calidad y por nuestra tierra, sencillamente por estos retos merece la pena sonreír, y por tanto invertir.

Los Fondos Next Generation o Plan Estatal de Recuperación y Resiliencia tienen un presupuesto de 140.000 millones de euros, de los cuales 70.000 millones son vía subvenciones y otros 70.000 millones son vía préstamo. Estamos ante una oportunidad única, necesitamos un amplio debate sobre su asignación, con transparencia y sabiendo establecer las prioridades en su otorgación.

Los jóvenes tienen sin igual capacidad de trabajo, altos conocimientos, con amistades muy polivalentes y con facilidad para trabajar en equipo, sin embargo, carecen en la mayoría de las ocasiones de capital inicial necesario, ese empujón que les permitan lanzarse a la economía soñada, relaciones sociales, educación, salud, alimentación mediterránea, en definitiva, cimentando los pilares de nuestra siguiente sociedad.

Es por ello que hay que tener un tratamiento más especial, con partidas presupuestarias finalistas, dirigidas a las iniciativas empresariales de jóvenes que planteen en base a las políticas palanca establecidas, y en especial los que habitan o quieren establecerse en el mundo rural.

Proyectos con sede social y financiera en nuestros pueblos, para invertir la pirámide demográfica y lograr una verdadera lucha contra el Cambio Climático, retos fundamentales con una gran necesidad insoslayable, creer, de una vez por todas, en nuestra juventud.

“Lo hicimos porque nadie nos dijo que era imposible”

Iván Casero es Ingeniero de Montes

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído